Coyunturas

Ese frío en el rostro de agosto es hoy placenteramente veraz. Tecleo estas líneas con un foulard y una chaquetita; las corrientes nocturnas dejaron tremendo frescor en la vivienda. Y así se puede pensar y respirar y hasta pasear; me he propuesto un paseo campestre que, días atrás, se me hubiese antojado locura. Curiosamente, antes de recalar aquí estuve revisando una cascada de correos pasados plagados de insultos y de reprobaciones; me sorprendió la infelicidad del remitente —no había antes reparado en ella— y también mi insistencia en mantener una relación tan lesiva. Pensé que nunca hay que fiarse de quien hostiga, de quien se vale de sarcasmos e ironías tan pronto la realidad se opone a sus intereses. El caso es que con frecuencia nos enfangamos en relaciones dañinas en las que uno se ve obligado a defender su inocencia, aun no habiendo cometido más delito que el de ser uno mismo. Eso forma ya parte del ayer, pero conviene recordarlo para evitar caer en coyunturas del mismo calado. Entretanto, me debato entre mil proyectos y sé que uno, al menos, he de escoger. También sé que cuanto más me resisto a una tarea más necesidad tengo de hacerla y, por ello, la postpongo una y otra vez y me busco mil excusas para no acometerla. Y, como me veo aún dubitativa, me inclino por salir a pasear, porque en medio de los campos, en la presencia de esa belleza que sobrecoge cada célula de mi ser, no puedo mentirme a mí misma. Me sentaré en una piedra, me moleré las posaderas y dejaré que la intuición, que es la sabia de la casa, me recorra de pies a cabeza. Entonces, sabré con certeza qué sendero recorrer; me atiborraré de paz y certezas y llegaré a casa con el espíritu aseado y almidonado.

6 comentarios to “Coyunturas”

  1. Habitante del Valle Says:

    “. . . en medio de los campos, . . . [m]e sentaré en una piedra . . . y llegaré a casa con el espíritu aseado y almidonado.”
    ¡Qué aciertos, y cuánta belleza! ¡Si yo pudiera expresarme así!

    Yo sería menos evasivo en el señalamiento de ese “remitente [infeliz],” una vez que ha sido objeto de presa; por razón de justicia, por deferencia al lector, y para evitar especulaciones sobre la ‘razon de ser’ de tal descarte.

  2. Rubén Garcia García - Sendero Says:

    El viento fresco la mirada en el paisaje nos asea la mente y le da libertad al espíritu. Siempre disfrutando de tu prosa amiga. Belló dia.

  3. flori Says:

    Parte de las tristezas que me torturaban en el pasado venían precisamente de una relación dañina, de esas donde uno tiene que defender constantemente su inocencia por simplemente ser uno mismo. Luego de vivirlo y realmente sufrirlo en mí, fue que pude comprender que en esos casos es mejor no aferrarse, dejar ir, dejar ser a ese otro con su propia locura. Comprendí que todo crecemos en nuestro momento, incluso esa persona.
    Hoy puedo identificar más fácilmente la naturaleza de las personas y no espantarme, y aceptar cuando no estamos en la misma sintonía, y no forzarla, y no esperarla.
    Uno se siente más libre después. Y eso no tiene precio

    Siempre me maravilla tu constancia al escribir, te felicito por ello. Abraza lo que amas hacer, como lo has hecho y seguro todo irá bien.

    Un abrazo.

    • zambullida Says:

      También yo he “forzado” mucho en el pasado. De todo se aprende, Flori. Es posible que esa persona quisiera algo de ti y, al no conseguirlo, te fustigaba y, por eso, su rabia salía a relucir en sus palabras. Además, nos relacionamos con los demás en la misma medida en la que lo hacemos con nosotros mismos: el que juzga mucho, se está constantemente juzgando a sí mismo y proyectando, a su vez, ese comportamiento en su relación con los demás. Celebro que te hayas librado de esa relación dañina.

      A mí también me sorprende mi constancia ¡¡¡ Llevo años actualizando este blog !!! Y el caso es que me dijeron, cuando lo abrí, que la mayoría de los blogueros apenas mantenían un blog más allá de los tres meses… Aquí sigo.

Responder a Habitante del Valle Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .


A %d blogueros les gusta esto: