Lugares y formas

Durante el paseo me ha sorprendido el comienzo de la noche y esas nubes que adoptan formas y colores insospechados en el tablero del horizonte, donde se colocan de un modo ordenado para armonizar con el resto de la Creación, para encajar en el engranaje que sustenta la vida. Cada una acepta ser y estar en ese espacio que le corresponde, en el que sólo cabe ella, sin codiciar el lugar de otra. He visto también a las acacias tristonas; el viento les ha arrancado suspiros, parece que este tiempo otoñal las vuelve melancólicas. Hay árboles que hasta desnudos se exhiben con gallardía; otros, en cambio, pareciera que mostraran sus vergüenzas y en vez de embellecerse con el colorido que regala el otoño, se esconden para que no se vislumbren sus flaquezas, aunque uno a poco que sepa mirar descubra enseguida los disfraces. Una jornada más de intenso trabajo, en la que me encuentro a gusto con esta compañía que me brinda la soledad, con este vivir a solas con uno mismo, acompañado por el alma y por la infinitud. Una jornada en la que el frío va cobrando protagonismo, pero al que ya no temo. Anoche salí a la terraza a dejar un par de prendas de abrigo que olían a fogata, a esa humareda que se montó en la cocina a cuenta de la lombarda chamuscada; allí fuera me desnudé y dejé la ropa para que se ventilara en las viejas sillas de mimbre. El termómetro del dormitorio apenas marcaba 13 grados; me abrigué y conforme el radiador de aceite caldeaba la habitación, fui desprendiéndome de mantas y jerséis. Fue una noche agitada, pero dormí bien. Si logro domeñar al frío, pese a las heladas y a la niebla que ya empiezan a pasearse, tendré un invierno apacible, aunque baraje la posibilidad de refugiarme en otras latitudes para evitarle a mis articulaciones cargas innecesarias. De momento, aquí estoy, por decisión propia y dispuesta a asumir las consecuencias que esta vida que he elegido me depare. Unas, claro, gustarán más que otras.

P.D.: La semana pasada envié un libro a Bélgica, ¡me encanta exportar!

Anuncios

30 comentarios to “Lugares y formas”

  1. winnie0 Says:

    Zambu tú abrigate mucho cariño, que el frío hace estragos en ti..Un beso enorme

  2. FRAN Says:

    Hermosa entrada, Zambullida, llena de muy buenas sensaciones, descriptiva, emotiva… entrañable, como siempre.

    Besos y… a ver si nos vemos pronto 😉

  3. mara Says:

    Tus palabras, la música y la imagen (preciosa foto) serenan el ánimo. Viene bien leerte.

  4. juana Says:

    Tus palabras transmiten paz y una aceptación plena de la vida tal como es. ¡Me ha encantado leerte!
    Un abrazo, Zambullida.

    • zambullida Says:

      No queda otra que aceptar lo que la vida te va poniendo en el camino. La no aceptación provoca demasiado sufrimiento y al final todas las piezas acaban encajando.

      Gracias, Juana.

  5. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    QUE BELLO RELATO DESDE YU LUGAR DE RESIDENCIA, BELLAS PALABRAS, UNA AVRAZO

  6. diariodeunatreintaneradesubicada Says:

    Tu disfruta tu tiempo contigo kisma.. pero si ves que el frio te hace daño busca otro refugio 🙂

  7. inspiracion1971 Says:

    Primero, ¡enhorabuena! por esas letras tuyas que viajan a Bélgica. Después… decirte que cada estación tiene su belleza; y que la primavera es primavera, por el otoño y el invierno lluviosos, oscuros, que hacen que después las flores sean mas hermosas. Y al frío… uno va encontrando los truquillos. Hermosos los árboles que tienen pudor. Y la amable compañía de la soledad. Besos. 🙂

    • zambullida Says:

      A mí el otoño me encanta, siempre ha sido mi estación favorita, aunque ahora rivalice con la primavera. Todas las estaciones tienen su encanto; no podría vivir en Canarias o en el Caribe, por poner un par de ejemplos.

      Espero que mis letras sigan viajando. 😉

  8. Natalia Pastor Says:

    El Otoño es mi estación preferida y tu post es realmente evocador con la música maravillosa de Diana Krall de envoltorio.
    Saludos

  9. FRAN Says:

    Hola, Zambullida.

    Solo una cosilla. Alegrarme de que ¡te encante exportar! Jajaja… Y comentarte que el SPAM no es lo que dices en mi blog. Un spam implica ‘publicida’ y en ese comentario no había nada de publicitario, solo me agradecían cómo es el blog y tal y que iban a implementar ciertas entradas… No sé dónde lo leí pero ‘un mensaje anónimo, aunque sea anónimo puede ser muy hermoso’.

    Besos, amiga

    • zambullida Says:

      Leí lo del Spam en tu blog. No vende nada, en teoría, pero no deja de ser sospechoso que yo haya borrado el mismo mensaje, con las mismas palabras, varias veces. WP los detecta enseguida y los lleva a la sección de Spam. Si a ti te gusta el comentario y consideras que no es un spam, consérvalo. Cada uno en su blog hace lo que quiere.

  10. FRAN Says:

    Hola de nuevo, Zambullida…

    Mañanica gris en Madrid. Llueve y llueve…

    Veo por aquí a la encantadora Natalia Pastor. Genial, genial y maravillosa incorporación a tu blog…

    No sabes cómo me alegro de que hayáis hecho amistad. No la conozco en persona, pero es una bloguera excepcional, periodista excelente (no mera bloguera, ojo, que Natalia es periodista) y trabajó en Cope Sevilla -creo, que ella me corrija, si me equivoco…-, además de que la lee muchísima gente de toda España.

    Es lo que yo llamo una bloguera (o bloguero, en caso masculino, jejeje) de referencia. Y el hecho de que comente es un auténtico lujo porque ella no dispone de demasiado tiempo para escribir comentarios. A mí me los pone, algunas veces, cuando puede, que trabaja muchísimo -y no me refiero a su blog, claro, pues su blog http://nataliapastor.blogspot.com.es/ debe de ser (creo, como nos pasa a casi todos) su ‘distracción’, ¿verdad?,,,

    Ya que, por estas virtualidades del interneque, Natalia Pastor y servidor de ustedes “nos conocemos ” (sin habernos visto nunca) desde 2008 ó 2009, o así… Quizá antes… En suma, que me alegro muchísimo de leeros a las dos.

    En fin, amigas… Saludos a ambas y…

    Hasta prontico 😉

    • zambullida Says:

      Aquí también llueve y llueve. Me paso de vez en cuando por el blog de Natalia Pastor y ella hace otro tanto con el mío.

      No sabía que estuviese tan ocupada ni conocía su condición de periodista, aunque la intuía. Gracias por la información, FRan.

  11. Juan Says:

    El frío aclara la mente, me produce esa sensación de racionalidad reencontrada, casi instantánea, tan inmediata. Pero para recibirla hay que cubrirse el resto de la piel. Sólo hay que mostrarle la mirada al frío.

    Cuídate mientras sigues haciendo puzles con la luz del crepúsculo.

    Un abrazo

    • zambullida Says:

      Es cierto: el frío refresca la mente; el calor, en cambio, la abotarga. Aunque, ya sabes, es cuestión de gustos. 🙂

      ¿Qué haría yo sin el crepúsculo?

      Gracias por pasarte, Juan.

  12. joaquinsarabia Says:

    Querida amiga, yo pienso que el frío vive en el corazón, y que las mantas ayudan a paliarlo, y son necesarias, pero un corazón acompañado soporta mejor la bajas temperaturas.
    Un Fuerte Abrazo querida Zambullida.
    Dá recuerdos a Núria por favor 😉 .

  13. Ana azul Says:

    Te noto alegre, menos triste, y eso está bien. Disfrutar de lo que tienes y sentirte agusto. No hay nada mejor. Besos
    Ana

    • zambullida Says:

      Excepto por algún que otro disgusto, estoy bien, estoy contenta. Nada es perfecto ni nunca lo será, pero disfruto de lo que la vida me regala cada día. Más que suficiente. 🙂

  14. Solsticio Says:

    Los lugares y las formas que describes son muy bonitas al igual que la música y la foto. En tu línea.

  15. Maruxela Says:

    Un bello relato. De verdad; me ha encantado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: