Pasión desenfrenada

Mi obcecación por las metas imposibles es una de mis muchas especialidades. Es cierto que a veces, a base de tesón, se acaban vislumbrando; otras, en cambio, desencadenan un sinfín de conflictos que, a primera vista, parecen innecesarios. Estas complicaciones en las que mi cabezonería me acorrala son siempre fructíferas e instructivas; desvelan misterios sobre mí misma, sobre ese cerebro que elucubra sin descanso y al que le incomodan tanto la inactividad como el exceso de actividad, al que a ratos me entrego aun a costa de perder la cordura; resuelven también los rompecabezas que componen este existir mío tan raro. CG43wMIXIAAkeiMSaco mucho jugo de mis líos, aunque a veces cometa excesos y me exprima  al máximo hasta extenuarme de tanto trajín, de tanto ir y venir en todas y cada una de las direcciones, de recorrerme agotada parajes emplazados en los cuatro puntos cardinales de mi extravagante mente. Hay que explorar todos los caminos para conocer el que conviene y en este experimentar, se corren riesgos poco razonables, pero se acaba sabiendo de todo, hasta de aquello a lo que nadie en su sano juicio debería asomarse. Así vivimos los amantes de las emociones intensas, del vivir varias vidas a un tiempo; mientras algunos en unos años disfrutan a lo mejor de la juventud, nosotros bebemos cálices más amargos por ese querer abarcarlo todo, por ese ansia de inhalar la vida como si de un suspiro se tratase.

8 comentarios to “Pasión desenfrenada”

  1. Leha Says:

    Pues a mi….me suena muy bien tal y cómo lo cuentas…lo importante es vivir lo mas afín posible a lo que se sueña…
    Besos con alas

  2. LAMBERTUS CEGATUS CANAL Says:

    ME ENCANTA QUE HAYAS LLEGADO A ESA SIRUACION QUE TR PRERSIONA PARA LLEGAR A LOS LIMITES QUE TU SIEMPRE SUEÑAS, UN ABRAZO QUERIDA AMIGA

  3. antonioesquivias Says:

    Me identifico con lo que relatas, yo sigo también también metas imposibles con la terquedad de quien está seguro de la justicia de su posición, aunque sabe que es imposible, que hay que remover demasiadas cosas y generar muchos conflictos para no tener la certeza de alcanzar esa meta. Ahora me doy cuenta de que los conflictos, los que se enfadan por el camino, bien enfadados están, porque también me obceco en querer convencer a todos que mi molino de viento es una meta factible y lo que estoy aprendiendo es que el que no quiera arremeter, pues al menos que le quede claro que no quiere buscar la justicia par todos, que sea más coherente, y si eso le lleva a romper conmigo, es su decisión. No voy a cambiar una meta justa para mi porque otro no la vea o no quiera comprometerse para cambiar las cosas.

    • zambullida Says:

      Cuando hablo de conflictos, me refiero a los que afectan a mi persona. Tengo derecho a buscar quimeras, pero el resto tiene derecho también a no hacerlo y a obrar conforme a sus propios criterios. Es más difícil perseguir los sueños teniéndolo todo en contra, pero también es mucho más divertido.

  4. joaquinsarabia Says:

    La vida puede llamarnos como un aullido interminable y ése aullido nos transporta a mundos desconocidos y peligrosos……
    Un Fuerte Abrazo querida Nuria🙂 .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: