Silencio y sosiego

Comienzo el día con antibióticos; la infección en la garganta resultó ser más seria de lo esperado. Trato de leer durante el desayuno, pero no me concentro; demasiadas tareas a la espera: si quiero vencer al caos, debo empezar ya mismo; estoy, además, acelerada. Me decido por el estudio, donde más horas empleo. Había pensado en acicalarlo entero, pero no he pasado de una estantería que acumulaba papeles, cuadernos y manuscritos desde tiempo inmemorial y de cuatro naderías más. Me he librado de facturas atrasadas, de papeles con teléfonos de gente que ni recuerdo y de viejas listas de la compra. He colocado la cajita de cartón donde guardo los artilugios informáticos y poco más. Mi idea era acabar con el baño —ayer limpié la bañera—, pero como quiero dosificarme, he preferido airearme. Era tarde y jarreaba y me he decidido por el pueblo. He pasado primero por la iglesia; apenas he aguantado diez minutos, el frío era terrorífico y la humedad, también. De camino a la carnicería, he parado en el quiosco: pipas y un jamón de azúcar. La lluvia me ha disuadido del paseo, así que, después de recalar en la tienda de ultramarinos, me he metido en el coche; vuelta a casa. Nada más llegar, he puesto unas lentejas a remojo y he empaquetado la carne muy despacio, disfrutando del momento; suelo hacerlo de forma atropellada. Lo que más trabajo me dan son las pechugas de pollo: he limpiado los filetes con mimo y los he distribuido en cuatro paquetitos. Me ha invadido, de pronto, una gran paz; el aquí y el ahora, con sus aparentes engorrosas tareas, vienen de nuevo a toquetearme con sus dedos empapados en quietud y reposo, de suerte que mi mente descansa en esa placidez que había perdido en estos días y en ese silencio que tanto anhelaba. La mente se ha librado de cuanto la obligaba a vivir en un mundo que no era el suyo y así, en la extrañeza, iba dando tumbos, sin encontrar propósito, y arrastrando grandes y pesadas piedras. Tras ese batiburrillo, que le ocultaba la realidad y la ahogaba, se ha topado con una finalidad, aun cuando a ratos parezca carecer de sentido, y, sobre todo, con esa primera causa, que es el pilar de todo, sobre la que se asienta ella y el mundo.

P.D.: Este texto fue escrito ayer, pero hasta hoy no me ha sido posible publicarlo.

Anuncios

38 comentarios to “Silencio y sosiego”

  1. winnie0 Says:

    Es tu día a día….es tu minuto a minuto…Me gusta que lo compartas…Un beso

  2. juana Says:

    Leo atentamente tu post y no puedo hacer otra cosa que admirar tus sabias palabras, fruto de la reflexión profunda.
    La pre-ocupación nos mantiene alejados del presente, ella vive en el futuro y en el ahora el futuro no existe, no ha llegado. La mente preocupada con muchas cosas a la vez es una mente embotada, a la mente personal hay que “vaciarla”, para que esté con paz. El pensamiento nos mantiene tan ocupados que no nos permite descubrir lo que está dentro de nosotros La mente desocupada está fresca, radiante… ella permanece en el presente, cuando escucha, escucha; cuando ve, sólo ve…
    Sólo tenemos el aquí y el ahora. Sólo podemos vivir en el aquí y ahora y disfrutar del maravilloso regalo de la vida.

    • zambullida Says:

      No siempre soy capaz, Juana, de llevar a la práctica “mis sabias palabras”. Sólo hago lo que buenamente puedo.

      Tienes razón: la única forma de disfrutar está en el aquí y el ahora.

  3. Susana Says:

    A veces centrarse en las tareas pendientes es la mejor manera de relajarse aunque no lo parezca. Me alegro de que recuperes tu calma. Un beso.

  4. joaquinsarabia Says:

    Querida paz ¿porqué duras tan poco?¿porqué siempre al final nos alteramos con las circunstancias de la vida?¿porqué no puedo detenerme en la paz para siempre?.
    Un cariñoso Abrazo 🙂 .

  5. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    CUIDADO CON ESA GARGANTA, ES UNO DE LOS MALES QUE SIN SER PELIGROSO ES EL QUE QUE DA MAS FIEBRE A UN CUERPO HUMANO, CUIDATE, VALE!. POR LO DEMAS DE TE VEO BIEN CON TUS CUESTIONES DE ARREGLOS Y LIMPIEZAS. NO DEHES DE ESCRIBIR, UN ABRZO

  6. flori Says:

    Me alegra que encuentres el sosiego tan anhelado… Cuida tu garganta para que este mejor pronto.
    Zambullida, me da curiosidad, todavía no nos regalas una foto?, pero cuando puedas, no hay apuro 😉
    Un abrazo.

  7. flori Says:

    bueno, si has puesto alguna (foto), no lo se porque no dice, disculpa mi ignorancia…
    Un abrazo.

    • zambullida Says:

      He publicado ya algunas fotos, flori. Es fácil detectarlas: son las que tienen peor calidad. Poco a poco.

      • flori Says:

        En title, puedes poner por Zambullida, o, tu nombre… es que quería ver un poco como es donde vives, ya sabes, el frío, la escarcha… El camino o calle que aparece en esta entrada esta muy bien…
        Bueno, ya me voy, hasta luego,
        un abrazo.

  8. mercedesmolinero Says:

    Con la garganta echa polvo a quién se le ocurre, parar en el quiosco, y comprarse pipas y un jamón de azúcar. Si estuvieras cerca te iba a dar unos cachetes (desde el cariño, como diría Emy)
    Cuídate que la garganta con infección es muy traicionera.
    Un fuerte abrazo, golosa.

  9. mercedesmolinero Says:

    Perdona he puesto “echa polvo” sin “h” son mis nervios, estoy alterada y hago las cosas a tontas y a locas.

    • zambullida Says:

      Lo de las pipas es una temeridad, lo admito, pero no he recurrido a ellas hasta que los antibióticos han hecho efecto y siempre bebiendo mucho líquido. Son mi vicio, Mercedes. En cuanto al jamón, me entró muy bien y me supo muy rico 😉

      Espero que estés más sosegada.

      Un fuerte abrazo.

  10. Profa. Elizabeth Vargas Says:

    Es gracioso porque leo tu publicación justo antes de comenzar a hacer las tareas domésticas de limpieza del baño, barrer, mapear, etc… y de iniciar con la corrección de los trabajos de mis estudiantes de la Universidad, así que me puedo sentir muy identificada.

  11. inspiracion1971 Says:

    Deseo que estes mejor de la garganta. Cuidate. Me ha encantado leer como trajinabas en la cocina… un beso. 🙂

    • zambullida Says:

      No te creas que a mí lo de la cocina se me da muy bien, inspiración. La garganta, gracias a los antibióticos, está mejor. Lo malo es el frío de la casa; temo recaer. Besos.

  12. Caro Pé Says:

    el aquí y ahora…
    Por qué al ser humano le cuesta tanto enfocarse más en el aquí y ahora?Dejar ser al momento, lo que el momento quiera ser.
    Anhelando el pasado, preocupados por el futuro se nos va la vida…
    Abrazoo!

  13. Concha Huerta Says:

    Cuidate esa garganta que este tiempo ya esta bastante frio. me gustaron tus rutinas y reflexiones sobre tu vida hoy. Un saludo

  14. Solsticio Says:

    La música es maravillosa, meláncolica, pero muy relante y el post también.

  15. luna nueva Says:

    La descripción es insuperable. Yo te veo caminando por ese pueblo y limpiando esas pechugas. La música y el relato relajan.

  16. luna nueva Says:

    La foto también transmite calma

    • zambullida Says:

      Todo es mejorable, luna, pero te agradezco el cumplido. El caso, y ya lo he comentado en alguna ocasión, es que siempre creí que lo mío no eran las descripciones. Tanto la música, pese a que esté teñida de cierta melancolía, como la foto relajan. Gracias.

  17. guelgar Says:

    Muchas veces lo buscamos la paz y el sosiego,y no somos capaces de encontrarla ,por eso debemos ir por partes ,y ver que es lo que queremos hacer ,en la vida y dar prioridad a lo que nos refuerza y restarle importancia lo que nos la quita.

    • zambullida Says:

      Lo mejor es ir por partes para no aturullarse y acaparar más de lo que se puede. Poco a poco se hacen las cosas mejor, aunque cueste ver los resultados de forma inmediata.

  18. sunsi Says:

    ¿Nos hemos puesto de acuerdo desde la distancia para poner orden, Zambu? Llevo varios días que me salen papeles por las orejas. Y cuando empiezas ya no hay marcha atrás. ¿Será verdad que el orden externo ayuda al interno y produce una sensación de paz y relax?

    Me alegro de esta tregua. Pero, a no ser que te quedes sin víveres, con la garganta fastidiada mejor no pasearse. Pórtate bien;-))) Un beso, guapa.

    • zambullida Says:

      Es cierto, Sunsi: una vez que empiezas, ya no puedes parar. Estoy convencida de que ese orden externo se traduce en un orden interno; no tengo dudas al respecto.

      Es mejor pasear que quedarse en casa porque aquí dentro, donde vivo, hace a veces más frío que en la calle. Además, pese a la infección, que ya va remitiendo, no hay fiebre.

      Gracias, sunseta. Besos.

  19. ♥ ♣ ֱֲֵֶֻєρσ¢ค ∂σяค∂ค ֱֲֵֶֻ♣ ♥ Says:

    Después de tanto estrés, siempre viene un poco de calma y ese día fue “tu día”, sin prisas…todo “a su amor” 🙂 Creo que todos tenemos días de estos, en que te lo tomas todo más relajadamente, disfrutando del momento…
    Pero esa garganta…es lo que importa. Leche bien calentita con un chorreoncito de miel, 😉 Cuidate Zambu! y muchas gracias por tu compañia…un besito dorado que te cure un poquito muak!!

    • zambullida Says:

      Voy a tratar que todos mis días sean lentos, doradita. Merece la pena, la verdad, y con prisas, se llega a pocos sitios y, por añadidura, resulta poco eficaz. La garganta va recuperándose. Gracias,

  20. annefatosme Says:

    Los pequeños quehaceres nos atan a la realidad y nos recuerdan la suerte que tenemos, y que tan a menudo olvidamos, de tener una casa donde cobijarnos y comida caliente para llevarnos a la boca, cuando el frio aprieta. Cuídate mucho.
    Un abrazo,

    • zambullida Says:

      La realidad, que es lo único que tenemos, se hace más patente y más hermosa si uno le presta toda su atención.

      En cuanto a lo del cobijo, no sé si mi casa podría considerarse un buen refugio. Hoy soplan, dentro de la propia vivienda, vientos huracanados. Tendrá que ser así.

      Tres besos, normanda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: