Birlibirloque

21 junio 2015

La muerte es sensata, aunque lo ponga a uno del revés y duela como si un corpulento armario se hubiese derrumbado sobre uno. En medio del cansancio, del batiburrillo de emociones, se cuelan también vaharadas de amor que mecen y acarician con sedosos dedos. Es cuando se contemplan los acontecimientos con gratitud, pues en tan sólo unas pocas horas aquellas pinceladas que parecieron alocadas, cobran sentido hasta convertirse en un bello y apacible paisaje en el caben todos los deseos, aun los más dificultosos.water-lilies-3 Monet Sólo hay que confiar, pues si se tiene la paciencia de no perder la paciencia, el amor que sustenta al mundo se erige en amo y señor de cuanto rodea. Las asperezas se esfuman por arte de birlibirloque y dejan en su lugar un lienzo liso y sereno, una tela llena de cuanto proporciona al hombre el sustento que precisa para abordar cada momento. Tampoco hace falta más, jornada a jornada vamos construyendo nuestra eterna morada, a la que estamos destinados desde siempre. Amar hasta lo que no se entiende proporciona una visión más clara de la vida y, por tanto, de la eternidad cuya existencia se impone de tal modo que cuesta dudar de ella, sobre todo si uno ya ha hundido sus manos en ella y se han empapado de su esencia; el raciocinio, al que soy tan aficionada, todo lo desmenuza y sólo si encuentra un buen puñado de razones con los que secundar la fe, acepta lo que la experiencia avala. Esa eternidad da esperanza porque nada quita, sino que todo lo regala; no hay finales, sino una hermosa continuidad que no es una entelequia sino una realidad tangible e imperecedera.

P.D.: El viernes por la mañana mi padre nos dejó para irse a esa hermosa morada suya. Los que le lloramos sabemos que volveremos a él y que él volverá a nosotros. Algunos, incluso, hemos ya percibido la presencia de su espíritu. Ruego a los que compartís fe una oración por su alma.

Bengala

14 junio 2015

Termina una semana convulsa, como también lo fue la anterior, pero lo hace de una manera suave, con esa delicadeza con la que se engalanan los detalles en las tardes dominicales, con ese ritmo pausado que convierte la vida en una delicia que uno desearía saborear hasta el fin de sus días.CGmi2XqWgAArzra Y en este vivir mío, los dolores que días atrás me desgarraron se me antojan muy lejanos, como si no me hubieran trastornado. Todo se puede transformar en bien; hasta lo más escabroso, de haberlo, se convierte en una plácida siesta en la que se reparan fuerzas, mientras la modorra se arrellana en mente y cuerpo y ningún mal pensamiento afea el horizonte. Los campos han perdido su verdor y esa frescura tan primaveral que insufla alientos; lucen ahora con esa tonalidad pajiza que va difuminando el paisaje, aunque a izquierda y derecha se yerguen aún dicharacheras flores que colecto sin descanso. No deseo sino escribir, sumergirme en nuevas aventuras que tiñan mis días de hermosos matices. La realidad no se arrincona, pero gracias a la creación se asimila mejor y hasta se embellece; lo sombrío, lejos ya de asustar, destella y uno ha de refugiarse tras las gafas de sol a fin de que la belleza de la vida no lo acabe deslumbrando. Qué poco se precisa para apreciar estos regalos que nos caen del Cielo y que pasan desapercibidos, por esa fea costumbre de darlo todo por sentado, por creernos merecedores de cuanto poseemos y anhelamos; ignoramos que todo es prestado y que, en realidad, nos fue dado para el bien común de este mundo en el que habitamos. La vida, como dice W.B. Yeats, es una bengala roja de sueños y no puedo por menos que añadir que, para encenderla, sólo se precisa de fe en uno mismo y de coraje.

Pasión desenfrenada

7 junio 2015

Mi obcecación por las metas imposibles es una de mis muchas especialidades. Es cierto que a veces, a base de tesón, se acaban vislumbrando; otras, en cambio, desencadenan un sinfín de conflictos que, a primera vista, parecen innecesarios. Estas complicaciones en las que mi cabezonería me acorrala son siempre fructíferas e instructivas; desvelan misterios sobre mí misma, sobre ese cerebro que elucubra sin descanso y al que le incomodan tanto la inactividad como el exceso de actividad, al que a ratos me entrego aun a costa de perder la cordura; resuelven también los rompecabezas que componen este existir mío tan raro. CG43wMIXIAAkeiMSaco mucho jugo de mis líos, aunque a veces cometa excesos y me exprima  al máximo hasta extenuarme de tanto trajín, de tanto ir y venir en todas y cada una de las direcciones, de recorrerme agotada parajes emplazados en los cuatro puntos cardinales de mi extravagante mente. Hay que explorar todos los caminos para conocer el que conviene y en este experimentar, se corren riesgos poco razonables, pero se acaba sabiendo de todo, hasta de aquello a lo que nadie en su sano juicio debería asomarse. Así vivimos los amantes de las emociones intensas, del vivir varias vidas a un tiempo; mientras algunos en unos años disfrutan a lo mejor de la juventud, nosotros bebemos cálices más amargos por ese querer abarcarlo todo, por ese ansia de inhalar la vida como si de un suspiro se tratase.

Suave es la noche

30 mayo 2015

La lectura de «Tender is the night» de Scott Fitzgerald me desbarata la mañana, pues la parte final de la novela me atrapa de tal modo que no puedo sino aferrrarme a ella y maravillarme por el modo en que este autor norteamericano ahonda en unos caracteres, en un principio superficiales y anodinos, que transitan por la Riviera francesa de los años 20, en aquel paraíso donde tantos norteamericanos, como él mismo o Hemingway, se instalaron para codearse con lo que se consideraba la alta sociedad del momento. Book-cover-Tender-is-the-NightPese a la elegancia de la prosa y de las descripciones, hay un cierto tedio en la primera parte de la novela, que refleja el hastío de esa vida opulenta y hedonista que este escritor retrata de forma magistral. Tras esa puesta en escena, se va descubriendo la naturaleza de unos personajes a los que, de tanto cuidar las formas y buscar el aplauso, se les ha olvidado vivir y sentir, para bien y para mal, pues los hombres siempre cargamos con contradicciones, con luces y con sombras.  Surgen, de ese modo, fragilidades y miedos, los mismas que a todos nos adornan. En este sentido, Fitzgerald no se arredra a la hora de mostrar la desnudez de los protagonistas, Dick y Nicole Diver, tal vez porque él mismo se hubiera mirado a sí mismo con honestidad y desasimiento para hallar la clave de su alcoholismo y de sus abultadas desdichas; las pinceladas autobiográficas son manifiestas. Hay quien califica, por ello, a esta novela como densa y sombría, aunque a mí me haya resultado muy conmovedora. La infatigable búsqueda del amor del que no se ama a sí mismo, para quien todo siempre será insuficiente, conduce a un trágico destino del que nada ni nadie podrán salvarlo. Siempre fue así y siempre lo será.

Ciencia ficción

26 mayo 2015

Cuando la razón abandona, surgen los miedos y de no atajarlos a tiempo, causan toda suerte de destrozos. Su insistencia me tiene enloquecida y mis medios para vencerlos son tan raquíticos que da lástima mirarlos. Es como contemplar a una hormiga enfrentándose a un elefante; da pena y da risa. nostalgia_dia_de_la_madre_fotos_antiguas_madres_e_hijas 1934Pese a lo irracional, hay un poso de sensatez en esta angustia mía, que es más razonable que cualquiera de las que hasta ahora he experimentado, aunque la racionalidad no la haga, como es lógico, más tolerable. Si logro librarme de ella durante un día o durante unas horas, duermo plácidamente y despierto con infinitos deseos de trabajar, de convertir lo poquito que poseo en algo útil y bello; todo lo hecho con cariño y esmero contribuye a crear un mundo mejor, ninguna tarea es insignificante. Tras unas horas jubilosas, regresan invariables los temores; vienen éstos de la mano de la desconfianza de unos y otros que, sin darse cuenta, proyectan sobre mí sus cuitas, sus miedos y, si me cogen desprevenida, los dejo entrar y pasearse por mi vida. No hay que olvidar que cuanto decimos habla de nosotros, hasta los insultos que vertimos hablan del modo en el que nos consideramos; el subconsciente nos delata sin descanso. Ante la persistencia de esta angustia, he optado por confiar en el auxilio de la Providencia y por vivir lo que corresponde a cada rato, pues lo contrario sería irreal y sólo podría calificarse de ciencia ficción. Nada es nuestro, todo es prestado y de un día para otro puede esfumarse o, por el contrario, acrecentarse; conviene repetirlo y recordarlo.

Convencionalismos

12 mayo 2015

Hay quien dice que los convencionalismos esconden ingentes dosis de hipocresía. No lo pongo duda, pero considero que tras esos acuerdos convenidos por unos y otros a fin de lograr un mundo más comedido y menos inquieto, hay, aparte de falsedad, mucho miedo. EVENING BY THE LAKEDe desafiar los convenios, es señalado uno con el dedo y de perseverar en tan peligroso empeño, será el hereje condenado al destierro: Le lloverán los improperios, llevará en su frente un estigma como el de Caín, aun cuando ningún mal haya hecho, y será un paria entre los suyos; nadie se esforzará en encajar las piezas del puzzle para entenderlo o en no juzgarlo, pese a no entenderlo. Esas convenciones nos evitan el engorro de comportamos del modo en el que sentimos y somos, privándonos así del más preciado de los dones jamás recibido, el de la libertad. Ser libre implica a veces caer en las manos de una muchedumbre deseosa de despedazar al prójimo. Y ese temible gentío exige unos comportamientos que, de ser ignorados, le arrojarán a uno al foso de los leones, adonde el profeta Daniel fue precipitado por envidia, por odio, por no querer ser como los demás sino por perseguir la fidelidad a sí mismo, y a ese Dios que lo había creado; esa zarza que ardía sin consumirse, pues su fuego no era otro que el amor y la compasión. Y como estas virtudes escasean, uno prefiere callar ante las tropelías y guardarse para sí las cuitas, para evitarse condenas y fosos, pues aun de lejos se oyen los rugidos de los felinos hambrientos.

Al Este del Edén

1 mayo 2015

imagesYa hace unos días que terminé la lectura de «Al Este del Edén» y sigo aún bajo sus influjos. Soñaba anteayer con sus personajes; hombres y mujeres que anhelan, gimen y ríen y buscan con mayor o menor acierto su pedazo de cielo. La compasión que siente Steinbeck por el hombre estaba ya presente en «Las uvas de la ira», pero en esta novela, que él consideró su obra maestra, penetra el autor de tal modo en la condición humana que uno, al leerlo, cavila sin querer y aun se entiende a sí mismo y a aquellos que más dañan. Conforme se va desgranando la historia, dan ganas de abrazar a la humanidad entera, de desprenderse para siempre de juicios y de injustas condenas y de vestirse con la piel de los otros. No hay buenos ni malos, aunque a muchos interese esta simplista división para librarse así de la carga de mirarse a sí mismo para verse de veras. Está comprobado que cuando la vida golpea, tendemos más al mal. Es fácil ser bueno cuando se disfruta de una cierta salud, de una cuenta corriente que, sin ser abultada, satisfaga las necesidades esenciales y cuando nos rodea un entorno mullido en el que, pese a las rencillas, quepan también apoyo y consideración. Si todo se pierde, afloran entonces las debilidades y uno, de no ponerle remedio, se convierte en un feo y malvado diablillo que hasta cree hallar consuelo en el mal. Hay esperanza pues hay elección, independientemente de los derroteros; incluso en las circunstancias más terribles puede uno elegir la verdad y cobijarse bajo sus alas. El más preciado de los bienes es el libre albedrío y el hombre, en el ejercicio de su libertad, puede siempre escoger entre el bien y el mal. Siempre.

Estropajo

26 abril 2015

Estas lluvias de abril son una bendición; los campos esplenden y en su verdor conmueven. Entre la grisura se cuelan rayos de sol: flirtean con las hojas de los álamos, que se agitan y brillan con coquetería, y posan también la mirada sobre la cebada, que tapiza infinitos horizontes con suavidad aterciopelada. Frederick Childe Hassam (American Impressionist painter, 1859-1935)The Avenue in the Rain 1917Aquí seguimos con las mismas cargas; unos días muestran una cara más amable y otros parecen rebelarse contra uno, y ya se sabe que la belicosidad no provoca más que destrozos. He optado por ignorar los arrebatos que me rodean, porque si les prestara demasiada atención, acabaría enloqueciendo. He optado también por despojarme de miedos y por vestirme con prendas que hablen de verdad y de esperanza. Con la confianza a cuestas, nada arredra y a todo se enfrenta uno con la parsimonia con la que, por ejemplo, se pasa una bayeta. Es en cierto modo una vida mágica, con hadas y duendes, en la que uno se afana en pocas cosas y reposa mucho a fin de contemplar nubes y estrellas; estos insólitos personajes de cuento a mí ya me resultan familiares de tanto codearme con ellos. Siempre que estreno estropajo, y  ayer lo hice, siento que una nueva vida comienza. Tal vez la cordura me haya abandonado, pero en esta locura mía hay mucha alegría y también mucha paz.

P.D.: Recuerdo mi perfil oficial de Facebook. Algunos se lían y me solicitan la amistad, cuando apenas utilizo mi perfil personal y lo tengo restringido a las personas que conozco.

¡Gracias, gracias, gracias!

11 abril 2015

Uno ha de escoger los empeños con sumo cuidado, pues la perseverancia es tozuda y se acaba saliendo con la suya. De insistir en metas que a nadie benefician, no atesoraríamos sino logros desprovistos de belleza y también de sentido; una vida llena de éxitos feos nos vacía de amor para llenarnos de insatisfacción y de codicia. mary ann wakeleyEl anhelo de  bienes materiales parece ser el único fin y en aras de este deseo, a veces desordenado, se sacrifican la paz y la dicha y se hunde uno en el egoísmo, en ese inhóspito lugar en el que jamás se vislumbra gozo, sólo risas que destilan tristeza, miedo y desamparo. Hay que ambicionar con la cabeza pero también con el corazón para que la vida sea bonita y apacible. Hay también que dar, porque en ese donarnos al otro nos va la vida. Ahora reflexiono más sobre mis deseos porque veo que, gracias al tesón y a la esperanza, voy acariciando mis sueños; para obtener el bien hay primero que desearlo. Si se ama la vida con pasión, ésta te acaba correspondiendo y enamorándose de ti y ya se sabe que los enamorados le colman a uno de atenciones. Me llueven las bendiciones y, ante tanto agasajo, exclamo jubilosa: ¡gracias, gracias, gracias!

Exultati Justi

5 abril 2015

He aprovechado estos días de Semana Santa para reflexionar. Guy_Rose_-_The_Blue_KimonoHe caído en la cuenta de que en estos últimos tiempos he atravesado abundantes y peligrosos senderos sin que el mal apenas me rozara; hubo algunos rasguños, pero no dejaron huella, sólo un buen puñado de sabrosas experiencias que a lo largo de años han ido abonando un terreno que yo consideraba baldío y del que, contra todo pronóstico, ha brotado un vergel. Y sobre ese hermoso jardín que me regala a diario flores y frutos he ido también edificando una nueva vida. En esta morada mía vivo las cosas con más detalle, prestando atención hasta a las minucias, pues todo se aprovecha para acicalar este eterno lugar que desprende aromas de mirra y rosas y en el que la paz y la dicha rematan cada acontecimiento y en cuyas murallas los miedos ya no se atrincheran por no hallar ya cabida. Caminar sin grilletes ni cadenas es como retozar en un fresco prado del que la primavera se apropia para esparcir sus rubores, sus roces y sus infatigables anhelos y expulsar a cualquier intruso que ambicione sembrar malas hierbas o convertir el rocío en escarcha.

Feliz Pascua.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 781 seguidores