De nosotros depende

w290-1Leo en este Domingo de Ramos a Jiménez Lozano, cuyas palabras son siempre un acto de amor, por el hombre y para el hombre. Hay belleza y hay esperanza, pese a que la humanidad ande cabizbaja y aturdida en medio de un mundo henchido de ruidos y tristezas, en el que se confunde el oriente con el occidente por ese navegar según las corrientes que frecuenta la mayoría, sin cuestionarse siquiera ni su destino ni su procedencia, por ese vivir a merced de los impulsos y de las apetencias, sin cuestionarse tampoco las contradicciones que surgen en el camino y que se acatan por obediencia al qué dirán. En medio de esta confusión, hay unos pocos que portan ramas de olivo, de laurel, de romero, palmas lisas o trenzadas que adornan las puertas de sus moradas para recordar la muerte, que siempre tiene sentido, y la resurrección que trae consigo la extinción de la vida, pues no somos meras piedras del camino. Y esos pocos sí saben hacia dónde van; se desconoce el itinerario, pero se conoce el paradero que acabará en un lugar que, de ser felices, ya estaríamos paladeando y al que no maldeciríamos de continuo. Es simplemente la eternidad que ya en esta vida tiene asiento y que, de hecho, hunde sus raíces en nuestra existencia. Todo depende de nosotros, de lo que hagamos, de lo que decidamos, de lo que nos propongamos ser, del amor que derramemos en el hacer y deshacer diarios. La infinitud es sencilla y se arrellana en una humilde sonrisa.

P.D.: Leo en estos momentos, cuando mis pobres ojos me lo permiten, «Abram y su gente» de José Jiménez Lozano.

Etiquetas: ,

11 comentarios to “De nosotros depende”

  1. Susana Says:

    A veces cuesta encontrar el camino. Un beso.

  2. Leha Says:

    El mundo vive un gran sinsentido y en medio de todo ello….la vida la muerte y su significado
    Besos

  3. tomae Says:

    …dónde fui decían que las mismas bocas que Le vitorearan a los pocos días gritaban el “crucifícale” (que pronto olvidamos Zambu) Espero que no vuelen mariposas sobre nuestras cabezas😉

    • zambullida Says:

      Crucificamos a diario, tomae; cuando juzgamos, matamos al otro.
      A mí una vez un fraile trapense me aconsejó que me dejara de sacrificios y de ofrendas y que saliera al campo a coger mariposas. Desde entonces me acompañan.🙂 Feliz Semana Santa.

  4. Nieves Says:

    ¿Estas diciendo que la fe es el camino? Discrepo, pero si a ellos les funciona bien por ellos. Un beso

    • zambullida Says:

      La fe es mi camino y el camino de tantos otros. Sin fe, no hay esperanza. Sin esperanza, la vida se convierte en una pesada losa que nos aplasta, que nos asfixia. Sin fe, no hay alegría, sino tristeza, pesadumbre, desconfianza y un profundo escepticismo. La verdadera alegría ilumina las miradas, rejuvenece los rostros, aligera las cargas hasta hacerlas livianas y no precisa de grandes accesorios. Es más: esta alegría de la que hablo se acompaña en ocasiones de enfermedades, de soledad, de pobreza material; no se tiene nada y, al tiempo, se tiene todo.

      Por otra parte, cualquier psicólogo te dirá que una persona con fe es infinitamente más feliz que otra sin fe. Hasta los filósofos ateos reconocen que la existencia del hombre con fe resulta más placentera que la de aquel que en nada cree.

      En cualquier caso, el hombre es libre para decidir su camino.

      Un abrazo, Nieves.

      P.D.: Te recomiendo dos pelis: “El gran silencio”. La acción transcurre en un monasterio de los Alpes, en uno de verdad, pues el director solicitó permiso para rodar la película y no se la concedieron hasta doce años después. Allí se ve el día a día de los monjes; es de una simplicidad asombrosa y está regada por una alegría y una inocencia que en nuestro mundo sólo poseen los niños. Otra muy galardonada es: “De dioses y hombres”. Las tienes en la biblioteca o las puedes también alquilar en Internet.

      ¡Jamás he escrito un comentario tan largo!

      • Nieves Says:

        Me atrevería a decirte que sin fe soy mas feliz, no necesito una esperanza en algo mejor sino mas bien disfrutar de lo que tengo sabiendo que cuando acabe se acabó. Pero vamos que respeto tu postura desde luego, besos!

  5. annefatosme Says:

    La infinitud es sencilla, de eso estoy convencida. Y esta infinitud está aquí en nuestro vivir diario.
    Un abrazo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: