Una mujer con conciencia y destino

Carl HolsoeAyer, pese a la lluvia y a los zarandeos del viento, me fui a la ciudad a escuchar a Ana Iríbar y a Regina Otaola; llegué tarde y me perdí la intervención de la otrora alcaldesa. Me sorprendió la viuda de Gregorio Ordóñez; no había en ella odio, sólo firmeza. Sostuvimos después del coloquio un breve y sustancioso diálogo. Me topé con una mirada dulce y compasiva; ese rencor que endurece gestos y palabras no había prendido en ella o si lo hizo, logró zafarse de él. Una mujer verdaderamente libre que observa la vida con limpieza, porque se ha liberado de las ataduras del egoísmo y de la mentira que aquel trae consigo; la falacia contamina la realidad con una visión desordenada e impulsiva que sólo se adecua a las necesidades más apremiantes, y también más ridículas, sin tener en cuenta las consecuencias que éstas acarrean. La grandeza de una mujer ordinaria que ha vivido, al igual que lo hizo su marido, una vida extraordinaria pese al miedo y a los ultrajes y que ha arrinconado sus apetencias en aras de una finalidad que trasciende lo vulgar e inmediato. Las decisiones de Ana Iríbar sirven a los demás por estar dictadas por una conciencia madura que es dueña de sí misma y que no desperdicia la libertad en menudencias, en acciones desprovistas de propósito; sus elecciones se acompañan de motivos e intenciones que se inclinan hacia un bien que necesariamente repercute en los demás, pues dependemos los unos de los otros y cada movimiento humano, sea bondadoso o malvado, a todos afecta. Una libertad, por tanto, completa y moral que se dona porque conoce y discierne; sin ese dar, no habría sino frustración,  el amor se evaporaría y las chispas no asomarían en los ojos de esta valiente y concienzuda mujer. La suavidad y la  precisión en el caminar es sólo propia de un alma que no sufre los zarandeos de ese infantilismo, tan frecuente en esta sociedad nuestra, que impide asumir el propio destino al ser ya  capaz de emitir juicios propios, de abandonar el rebaño y aun de ser liberado de sí mismo, de tanta fantasía como nos compone. Tras un encuentro con la Verdad, la Bondad y la Belleza, salí  de allí con el corazón encendido por el amor y la gratitud; este mundo nuestro a ratos también nos muestra rostros benévolos.

P.D.: Ana Iríbar y Regina Otaola participaron ayer en Valladolid en una Mesa Redonda organizada por El Foro de opinión «Nuevo Siglo».

21 comentarios to “Una mujer con conciencia y destino”

  1. joaquinsarabia Says:

    Los que han visto de cerca la mano de los criminales y de los torturadores y no han perecido, se hacen más fuertes y el sufrimiento extremo los convierte en invencibles contra el mal.
    Un Abrazo Nuria.

    • zambullida Says:

      No todos, Joaquín, no todos. Algunos se llenan de rencores y son muy infelices, lo que por otra parte es comprensible. Se precisa de una gran fortaleza, como la de Ana Iríbar, para perdonar y seguir adelante. Un abrazo, amigo.

  2. Dolega Says:

    Son dos mujeres que tienen mi más grande admiración. Coincido contigo en que son personas que han logrado despojarse del odio y el rencor y solo se han quedado con la determinación y la firmeza y como dice Joaquín, eso las ha hecho invencibles.
    Me alegro que puedieras hablar con ellas. Son personas que merecen la pena.
    Besazo hermosa

  3. Nieves Says:

    No tengo el gusto de saber quienes son… inculta que es una, lo siento.
    Pero eso si, sigue siendo un placer leer tus palabras. Besos.

  4. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    CUANTA RAZON TIENES EN TU ESCRITO DE HOY, LAS VIUDA DE ORDOÑES UNA PERSONA VALIENTE Y ADMIRABLE QUE SUPO AFRIONTAR EL DESTINI DE SU MARIDO PERO SIN BAJAR LA HUARDIA, LO HIZO CON ORGULLO Y ENTEREZA, DEL MISMO MODO LA SRA. OTAOLA MAS BALIENTE QUE MUCHO DE SY PARTIDO SE ENFRENTO DURANTE UNA LEGUSLATURA MUNICIPAL A LOS BESTIAS QUE EL MINISTRO BOLINAGO Y LA SOCIEDAD HA PERMITIDO QUE AHORA SE ENCUENTREN EN SITIO EQUIVOCADO, DFOS GRANDES PERSONASQUE ME MERECEN TODO EL RESPETO DEL MUNDO Y MI AFECTO MAS SINCERO

  5. Solsticio Says:

    Sé quién es Ana Iribar,pero aunque no lo supiera el post me habría gustado de igual manera. Es una belleza!!!

  6. mara Says:

    es difícil ser libre y tomar decisiones. Precioso post.

  7. lagaviotaconamor Says:

    Hacia tiempo que no venía, valió la pena, volver, hermoso texto como siempre, escribes como los ángeles..
    Besoss
    P.D. como puedo conseguir tu libro?

  8. annefatosme Says:

    Como tan bien expresas, cuando una se topa con la verdad, la belleza y la bondad, se enciende el corazón y esta llama nos devuelve la esperanza de una vida más justa.
    Un abrazo

    • zambullida Says:

      Nos devuelve, como dices, la esperanza aunque no sé si en una vida más justa. Con esperanza, hasta las injusticias se sortean de otro modo. Tres besos, normanda.

  9. Concha Huerta Says:

    Que buena oportunidad la de conocer a esta gran mujer. Un saludo

    • zambullida Says:

      Sí, Concha, y eso que lo decidí a última hora por aquello de no coger el coche; hacía un día de perros. Lo curioso: había más gente de fuera que de Valladolid. Algunos de vinieron desde La Coruña!! Los que allí estuvimos salimos todos muy contentos y eso que hubo polémica durante el coloquio.

  10. juana Says:

    “Cada movimiento humano, sea bondadoso o malvado, afecta a todos” Siempre se puede encontrar en tus textos reflexiones profundas y muy meditadas, producto de una mente y de un espíritu elevados. Es estupendo poder leerte. Un abrazo.

    • zambullida Says:

      Lo que tú o yo hagamos repercute en la otra aunque vivamos en distintas ciudades; todos estamos interconectados, Juana. Mi mente es una crueldad con la que tengo que vivir a diario y hasta el fin de mis días… Es estupendo tenerte aquí y leer tus comentarios.
      Buen fin de semana, Juana.

  11. Crepuscular Says:

    Quedan pocas conciencias maduras, Zambu. El texto no tiene desperdicio y es para leérselo varias veces como todo lo tuyo. Besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: