Desquicio

Vuelvo a guardar el ventilador en su cubículo, en el rinconcito junto a las pamelas y sombreros; no quiero que coja polvo, hay demasiadas cosas que asear y la casa, aun cuando haya recuperado la forma, se desparrama aquí y allá a causa de la desidia y de sus exorbitantes dimensiones. Isaac Lazarus Israëls Dispongo ya de mi concentrado de citronela para repeler mosquitos; de ahora en adelante, dormiré y escribiré con él. La noche será fresca y mi garganta, que ha sufrido hoy los rigores del aire acondicionado, empeorará. El caso es que anoche apenas descansé tres horas por esa ardiente bocanada que había invadido mi dormitorio. Traté de reposar en el sofá; me desperté a la hora llena de dolores. Llevo ya a cuestas diez malas noches seguidas y se nota en el cuerpo y en el ánimo, que todo lo ve negro y borroso. Siento como si multitud de chinchetas se me hubieran clavado en la frente y en las sienes; pareciera, además, que hubiese perdido agudeza visual. Los cambios tan bruscos, tan típicos del verano, me zarandean siempre en la faringe, uno de mis puntos débiles. La inquietud tiene siempre un mismo origen, independientemente de la estación y de la temperatura: la escasez de dinero que, cuando se perpetúa en el tiempo, acaba deteriorando hasta el alma; uno comprende entonces aquellos comportamientos a los que la carestía conduce y mira a los mendigos como a compañeros de fatigas. Pese a todo, me he propuesto una meta para finales de este mes; sólo tengo que reunir unas horas de sueño y enfrascarme en un texto que ha pululado por distintos portátiles; esperemos que sea capaz de darle el fin que se merece y que mis asuntos dejen, para variar, de desquiciarme.

14 comentarios to “Desquicio”

  1. Susana Says:

    No dormir bien te deja mal todo el día. Un beso.

  2. Stella Says:

    Igual sin dormir escribes deliciosamente…
    Suerte Nuria, con tus trabajos. Yo sigo sin poder leer tu libro. El miércoles próximo voy a pedir ayuda a uno de mis hijos.
    Un abrazo y hasta pronto.

  3. rubengarcia, Sendero Says:

    Hay que sobreponerse al infortunio, que bien puede ser fuente de otras letras.

  4. mariapanama Says:

    Felicidades un retrato divino, las letras todo lo vuelven increíblemente bello…. Felicidades y mil bendiciones!¡

  5. joaquinsarabia Says:

    Es evidente que tus estados de ánimo producen siempre belleza……
    Un Abrazo Nuria🙂 .

  6. Juana Says:

    Nunca deja de sorprenderme como, a pesar de los infortunios, eres capaz de transmitir belleza con tus palabras.
    Un abrazo, Nuria.

  7. inspiracion1971 Says:

    Siempre hay una ilusión, como una estrella, que nos dá calor, y nos dá ilusión.. Besos Zambu🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: