Fin de semana febril

Este fin de semana ha sido ciertamente extraño. El jueves comencé a sentirme mal y tomé las precauciones debidas; los constantes cambios de tiempo y la exposición al aire acondicionado acabaron mellando mi siempre frágil garganta. El viernes amanecí muy débil. Aún así pensé en bajar a la ciudad a hacer algún recado y darme, de paso, un garbeo, pero el malestar me echó para atrás. Me acerqué al pueblo, a la carnicería, y luego, de vuelta a casa, me avituallé de adornos florales: sólo unas pocas rosas y algunas ramas de ciruelo que he distribuido por la casa; últimamente, he descubierto que la belleza de algunas de estas flores, no todas, se realza con esas delicadas ramitas de finas hojas, sobre todo si se colocan en rústicas jarras de barro. La casa huele a una mezcla de flores y de una ligera fragancia oriental que desprenden las prendas recién lavadas; es muy agradable. Las temperaturas han subido, según tengo entendido, y aquí ando con dos jerséis gruesos, con bufanda y con una mantita sobre las piernas. A veces me entran sudores y empiezo a quitarme prendas; al rato me vuelve el frío. En este estado suelo, por lo general, deprimirme: la soledad me aplasta, la fiebre me impide concentrarme en la lectura, todo me agota y no encuentro nada útil qué hacer. Esta vez, a pesar de la infección y de los dolores, he logrado ser muy productiva: he leído mucho y  en cuanto me notaba fatigaba, cerraba los ojos durante diez o quince minutos y volvía a la carga. Jane Austen se ha convertido en una adicción. Tras la lectura de «Emma» y de «Northanger Abbey», consideré oportuno cambiar de registro. Sin embargo, nada parecía satisfacerme. Volví a la biblioteca, a la sección de lenguas extranjeras, y me topé con dos tomos de las obras completas de la sorprendente narradora inglesa. En pocos días me he leído «Mansfield Park» y tengo la impresión de que no descansaré hasta que no dé cuenta de todas y cada una de sus novelas. Mañana haré un paréntesis: un amigo me envió por correo un breve poemario y me gustaría dedicarle toda mi atención. Luego, sin dudarlo, volveré al ingenio y a la sabiduría de mi querida Jane; sólo espero que los antibióticos no sean más feroces que la fiebre y que mi mente, aun cuando el cuerpo se resienta, no se debilite demasiado.

P.D.: El post fue escrito ayer; hoy, decididamente, el ambiente es más fresco y pronto la lluvia bañará todo.

Anuncios

29 comentarios to “Fin de semana febril”

  1. winnie0 Says:

    Cuidate mucho mi niña!!! Yo debería pillar un librito de tu Jane…pero me desborda ahora la lectura de varios que llevo entre manos.
    Cuidate ese estado Un besito

  2. Pedro Says:

    Cuidare mucho, claro. Pero qué bueno lo que has escrito: con dolores y malestar has conseguido trabajar mucho. Me has hecho pensar.

    • zambullida Says:

      Sí, yo misma estoy sorprendida. Es curioso: también enfermé poco antes de Semana Santa y logré aprovechar el tiempo, aunque esta vez, tal vez porque la movilidad era mayor, he logrado mucho más.

      Gracias por pasarte, Pedro.

  3. inspiracion1971 Says:

    La garganta.. también es mi punto débil, me ocasiona afonías inoportunas.. pero bueno, un pañuelito, algo de sofá, y un buen libro.. todo lo cura.

    Un beso de… sana sanita, culito de rana, sino cura hoy curará mañana.. muack.

    🙂

    • zambullida Says:

      Lo malo son los antibióticos, inspiración. En este caso, dada la infección, eran ineludibles. Seguramente si la semana pasada hubiese recurrido a ellos, ahora no estaría así. Han sido, pese a todo, unos buenos días. Gracias, amiga. 🙂

  4. Juana Gil Says:

    Te deseo una rápida mejoría. Y mientras, a disfrutar con las lecturas de esa maravillosa autora. Un abrazo

    • zambullida Says:

      Parece que Jane Austen, al menos entre mis lectores, levanta pasiones. Voy ya mejor. Hoy, ¡qué remedio!, iré a la ciudad: son demasiados días sin comprar, pero será, espero, una visita corta e iré abrigada. Parece que las temperaturas siguen bajando.

  5. María del Carmen Rodríguez de Arce Rubira Says:

    ! Cuidate mucho mi linda escritora !, hasta enfermita nos deleitas con tus narraciones, eres lo máximo amiga.
    Mi frío otoño ha hecho su efecto en mi gargana, estamos iguales, bueno no tanto, me duele pero no tengo fiebre gracias a Dios.
    Hermosa Jane, como me hubiera gustado haber vivido en esa época tan romántica, y bailar a la luz de las velas, bello el video me encantó. Voy a buscar los libros en internet, con suerte los encuentro.
    Que agradable aroma el de tu casa con las flores que la adornaste.
    Estas malita, pero con animo fuerte y mente muy positiva, me alegra, estoy segura de que muy pronto todo volverá a la normalidad, cuidate mucho y no te enfríes, los cambios de temperatura hacen mucho daño.
    Con mucho cariño
    Maricarmen

    • zambullida Says:

      Da gusto contigo, Mª del Carmen: eres de las pocas que se fija en los vídeos. A mí también me gustaría bailar a la luz de las velas.

      Para suavizar la garganta, vienen bien gárgaras de infusión de tomillo, una cucharadita de miel y un chorrito de limón. Las gárgaras con bicarbonato impiden que se produzca la infección.

      Cuídate, amiga.

  6. flori Says:

    Espero que te mejores Zambullida; sin duda alguna un buen libro es el mejor compañero cuando estamos enfermitas.
    Un abrazo!

  7. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    CARAY ZAMBULLIDA , DEBES CUIDARTE MUCHO, ESTOS CAMBIOS DE TEMPERATUA DEJAN A INIHECHO POLVO, PERO BUENO SI ELLO Y POR ELLO TE DEDICAS A ALIMENTAR TU ALMA ENTOCES ESTA BIEN, REPOTO CUIDATE, UN ABRAZO

    • zambullida Says:

      La primavera es así, tornadiza, pero en esta tierra nuestra los cambios se acusan más de suerte que podemos pasar de los 30 grados del mediodía ( en días muy calurosos) a los 10 de por la noche. En fin…, no queda otra que resignarse. De buena gana me iba a vivir a una zona más templada. Cuídate tú también, jarafuelino. Un abrazo.

  8. Concha Huerta Says:

    Jane Austen que buena compañía para un fin de semana con una manta. Espero que te recuperes pronto. Saludos

    • zambullida Says:

      Mañana, si Dios quiere, empezaré “Persuasion”. A ti también te acompañan buenas lecturas… A ver si mejora el tiempo, pareciera que hubiera vuelto el otoño. Aquí los cambios de temperatura son brutales y mi garganta (faringitis crónica) no los resiste. Gracias, Concha.

  9. Alan Rulf Says:

    Llego con retraso, muy a mi pesar. Celebro que al menos hayas tenido compañía, aunque sea literaria. Espero que estés recuperada.

    Saludos.

  10. Mercedes Molinero Says:

    Hola cariño:
    De nuevo estoy entre vosotros, dispuesta a comentar y a recibir vuestras críticas.
    Siento que hayas estado enferma, confió que estés ya recuperada.
    Sabes… me recuerdas a una herína romántica, debilitada por la fiebre pero, con sus afanes literarios a flor de piel, luchando contra las circunstancias adversas.
    Un abrazo

    • zambullida Says:

      No estoy del todo recuperada, Mercedes; en ello estamos. Soy una heroína romántica en toda regla: vivo con las mismas incomodidades que hace dos siglos, la enfermedad siempre me está rondando y la adversidad se ha convertido en una rutina, ¡ja,ja,ja! Encantada de tenerte de vuelta, niña.

  11. Emily Says:

    Con estos cambios de tiempo que tenemos, no me extraña que te encuentres un poco malilla, yo llevo toda la mañana estornudando y también me duele un poco la garganta, pero bueno, ya vendrá el buen tiempo otra vez. Espero que ya estés mejor, cuidate mucho. Un beso.

    • zambullida Says:

      Vendrá el buen tiempo y se volverá a ir de un día para otro y las temperaturas caerán tanto, sobre todo por la noche, que volveré a enfermar. Esta tierra nuestra es muy áspera, Emily. Imposible recuperarse en esta casa fría y húmeda. Gracias, de todos modos. Cuídate tú también. Besos.

  12. Caro Pé Says:

    Jane Austen la tendré en cuenta.
    Abrazo!

  13. gaviotasinamor Says:

    Buenos días Jane, ejejejee perdón Zambullida…me parece tu post, de una sensibilidad, encantadora!! que manera más dulce de explicar tu enfermedad, me encanta.
    En cuanto a Jane, sólo conocia Sentido y Sensibilidad, me apunto las otras
    Un beso
    P.D. cuídate

    • zambullida Says:

      “Sentido y sensibilidad” lo conozco por la peli ( me la habré visto unas 10 veces ) al igual que “Orgullo y prejuicio”; éstos todavía no los he leído, los quiero dejar para el final. Ya veremos: lo mejor es no planificar nada, porque a mí los planes siempre se me desmoronan. De hecho, pese a mis deseos, me ha sido imposible volver a leer. En fin… Gracias por pasarte.

  14. Charles Says:

    Qué bien escribes, da gusto leerte.
    No tardará en salir el sol que aplaque tus males.
    Un beso maja!

  15. gaviotasinamor Says:

    Espero que ya estés mejor de tu fin de semana febril y que nos sigas deleitando con tus preciosos escritos.
    Un beso

  16. zambullida Says:

    Pues no cesa de llover desde el domingo…, y, como las temperaturas han bajado, me sigue doliendo la garganta. Gracias, Charles.

    No tengo fiebre, gaviota, pero, como le he comentado a Charles, la garganta no acaba de curarse. Esta casa es muy fría y húmeda. Gracias. Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: