Tesoros

He pasado unos días oscuros en los que he llegado a arrepentirme de la publicación de «Carta a Hedda y algunos cuentos». Voy poco a poco saliendo de ese túnel al que me han llevado el cansancio y mis sempiternos problemas económicos. Me he pasado buena parte de la mañana en la cama, aunque hubiera un montón de tareas pendientes. Anoche las pesadillas turbaron mi sueño y a muy primera hora, una cuadrilla de operarios ha estado danzando por el jardín vecino con toda suerte de artilugios, a cual más ruidoso. He hecho algunas gestiones y a eso de las 12 y media me he tumbado en el sofá bien arropadita —los fríos de días atrás envolvieron la casa con mantas, medias de lana y gruesas prendas de abrigo— y me he despertado más vivaracha. He saboreado en estas horas la desesperanza, que me han dejado un regusto amargo, la angustia y el miedo al desahucio, a vivir mendigando, a no poseer nada excepto lo puesto, a dormitar al sol en una esquina sin sueños, sin hálitos. La pobreza, cuando se vive en primera persona, golpea con saña y cualquier gasto, aun necesario, implica un dolor inmenso. He salido un ratito al sol, porque a causa del frío, mis articulaciones han vuelto a quejarse; esta mañana, recién levantada, empecé ya en serio el tratamiento para hacer frente a las alergias que me aquejan en mayo y junio. Toca seguir descansando; esas sombras que han tratado de apropiarse de mi espíritu me han dejado maltrecha. Anoche, la charla con C. me insufló alientos. Ella, que lleva oyendo hablar de «Carta a Hedda» desde sus comienzos, desde aquel verano en Nueva York en el que tropecé con ella, cuando con un viejo camisón y con el runrún de fondo del aire acondicionado me entregué por completo a ese texto que llevaba meses atormentándome, ansía palpar el libro. Antes de comer, estuve chateando con mi mi amiga de Hong Kong, quien admira mi salto al ruedo, no en vano ella lleva años postponiendo la publicación, aunque ahora parece más centrada en los lienzos y con L., que hace no mucho sufrió un engaño que la dejó al borde de la quiebra y sigue luchando por sacar adelante sus diseños en esa ciudad mediterránea en la que se ha afincado. C. siempre me alienta desde la galería de arte de la que salió esa hermosa tablilla que tantas alegrías me ha dado… La guinda del pastel la ha puesto un correo de C., antigua compañera de pupitre, que me ha recetado natación, vacaciones y poca limpieza. Tengo, pese a todo, buenos amigos y eso sí que el dinero no lo compra. Soy rica, aunque posea muy poco. Si hay algo que esta puesta mía en escena me ha mostrado es para quién realmente cuento.

P.D.: Que no se me enfaden los que no he nombrado; sólo hablo de los que entre ayer y hoy me han animado. A todos regalo esta bella flor y esta melodía que me ha tocado el corazón. Gracias, Karen, por prestarme tus fotos y obsequiarme siempre con tanta belleza.

Anuncios

43 comentarios to “Tesoros”

  1. winnie0 Says:

    Claro que este salto al ruedo tuyo es increible…..ANIMO es que estás cansadita! un beso

  2. mercedesmolinero Says:

    Cuentas para mucha gente no te quepa duda Zambullida.
    Hoy con el libro ya en mis manos, comprendo todo lo que te ha costado sacarlo adelante.
    Un fuerte abrazo, Nuria.

  3. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    TODO EN ESTA VIDA LO PROPONEMOS NOSTROS PERO TENEMOS LA AYUDA DEL SEÑOR PARA REALIZARLO, NO ES EMPRESA FACIL LA QUE TI HAS EMPENDIDO PERO LA SACARAS Y VENDRA EL TRIUNFO, YO LO SS, UN BESO

  4. 1cruzdelsur Says:

    Espero robarte una sonrisa, ahora cuando llegue este mensaje…, fuerza que eres rica y guapa…, un beso y espero que el próximo post tenga aroma a primavera…
    C.

  5. inspiracion1971 Says:

    Es preciosa la flor… y si, mientras tengamos ilusiones, sueños, esperanzas, amigos, motivos por los que reir… seremos poseedores de lo que la visa no te puede dar. Un millón de besos. 🙂

  6. joaquinsarabia Says:

    ¡Qué difícil es cumplir los sueños!, porque hay que cumplirlos poco a poco y cuando empiezan a cumplirse vemos que pueden ocultar cosas que amamos, y tratamos de combinarlas.
    ¡Son tantas cosas las que quieres escribir, Nuria, que te falta tiempo!, tanquila los que queremos leerte sabemos esperar.
    Un Fuerte Abrazo 🙂 .

  7. Ana azul Says:

    Te conozco poco, pero desde que te leo, presiento que estas rodeada de un halo de melancolía, pero como tú dices, no estás sóla porque tienes amigos que te arropan, que a veces dan mas calorcito que esas mantas que todavía tienes por ahí. No debes arrepentirte de tu obra, si eso es como un hijo, que seguro que te dará muchas satisfaciones. Besitos y mucho ánimo y aunque nos conozcamos poco, no dudes cuanto te apetezca a mandarme un email desahogándote si lo deseas.
    Chao
    Ana

    • zambullida Says:

      La melancolía es una especie de tristeza saludable, en la que uno encuentra placer. Lo que he pasado estos días ha sido una depresión post-parto, bastante habitual entre los escritores. Estoy muy bien. Agradezco, no obstante, el ofrecimiento. Cuídate mucho, Ana.

  8. bypils Says:

    Zambu,
    El libro es magnífico y el éxito, llegará…Te mereces que las cosas vayan bien. No desfallezcas que lo más difícil, ya está hecho.
    Abrazos.

    • zambullida Says:

      Es cierto, pero quedan un montón de cosas por hacer. Poco a poco. Ya estoy animada y con ganas de cosas nuevas. Gracias por tus palabras, Bypils; viniendo de ti son todo un cumplido. Un abrazote.

  9. Luisa Angela Says:

    Serénate reina.Lo que estás sufriendo es una crisis postparto,y la sensación de astío y de perdida por pasar de un estres increible a un poco no saber muy bien que es lo que toca hacer.
    Pero va a pasar pronto porque este solecito de castilla es capaz de levantar cualquier cosa.Ánimo reina.
    Que la Luz del sol te bese

    • zambullida Says:

      Ya estoy mejor y sé bien lo que tengo qué hacer (lo estoy haciendo, de hecho), aunque haya estado unos días perdida y muy, muy cansada. El solecito ayuda, pero la alergia me tiene frita. En fin… Gracias, Luisa.

      • Luisa Angela Says:

        No se que antialergico usarás pero uno de nueva generacion llamado ibis, a mi me está viniendo de perlas

      • zambullida Says:

        Ni idea. A mí me recetan Ebastel flas, gotas para los ojos y Nasacort para la nariz. El problema es que me gusta salir al jardín y estos días las gramíneas y las malas hierbas me están matando. Me informaré, no obstante, sobre el ibis. Gracias, Luisa.

  10. susana Says:

    Eres rica en amor y eso es importante. Un beso.

  11. enlasnubes Says:

    Normal que esté agotada, muchas emociones, alegrías… mil sentimientos!!!
    Disfruta y sonrie 🙂
    Besos!

  12. annefatosme Says:

    Como hoy es otro día, luce el sol y hace calor… ánimo! Tienes que observar la naturaleza para nosotros y contárnosla con tu exquisita sensibilidad, mi niña. Un beso.

  13. flori Says:

    Eres rica y posees mucho, esas cosas que no se pueden comprar. Todo tiene un costo por decirlo así, y ningún sacrificio parece ser grato al momento, pero luego produce sus frutos. Un abrazo.

  14. Concha Huerta Says:

    Como te entiendo Zambu. hay días que uno no siente energía para nada. menos mal que al siguiente sale el sol y con el la esperanza. Un saludo

    • zambullida Says:

      A mí, Concha, ya se me fue el cansancio. Ahora tendré, como todos, días malos, pero la depresión post-parto ha desaparecido, o al menos eso es lo que parece.

  15. tomae Says:

    Hola, ZN aquí el comando alfa desde el sector 8 de la península, en breve recibirás mensaje no codificado, repito no codificado para envío de paquete … diversos asuntos dificultan que nuestro equipo no puedan enviar mensaje, espera unos días y recibirás instrucciones precias para que ejecutes tu misión. Puedo anunciarte un cambio de planes respecto a la misión inicial …estate atenta para ese mensaje … cambio.

  16. Caminante Says:

    Te felicito! le has puesto Fe, se nota.

  17. autoresdiversos Says:

    Zambullida: Tu solo necesitas abrir de par en par todas las ventanas de tu mente.

    Si lo haces veras, como con ello consigues que tus neuronas se atiforren de oxigeno.

    Tu eres mentalmente, inmensamente rica, por lo tanto no tienes derecho a lamentarte.

    Los problemas y o material, son vanos y superficiales.

    Cuidate, te ofrezco mi cariño mental desinteresado y mi amistad, si los deseas.

    Un fuerte abrazo

    Elhiot

    • zambullida Says:

      Ahora, precisamente, necesito mantener las ventanas cerradas por aquello de las alergias 😉 Estoy mucho mejor y agradezco tus palabras, pero uno hasta que no vive la pobreza en sus propias carnes, no sabe lo que realmente es. No es banal y puede llegar a ser trágico; lo veo a mi alrededor a diario. En este sentido, está siendo una experiencia muy eniriquecedora, pero endiabladamente difícil. Gracias de nuevo, Elhiot.

  18. Explorador Says:

    Gracias a ti, por tus palabras y tu ejemplo. Sigue adelante, nada, sueña, sonríe. ¡Un besazo!

  19. diariodeunatreintaneradesubicada Says:

    Los amigos son un tesoro impagable. oara mi tambien son akgo muy importante, son la familia que yo elegi… y los problemas economicos, ahora hay una situacion de mucha incertidumbre. todos luchamos con eso, y mas cuando decides como tu trabajar tu vocacion… solo puedo decir que despues de la tempestad viene la calma

  20. mensnudum Says:

    Pues venga, aquí está tu otra familia elegida y estamos (bueno hablo por mí) estoy más que dispuesta a arremangarme y a hacer lo que necesites.

    Besos y mimitos mil!!

  21. Alfonso esteban Says:

    Me encanta como escribes,cuanto amor desprendes..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: