Hechizos

Cada cierto tiempo se recuerda lo vivido, aunque cada vez se haga de un modo distinto, de ahí la asombrosa exhibición de matices que ofrecen la vida y la memoria. 334px-Herbert_James_Draper_-_Day_and_the_Dawnstar_(1906)He rememorado aquellos días en los que un diligente practicante hundía agujas en mis carnes, mientras para engañar los sentidos, yo soplaba o cantaba; tras largos años de temibles inyecciones, aborrezco las jeringuillas. Después de seis extracciones de sangre repartidas entre la mañana y la tarde y dos amagos de desmayo, me ha sobrevenido el desánimo. Me he encogido en el sofá y he llorado como una niña a cuenta de las venas doloridas, del cansancio y del inquietante aderezo de ese no ser consciente del legítimo mal que lo aqueja a uno; he reparado en ello cuando podaba los rosales. Lejos de desalentarme, esta revelación me ha insuflado bríos; la verdad apacigua, pese a que raramente reciba la bienvenida que merece; las argucias de la mente para esquivar pesares y manipular realidades no favorecen a este cometido. He tratado de ver una película sin éxito; la tele está tan escacharrada que la pantalla luce rosa, verde o naranja. He salido a dar un paseo: las rosas eclosionaron días atrás dejando su estela de fragancias y colores, algunas campanillas butano se han abierto en los granados, la madreselva ha escalado muros con delicadeza y sus frescos y penetrantes aromas se mezclan con los de las flores de aligustre. La pierna derecha, que últimamente ignora mis ayes, empezó a torturarme y llegó un momento en el que en vez de caminar me arrastraba; regresé a casa. Me he topado con algunos vecinos: siempre sorprendo tristeza y amargura en los que evitan el saludo; si supieran lo mucho que engalanan las sonrisas, las exhibirían sin recato. He superado el drama del día con unas pocas rosas secas y un renqueante paseo. La neurosis, por otra parte, parece superada. Conociendo su tenacidad, volverá a engatusarme con sus cantos de sirena y sucumbiré a su mendacidad y a sus procaces hechizos. Sin remedio, pues.

P.D.: No logro convertir la reseña que me hizo en su día la revista cultural de la universidad Abat Oliba de Barcelona en un archivo independiente. Para aquellos que estén interesados, dejo el enlace del número de abril de Letras de Batalla. El artículo abarca las páginas 14 y 15. Si alguien supiese cómo desgajar estas cuartillas del «todo», le estaría muy, muy agradecido.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

26 comentarios to “Hechizos”

  1. alfonso Says:

    Que preciosidad de escrito. Cuanta ternura y resignación desprende y cuanto amor engalana tu relato.
    Pequeña aún sin conocer tu sonrisa la vislumbro plena y decida. En cada frase tuya me apoyo para sentir ese estado fraternal que nos auna y conforma como seres excelsos y la máxima expresión de la creación.
    Como me gustaría cruzarme contigo y compartir una mirada junto a una sonrisa llena de felicidad y encanto..
    No te digo que lloro pero mis ojos se humedecen al leerte..

  2. Dolega Says:

    Dame un mail y te las mando

  3. joaquinsarabia Says:

    Voluntad luchando contra los pesares, buscando lo bello y plasmándolo, esos vecinos que no sonríen ¡ellos se lo pierden!.
    Es como observar un oasis de belleza rodeado de peligros.
    Un Bello escrito.
    Un Abrazo 🙂 .

  4. bypils Says:

    Espero que lleguen los hechizos buenos.
    Te envío mi sonrisa , Zambu.
    Besos.

  5. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    CUIDATE MUCHO Y NO HAGAS CASO DE LOS VECINOS, HAY GENTE PARA TOFO, TE ENVIO LAS DOHOJAS DE LA REVISTA EN FICHERO PDF Y EN JPG YTILIZA EL QUE MEJOS TE CONVENGA. UN FUERTE ABRAZO

  6. bellezacorazon Says:

    tu pasa de esos vecinos, sabes eso son amagados de la vida. y tu se feliz, ni caso.mira que me gusto lo del hechizo. saludos

  7. rubengarcia Says:

    Que bien escribes amiga. he vivido tu día y me han dolido los picotazos de lkas agujas. Te he vistoen el jardían, en tus reflexiones y en ese regreso donde los vecinos saludan de dientes para afuera. Gracias por compartir tus emociones un abrazo Rub

  8. Susana Says:

    Seis extracciones… Pero, ¿qué enfermedad tienes?. Con tus síntomas no se me ocurre ninguna. Un beso.

  9. Dessjuest Says:

    Es un bonito texto, muy completo además, a mí me gustó mucho porque además lo entendí, que no te creas, me suele costar interpretar textos así de gente que escribe bien 🙂

    Lo cual no debes interpretarlo como crítica a otras cosas que escribes es una crítica a mí mismo.

    Pero este lo entendí y quizá por eso me gustó mucho, la forma, el fondo de lo que escribes no, ni la enfermedad, ni tus vecinos y ni tan siquiera lo de la tele.

    Besos querida.

    • zambullida Says:

      Utilizo un lenguaje metafórico, según me han dicho, y eso a veces dificulta la comprensión. Es lo que me sale, Dess. Lo de la tele me tiene amargadita.

  10. Nieves Says:

    Tampoco te pierdes mucho con tu tele escacharrada…. mejor busca en internet culquier peli que te interese.
    Un besito.

  11. annefatosme Says:

    Has vencido el día y sus sinsabores, has ganado.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: