Regalo de Pascua

Tras los Oficios del Viernes Santo dejó al fin de llover y surgió un azul pulcro y hermoso. Sobre las blancas hilachas que arañaban el cielo se deslizaban veloces y esponjosos melocotones; fueron cobrando intensidad conforme el crepúsculo se asentaba frente a una imponente cordillera de nubes en la que grisáceos y violetas alternabanLa noche fue clara y extraña. 

French Tea Garden - Childe Hassam

El  sábado fue aún más raro  y al llegar a casa de la Vigilia Pascual, descubrí dos mensajes en el móvil: unos versos en inglés que hablaban de las oleadas de alas que cubren la tierra en Pascua y una felicitación pascual de alguien a quien sólo conocía a través de Internet y con quien un día intercambié unas parrafadas por teléfono. Pese al sol radiante y a la Resurrección, amanecí malhumorada e inquieta. Mientras me vestía para ir al pueblo, me llegó otro mensaje del mismo «desconocido»; estaba por el barrio y me ofrecía cerveza y pincho. Lo llamé, le indiqué cómo llegar hasta aquí; lo recibí con aceleración, sin lavar ni peinar y con mis sempiternos pantalones agujereados. Nos acercamos al pueblo a hacer la compra con la misma indumentaria y los pelos alborotados. Comimos en la terraza de esta desvencijada morada; acompañamos los espárragos trigueros que él cocinó y el pollo asado de un Eresma delicioso y de una buena charla. Su presencia me fue poco a poco sosegando…, su voz y sus ademanes eran pausados y su presencia en medio de este aislamiento mío una bendición. En cuanto se ha vuelto a su tierra, han regresado la lluvia y la calma. He recogido los cacharros con esa parsimonia con la que antes de que todo sucediera vivía, con esos detalles y esos instantes que tantas alegrías me han deparado. Hasta la casa me ha parecido bonita; he posado la mirada en los rincones y no he visto sólo desorden, también ternura y amor. Al escribirlo, lloro. Llorar de alegría en vez de tristeza sea quizá el comienzo, como en el himno, de la paz y la corona, de un aleluya inmenso como el cielo. Ha sido un bonito regalo de Pascua.

Anuncios

30 comentarios to “Regalo de Pascua”

  1. Mercedes Molinero Says:

    La compañía, la cerveza y el pincho… ideal para estar relajada y contenta

    • zambullida Says:

      En realidad, cambiamos la cerveza y el pincho, por un excelente verdejo y una comida en la terraza. Como dices, lo importante es la compañía. Un abrazo cálido.

  2. tomae Says:

    ¡me ha encantado Zambu! no lo sabes bien … 🙂

  3. joaquinsarabia Says:

    Enhorabuena por ése regalo de Pascua tan reconfortante.
    Un Abrazo pascual 🙂 .

  4. sunsi Says:

    Zambu… ¡niña! Se me ha puesto la piel de gallina. Tienes razón. La Vigilia Pascual no defrauda nunca. Ha sido el mejor regalo: el calor humano, acompañado de unas viandas y disfrutando del aire libre. Me alegro muchísimo, escritora. También de que encuentres ternura en los rincones de tu casa… Guapa, que ya iba siendo hora de una alegría así. ¡Feliz Pascua de Resurrección, mi querida Zambullida!

    • zambullida Says:

      Se disfrutó del aire libre con unos cuantos jerséis…, pero sí fue una bonita sorpresa. Tocan ya alegrías, ¿verdad?, aunque también se precisa de renovación. Feliz Pascua, Sunsi. Gracias por alegrarte por mí. Besos.

  5. Maria Says:

    Es muy tierno llorar de alegría, y encontrar todo tan bello después de un bonito día en compañía de alguien con quién compartir unos momentos y palabras, me ha encantado leer tus vivencias.

    Un beso.

  6. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    NO SABES CUANTO ME ALEGRO DE ESAS SITUACIONES QUE TE LLENANDE FELICIDAD, COMO VERAS TODO NO ES TRISTEZA Y CUANDO MENOS TE LO ESPERAS SALE A RELUCIR EL SOL. UN ABRAZO NURIA

  7. juana Says:

    Tiempo de Pascua, ¡luz y alegría! Me alegro por ti…
    Un abrazo, Zambullida.

  8. Candelaria Says:

    Espectacular, querida Zambu 🙂 ¡Feliz Pascua!

  9. Susana Says:

    Tienes suerte de importarle a tanta gente. Un beso.

  10. annefatosme Says:

    Un buen regalo de Pascua, el mejor:una buena compañía. Me alegro , zambu.
    Un abrazo

  11. mara Says:

    Me ha gustado tu regalo de Pascua y escuchar a los Beatles de nuevo. Un besazo.

    • zambullida Says:

      No paro de escuchar la canción. Es preciosa y me trae muy buenos recuerdos. Aquellos guateques de la adolescencia han dejado una indeleble huella en mí. Besos.

  12. Dolega Says:

    No hay como una buena compañía, para sosegar el alma. Además un buen verdejo ayuda mucho 😀
    Besazo

    • zambullida Says:

      El verdejo es excepcional, de cata. Es el que se degustó durante la presentación de mi libro en Valladolid, regalo de un buen amigo. Si tienes la ocasión, pruébalo; nada que ver con los verdejos habituales.

      La compañía no desmereció.

      Feliz Pascua, guapa.

  13. Ana azul Says:

    Sigues con tu halo de melancolía, que no te abandona.
    Besos y ánimo
    Ana

  14. Concha Huerta Says:

    Que hermosa historia, casi me haces llorar a mi tambien. Bienvenida sea la alegría. Un saludo

  15. diariodeunatreintaneradesubicada Says:

    Somos animales sociales, por eso necesitamos de la compañía de los demás, y una buena charla a veces es igual a un gran abrazo
    Saludoss!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: