Sábana azul

Días atrás me refugié  en casa de una amiga. Volví ayer, pero no he regresado a la rutina, sino a un nuevo traslado que hace ya unos días dejé de temer. Como siempre, no habrá Internet y buscaré, si las cervicales me lo permiten, algún bar en el que consultar el correo electrónico desde este baqueteado portátil mío.Silla vintage de playa con cojín Lejos de destabilizarme, esta mudanza apresurada me está proporcionando paz, pese a los dolores y a las contracturas.  La aceptación del destino, por descabellado que parezca, me hunde en aguas tranquilas. Cada vez paladeo más esa eternidad en la que ya moro; ya no es una entelequia sino una bella realidad que me recuerda a una sábana agitada por el viento, por estas brisas que nos regala agosto y que a mí me saben a gloria; una sábana azul lavanda que describe ondas perfectas y que emana frescos aromas. Aunque las horas y el espacio compartimenten el existir, el asidero está en mí, en mi interior al igual que los miedos o la inestabilidad. Va a ser un mes precioso y fructífero, aunque todo lo desconozca y no haya razones que sustenten esta esperanza mía que rejuvenece día a día como si no contaran los desplantes, la enfermedad, la escasez y toda la retahíla de padeceres que llevan acosándome durante meses. Nada ni nadie lograrán hundirme en el fango de los lamentos, en la desconfianza hacia un porvenir que se ennegrece a cada rato, pese a que yo lo intuya luminoso. Estoy contenta, serena; si se vive el momento, el sufrimiento desaparece y la vida se torna en una apasionante aventura con la que ni la muerte arrambla, pues somos inmortales y poseemos ascendencia divina, aunque a veces vivamos como pobres y asustados animalillos. Me faltaban todavía por vivir algunas cosas para que un puñado de líneas de  «Carta a Hedda y algunos cuentos » se convirtieran en testimonio de mi propia vida, aun siendo pequeñaja y deficiente, aun no contando con aliados. Las brisas corren de nuevo para ondear más mi sábana azul, para mostrarme si cabe más belleza.

P.D. :  Creo que a J., que falleció el viernes pasado, le habría gustado este post. Ella ejemplarizó como pocos esa esperanza perpetua que tanto J. como su marido, uno de los muchos bomberos que perecieron en el atentado de las Torres Gemelas, transmitieron a su numerosa progenie. J. dejó huella en cuantos tuvimos el privilegio de conocerla o en los muchos que se asombraron de su actitud ante la muerte de F., al que amaba con verdadera locura, incluido  R. Guiliani, el por entonces alcalde de Nueva York. Sus hijos toman ahora el testigo. 

Anuncios

25 comentarios to “Sábana azul”

  1. Merchi Says:

    A pesar de haber vuelto de mis vacaciones hace unos cuantos días, no había entrado por aquí hasta ahora porque quería recrearme en tus letras. Me gustan tanto tus palabras… Y como he estado sin internet durante mi retiro, ahora he estado leyéndote un buen rato. Me alegra que estés contenta y serena. Mil besos.

  2. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    ME HA GUSTADO LAP.D. MUCHO. UN RECUERDO PARA LA GENTE DE BIEN Y QUE NO OLVIDAMOS. POR OTRO LADO TE VEO DISPUESTA , ME GUSTA QUE TENGAS LOS ANIMOS QUE DEMUESTRAS, RECIBE UN FUERTE ABRAZO

  3. rubengarcia Says:

    Me alegro que la paz y el optimismo haya hecho nido en tu interior… un abrazo Rub

  4. Candelaria Says:

    Muy bonito post y precioso homenaje. Un abrazo.

  5. juana Says:

    Demuestras gran fortaleza a l enfrentar de manera constructiva una experiencia que, por lo leído ahora y otras veces, no te resulta grata. Aceptar la adversidad y superarla supone salir transformado del proceso. Te deseo todo lo mejor, Nuria. Un abrazo.

  6. susana Says:

    Espero que los nuevos aires te traigan esperanza. Un beso.

  7. joaquinsarabia Says:

    La fortaleza ante la adversidad nos habla de que somos algo más que simples mortales, que hay alguna luz que nos ilumina y nos da un toque especial en el vasto Universo.
    La sábana azul olor lavada es una bella bandera.
    Un Fuerte Abrazo Nuria 🙂 .

  8. Dolega Says:

    ¡Así te quiero ver, amiga!
    La tristeza y el derrotismo solo trae frustración. La determinación de salir adelante es fundamental en nuestra vida, porque aunque no lo consigamos, siempre podremos esbozar una sonrisa triunfante y decir ¡Lo intenté, siempre lo intenté!
    Besazo preciosa y sacude sin parar tu sábana azul. 😀

  9. cristinafra Says:

    Los cambios siempre son buenos y llenan de ilusión y esperanza, me alegra que en tu caso sea así y te llene de expectativas.
    Saludos Cristina

  10. Solsticio Says:

    Muy bonita la historia, la música y el post.

  11. Nieves Says:

    Que nadie consiga hundirte en lamentos ya es todo un logro… Ese afán por vivir y seguir es el motor. Duro con el.
    Un besito!

  12. annefatosme Says:

    Rejuvenecer la esperanza… precioso!
    Besitos

  13. diariodeunatreintaneradesubicada Says:

    Precioso texto Zambu. Se nota que hay nuevos aires en tu vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: