Charcos

Charco by ZambullidaCuando la mente se desboca, lo mejor es guardar silencio, de ahí que últimamente no frecuente amistades y busque el cobijo de la soledad y de estos campos que cada día se engalanan más aunque los cielos luzcan grises y los charcos adornen los caminos. El habla revoluciona mi pobre cabecita y procuro concentrar las charlas en las horas tempranas para que me dé tiempo a recomponerme a lo largo de la tarde y afrontar el descanso nocturno. Suena descabellado, lo sé; es el único modo de sobrevivir a esa hiperactividad que va minándome día a día. Tras una larga jornada que empecé ya agotada, he regresado a casa llena de bullicios; pugnaban por acaparar los lugares más espaciosos a fin de seguir golpeándome con su estruendo. Uno entiende que tantos otros que pasan por lo mismo acaben cayendo en toda clase de adicciones… No sé si he tenido la fortuna o la desgracia de encontrar en la escritura esa vida que siempre ansié; regala demasiados coscorrones y las satisfacciones que de vez en cuando concede no son gratuitas, exigen muchas fatigas y renuncias. Seguiré escribiendo, pues nada más sé hacer, aunque en esta madrugada hasta las palabras se resbalen; últimamente, me tiranizan y buscan mi descrédito. Batallo a diario contra mi caprichosa mente y contra sus intentos de echar por tierra los sacrificios de tantos años, sin olvidar al mercado editorial que, pese a que la crisis lo azote, sigue sin apostar por el talento. Uno halla cierto placer al contemplar la propia perdición, es como una necesidad de asomarse al abismo y contemplar su fondo con fascinación. Tal vez haya llegado ya al límite de mis fuerzas. Tiene que ser eso, porque mi destino no es otro que la luz y el de mi mente, aun estando enfebrecida y poseída de voces que murmullan sin descanso, es el de construir. Vendrán días más sosegados, vendrán.

«El Señor, vela por su pueblo
Los que confían en el Señor son como el monte Sión:
no tiembla, está asentado para siempre.» Salmo 124

Anuncios

24 comentarios to “Charcos”

  1. Ana azul Says:

    Pues claro que vendrán esos días. Eso no lo dudes. Besos
    Ana

  2. 1cruzdelsur Says:

    Cuando las palabras se resbalen, serás la que las vuelva a ordenar y colocar en el lugar adecuado “Como siempre” con estilo y la gracia que a todos nos gusta cuando caminamos por tus letras y tu arte…
    Un beso
    C.

  3. Susana Says:

    Tú sigue plasmando tus pensamientos. El resultado no depende de ti, pero sabrás que lo has intentado. Un beso.

    • zambullida Says:

      El resultado depende de mí, Susana. Cuanto más se trabaje un texto, mejor sale; a veces ocurre que un escrito al que se le ha prestado poca atención sale más hermoso. Esto es un blog, un pasatiempo, pero en la literatura se precisa de esfuerzo, de trabajo y no sólo de buena voluntad.

  4. Stella Says:

    Por momentos tus palabras duelen, por la impotencia que siento en no saber como ayudarte.
    Siempre te leo, y estoy a tu lado, aunque no comente.
    Te estoy abrazando.

  5. juana Says:

    Pasear por esos hermosos campos de Castilla es una idea excelente. Mientras, no pierdas la esperanza de que llegarán esos sosegados días. Te los mereces. Un abrazo

    • zambullida Says:

      Los paseos insuflan alientos; son una bendición, pero con las lluvias las cosas se complican. También tú te mereces días sosegados, Juana. Gracias, amiga.

  6. LAMBERTUS CEGATUSL Says:

    TODOS LOS ESCFUERZOS SON AGOTADORES, PERO LIEGO TIENEN SU RECOMPENSA Y TI LA TENDRAS Y SI NO A LAS PRUEBAS ME REMITO, SUGUE ADELANTE U NO DESFALLEZCAS, LEERTE ES UN PLACER, UN ABRAZO NURIA

  7. annefatosme Says:

    De perdición, nada! Ni lo digas, zambu! Pro-hi-bi-do… ha dicho la normanda. Escribir es un oficio muy solitario, sin horarios y muy déspota… pero cuando una encuentra la palabra justa, la alegría es inmensa. Él que no escribe no lo puede ni concebir.
    Un abrazo, escritora.

  8. NataliaPastor Says:

    Siempre amanece. Aunque tengamos dias de penumbra y la desolación se apodere de nostros, la fe y la esperanza nos mantienen en pie, nos alimentan para esperar ee mañana en el que el sol vuelva a brillar con todas sus fuerzas.
    Dios y las personas que te quieren,son el mejor sustento para los momentos grises.
    Besos.

    • zambullida Says:

      Los días malos hay que pasarlos, Natalia, hay que pasarlos. Confío en un nuevo amanecer, pero me queda un camino muy áspero. Se agradecen los ánimos.

  9. joaquinsarabia Says:

    El escribir puede ser como hacernos fotos a nosotros mismos, y luego más tarde asombrarnos de como nos vemos.
    Un fuerte Abrazo querida amiga 😉 .

  10. Dolega Says:

    Veo por tus palabras que lo estas pasando mal, pero a la vez tu prosa es tan exquisita que se queda uno prendado de ella. Es una sensación rara. Puede uno percibir el dolor del que escribe. lo sientes pero estás embebido por su forma de contarlo.
    Besazo hermosa y descansa

    • zambullida Says:

      Les suele ocurrir a mis lectores, Dolega. A mí, claro, me resulta raro porque escribo desde el corazón. Si el resultado es bueno, mejor que mejor. Hoy espero descansar, ayer no fue posible.

  11. Solsticio Says:

    Animo, Zambu!! Un besazo.

  12. Merchi Says:

    Siempre es un placer leerte, aunque me gustaría que tuvieras los ánimos bien altos. Pisa bien fuerte, Zambu, aunque sean solo charcos. Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: