Leche y miel

b Frederick Frieseke (1874-1939) Repose At Noonday 1911[1]Lloran los cielos y llevo ya unos días sin nadar; el cuerpo se resiente. Ayer paseé por los campos, no lo hacía desde la primavera y me sorprendió la desnudez del paisaje. Si por mí fuera, se suprimiría el verano del calendario y no sólo por el calor y los cansancios sino por esa aridez a la que no logro acostumbrarme. Para aprovisionarme de belleza y frescura, contemplé los cambalaches de las nubes, sus acertijos, escondites y una desconcertante tonalidad azul que se cernía sobre el horizonte para humanizar la vida y la canícula. Los pies gemían, pero debo acostumbrarme a las nuevas plantillas y reaprender a caminar, si es que tal cosa es posible. En unos meses todo ha cambiado de tal modo que resulta increíble; nada me asombra y si me cruzara con una manada de elefantes bailando la conga, no me extrañaría. Todo es posible, especialmente lo imposible. Sigo saboreando el momento, el dulce momento aunque a ratos, como me ha ocurrido esta mañana, me contagien miedos y angustias. La desconfianza y el escepticismo conducen a la desesperación y allí no quiero yo estar, sino en esa tierra que mana leche y miel, en esa tierra prometida que me espera para obsequiarme con dádivas, venturas y prodigios. No hay poderosos a los que no pueda vencer con fe, bondad y templanza. No soy una desdichada aun cuando me acorralen las desgracias; soy una mujer estupenda con una vida apasionante y un futuro muy prometedor.

Se olvidaron del Dios que los salvó y que hizo portentos en Egipto, en la tierra de Cam, mil maravillas, y en las aguas del mar Rojo, sus prodigios.

Salmo 105

Anuncios

34 comentarios to “Leche y miel”

  1. Nergal Says:

    Yo tambien suprimiría el verano, por los incendios, por lo veraneante playeros que lo llenan todo de mierda, por los veraneantes montañeros que masacran la naturaleza, por….. Por tantas cosas suprimiría el verano.

  2. joaquinsarabia Says:

    Cuatro son las estaciones y las cuatro nos las tenemos que comer con patatas, así lo decidió el creador y nosotros pobres mortales nada podemos hacer sólo aguantar.
    Un Abrazo 🙂 .

  3. Camino Says:

    SOS una mujer estupenda con una vida apasionante… Adhiero totalmente a las reflexiones de tu entrada…. Los elefantes bailando la conga me dibujaron una sonrisa en el rostro… Todo es posible !
    Espero también encontrarnos en la tierra que mana leche y miel.
    Te abrazo mientras esperamos que se cumpla la promesa…..

  4. 1cruzdelsur Says:

    Maravillosas las letras de hoy…, haces que la imaginación nos lleve hasta esa estación del verano en tu tierra…
    Un beso
    Carlos

  5. rubengarcia Says:

    El sol es seco y el pasto, antes verde se hace hilacho de color paja. Cosas del verano, amiga, que sin desearlo, llega y hace de la noche un suplicio que se aminora con abanicos o bien acondicionadores de aire, que después te cobran en oro molido. gracias por compartirlo y esperamos que la promesa de miel y leche se cumpla para beneplácito de los hombres.

  6. albertodieguez Says:

    Espero que disfrutes tu maná sin interrupciones.

    Besos.

  7. bypils Says:

    Estupendo texto.
    Estupenda, tú.
    Besos.

  8. tomae Says:

    …a mi lo que me llama la atención de tus últimas entradas pequeña saltamontas 🙂 es ese giro musical que le das …bravo, también me gusta como dice Camino -hola Camino- que seas una mujer estupenda 😉

  9. Stella Says:

    No dejes de nadar. Nada por mí, que falta me hace ese tiempo en que me sentía tan libre !

  10. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    siempre que leo u oigo la miel u leche o viceversa me acuerdo de la tierra prometida de los judios, ISRAEL, PIENSI QUE ESO TE ESPAERA A TI EN LA LITERATURA, UN ABRZO NURIA

  11. Dolega Says:

    A ver, a ver, tampoco hay que tomarse las cosas a la tremenda… eso de suprimir el verano me parece excesivo 😀
    Sin embargo estoy totalmente de acuerdo contigo en que eres una mujer estupenda con un futuro muy prometedor.
    Besazo

    • zambullida Says:

      Dolega, por mucho que desee suprimirlo, no voy a lograrlo. De todos modos, el comienzo del otoño se aprecia más gracias al estío.

      El futuro prometedor es para todos, para cuantos quieran apuntarse a él, mujer estupenda.

  12. juana Says:

    Eres una persona extraordinaria que se merece toda clase de bendiciones. Un abrazo, Nuria.

  13. Concha Huerta Says:

    A mi el verano me gusta, naci en julio. Muchos ánimos

  14. Nieves Says:

    Una manada de elefantes bailando la conga… Casi me da un ataque! No estoy acostumbrada a leerte estas cosas jejeje.
    Tranquila el verano acabara por irse (para mi desgracia) como os gusta verme sufrir… Un besito reina, cuidate!

    • zambullida Says:

      Ya los días son más cortos y frescos… Nieves, tengo mucho sentido del humor y no paro de reírme. Mis escritos reflejan otra parte de mí. Cuídate tú también.

  15. Merchi Says:

    Tampoco me gusta ya el verano. Los incendios, el calor, la avalancha de turistas… Desde hace unos años prefiero el otoño, cuando la lluvia moja el campo y da gusto pasear por la mañana temprano. Me ha encantado esta entrada, se te nota bien. Un beso, guapa.

  16. annefatosme Says:

    Todo es posible hasta lo imposible y disfrutar del momento, leche y miel, las claves de la felicidad a pesar del calor, de la aridez. Te gustarían los veraneos normandos, creo.
    Un abrazo

  17. diariodeunatreintaneradesubicada Says:

    Asi es! afirmalo, creelo y recueralo en los momentos de bajon. Eres una tia estupenda, con una granvuda y mucho futuro!
    Me gusta leerte asi 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: