Percances

Este fin de semana ha sido complicado: pocas horas de sueño a causa de un percance informático del que me sentía incapaz de librarme. El viernes, R., mi ángel informático, vino en mi auxilio; luego, tuve que arreglármelas sola. Finalmente, el domingo, después de hablar con E., que se bloquea, al igual que yo, ante los ordenadores levantiscos, decidí encender de nuevo el portátil y resolver el asunto por mí misma. Tenía una idea en mente, pero hasta ese momento no me había atrevido a acometerla por temor a provocar un desaguisado aún mayor. Lo hice sin miedo, sin temblarme el pulso, y funcionó. Le envié un correo a mi amiga para contarle el feliz desenlace y me contestó con un versículo de Isaías:

«Los que confian en el Señor sentirán que se les renuevan las fuerzas,

y que les crecen alas como de águilas,

correran sin fatigarse

y andarán sin cansarse.» ( Is 40, 31)

A partir de ese momento, después de dos días de vorágine, me vino el descanso y, con él, la paz. Bajé a la ciudad a votar. Imposible aparcar. Tras varias vueltas,  una berlina encendió el intermitente; paré a una distancia prudencial y avisé al resto de los conductores. Uno de ellos parecía tener mucha prisa: me adelantó de tal manera que me rozó el lateral izquierdo del coche, dejándome una bonita huella. Le pité, pero se dio a la fuga y el tener otro coche delante maniobrando me impidió ver la matrícula. Aparqué muy nerviosa y comprobé los daños; lejos de enfadarme, me reí de mí misma, de mi estúpida pretensión de mantener el coche impoluto, de mi enfermizo perfeccionismo. Llegué a votar dos minutos antes de que cerraran el colegio electoral.

P.D.: Anoche volví a casa con el coche ligeramente magullado y con dos preciosas rosas, roja la una y borgoña la otra, de una variedad muy aromática y de un tacto aterciopelado. Tengo a una de ellas detrás de mí y de vez en cuando me doy la vuelta para admirarla y aspirar su fragancia.

Anuncios

30 comentarios to “Percances”

  1. gaviotasinamor Says:

    Hola precioso vídeo y la música más, en cuanto a tu post, pues está muy bien si eres creyente claro…sino pues has tenido mucha paciencia.
    Un saludo
    P.D. no sé si me recuerdas ya te comente en otra ocasión

    • zambullida Says:

      Sí, te recuerdo, pero has entrado con un nombre de usuario distinto; por eso, he tenido que autorizar tu comentario.

      La paciencia, te aseguro, no es mi fuerte.

  2. inspiracion1971 Says:

    Los inconvenientes ponen a funcionar la cabeza, y se nos ocurren soluciones; es como un puzle, que les damos vueltas, hasta que encontramos la solución.
    Lo del coche… que mal educado y grosero, debería de haberse parado y dar los datos del seguro.
    Las rosas…si, pétalos aterciopelados, y olor intenso. Una maravilla escribir inundada por su perfume.

    🙂

    • zambullida Says:

      A mí los inconvenientes, cuando me acosan, me acaban bloqueando… Las palabras de mi amiga me ayudaron a serenarme, de ahí que tuviera el coraje de encender de nuevo el portátil y de enfrentarte a aquel asuntillo pendiente.

      En general, o al menos ésa es mi experiencia, la mayoría cuando golpea a otro coche se escaquea. Luego nos quejamos de los políticos, de su falta de honradez; deberíamos mirarnos más a nosotros mismos.

      Las rosas son, sin duda, maravillosas; ahora las tengo repartidas por toda la casa.

      Gracias, inspiración.

      • inspiracion1971 Says:

        Uhm.. una vez rocé a un coche en el Hipercor. Estaba aparcado, y era nada, una chispa. Le dejé una nota con mi telefono, había sido un roce sin importancia, pero no me iba tranquila. No soy la única, lo hace más gente.
        Confiemos en los demás… los “petardos” son pocos, aunque hacen mucho ruido.

        Me ha llevado a un estado zen pensar en el aroma de las rosas…

        Un achuchón.

  3. winnie0 Says:

    Si te tuviera cerquita te daria un abracito de los fuertes….. para acabar bien los percances del finde. un beso

  4. Charles Says:

    Demasiado elemento suele haber al volante.
    Bravo por las rosas, a disfrutarlas!
    Ciao!

    • zambullida Says:

      Gracias, Winnie. Recibo encantada tu abrazo.

      Sí, Charles, la mayoría, tal y como le comentaba a inspiración, suelen ser bastante groseros. Aquí estoy disfrutando de las rosas y de las obras del vecino. En fin…

  5. Alan Rulf Says:

    Lamento lo del coche. A mí siempre me pasa igual, no dejo de sufrir hasta que tienen el primer rallón. Luego ya da lo mismo.

    El conductor, un sinvergüenza.

    Saludos.

    • zambullida Says:

      A mí ya el verano pasado otro sinvergüenza me dejó su pintura adherida al lateral derecho de mi coche. No dejó nota ni nada. Entonces, el seguro lo cubría; ya no.

  6. mercedesmolinero Says:

    Has tenido paciencia, has pasado de rayones y tienes dos rosas cuya fragancia te acompaña y además… has votado.

    Un abrazo

  7. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    SON MAS IMPORTANTES LA ROSAS QUE LOS RASCONES Y SOBRE TODO QUE HAYAS VUELTO CON ALEGRIA AL SABER QUE HAS CUMPLIDO CON TU OBLUGACION DE HACERLO, POR TI Y POR EL RESTO DE ESPAÑOLES, UN ABRAZO ZAMBULLIDA

  8. annefatosme Says:

    He leído tus dos últimas entradas, no hay nada peor que el insomnio para arruinar el día si además se une a ella la penuria económica…o es al revés? En cuanto al percance informático es una lata y otra lata que te rayen el coche…pero afortunadamente hay mujeres como tú a quienes les puede más el perfume de las rosas.
    Un abrazo,

    • zambullida Says:

      GRACIAS, LAMBERTO. UN ABRAZO PARA TI TAMBIÉN.

      El insomnio, Anne, es terrorífico. Hoy, de nuevo, lo estoy sufriendo y siento que el día ya está perdido porque no puedo acometer ninguna de mis tareas. Tendrá que ser así. Las rosas me ayudan mucho, pero no hasta el punto de permitirme dormir plácidamente. El insomnio está, como bien has visto, relacionado con los problemas económicos. Gracias por pasarte. Tres besos.

  9. Emily Says:

    Una penita lo del coche porque es verdad que le tienes impecable, limpio y además es una monada….espero que el tio que te rozó se llevara él un rozón más gordo. Me alegro que se arreglara lo del problema informático, tengo un amigo que dice que en tema de ordenadores todo es ponerse y en tu caso, ha sido así. Anímate, seguro que allí estás más fresquita porque yo con este calor estoy molida. Un beso.

    • zambullida Says:

      No creo, Emily, su coche era más grande; allá él y su conciencia. Lo mejor es olvidarlo, ya no tiene remedio.

      Ayer, a causa del calor, me dio un bajón de tensión en una mercería que no tenía aire acondicionado. Aquí las noches son frescas. Hoy, de madrugada, me desperté con frío y no me volví a dormir. En fin… Besos.

  10. flori Says:

    El perfeccionismo es algo que por mi parte, deje hace tiempo, cuando me di cuenta como me hacia sentir impotente… recuerdo que gastaba hojas y hojas de papel en la escuela tratando de arreglar los errores de una tarea, se me hiban las horas… así que opte por permitir un poco de imperfección, y alegrarme por tener más tiempo libre.
    De todo lo relatado, te felicito por tu actitud, en la vida es difícil, sino casi imposible mantener las cosas intactas.

    Un abrazo

  11. flori Says:

    quise decir “iban” ()

    • zambullida Says:

      También yo hace tiempo que lucho para que el perfeccionismo no se adueñe de mi vida… En cuanto al coche, es el primero que adquiero nuevo y por eso lo cuidaba tanto. Los anteriores eran un desastre: viejos, llenos de abolladuras y siempre sucios.

  12. venaquimuahmuahmuah Says:


    Jeje, me encanta como te tomas las cosas… Esa es la actutud!!!
    Venga, ven aquí >–O–< ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

  13. tomae Says:

    En blogger, también tenemos percances de esos, y te aseguro que nos dejan más que tocados, quizá porque estamos acostumbrados a la inmediatez que nos trae esta comunicación loca que nos permite la red.

    Zambu, me ha gustado el ritmo de la escritura que nos traes hoy, así como relatando hechos cotidianos, …bueno más que cotidianos …menudo el de la berlina que casi atenta contra el tu derecho tan constitucional.

    Un fuerte abrazo y un selectivo escrutinio de besos!!!

    • zambullida Says:

      Gracias por las flores, Marisol. Has acertado de lleno, me chiflan las rosas.

      Parece que ya he recuperado mi perfil en casa de melo, tomae. Fue un día raro el de las elecciones y voté de milagro, pero, como todo lo pasado, ya es historia. Un abrazo para ti también, pero no me escrutes los besos, a mí no, por favor.

  14. Pericles Says:

    Si eres perfeccionista piensa en lo que te acarreará: inquietud, zozobra, enfado, aunque por otro lado te puede servir -como a mí me sucede- para mantener cierto equilibrio en tu vida. Yo, consciente del daño que me hace, intento no preocuparme ni ocuparme de nimiedades. De hecho casi todo tiene solución y si no la tiene, preocuparse no sirve para absolutamente nada.
    P.D. Yo también soy de los que dejo notas en el parabrisas cuando rozo a alguien.
    Besos. Raf

    • zambullida Says:

      Conozco muy bien lo que conlleva el perfeccionismo, de ahí mis risas al descubrir el rayón del coche. De hecho, mi vida dista bastante del perfeccionismo: es un caos y, al escribirlo, me río; vivo, me equivoco y soy feliz.

      Ojalá todos fueran como tú a la hora de dejar notas, Pericles. Bs.

  15. meloenvuelvepararegalo Says:

    Qué graciosas las conversaciones que se entablan por ahí.
    Pues sí, yo te vi en casa toda enterita, no sabía que tu avatar se había dado a la fuga momentáneamente 🙂
    Bajar a la ciudad a votar parece que le da más importancia, no?
    Disfruta de esa rosa que te observa mientras escribes; la otra donde la dejaste? Y… son también regalos?
    Un besazo y a preparar la cena, que luego me cenas a horas intempestivas.
    bss,

    • zambullida Says:

      Sí, mi avatar se fue de paseo durante unas horas y reapareció en tu casa.

      Las rosas me las regalaron, melo; la otra la puse en el salón. De todos modos, para llenar todo esto de rosas, que es como a mí me gusta tenerlo en esta época del año, se necesitan muchas rosas, de ahí que necesite refuerzos.

      Lo de mis horarios y mis comidas no tiene, me temo, remedio; soy, en este sentido, una causa perdida. Besos y…, 🙂 🙂 🙂

  16. María del Carmen Rodríguez de Arce Rubira Says:

    Querida amiga, recien puedo hacer el comentario sobre tu día de percances, todos sabemos que los percances cotidianos son muy frecuentes, pero el actuar con paciencia y buen humor, ya es mas difícil.
    Mi vida está complicda y ya no tengo tanta paciencia, mis problemas son tontos y no debo darles tanta importancia, pero me molestan.
    Sobre la votación para las Cortes, los sobres que me envían por correo, llegaron el dia de la votación, por lo tanto no pude devolverlos a tiempo y no voté.
    Me ha gustado el relato de tu día problemático, lo narras muy natural, me encantaron las rosas en tu coche, yo también muero por las rosas, y la melodia linda.
    Sigo con problemas de blogger, pero puedo entrar y escribir post. Gracias por tu comentario en uno de mis blogs, !no se borró!, ja,ja,
    Te quiero mucho a la distancia y siempre estoy contigo.
    !Feliz fin de semana!

    • zambullida Says:

      Parece que últimamente ha habido problemas en Blogspot; no eres la única afectada. También yo pierdo la paciencia con tonterías; ya sabes, hay días mejores que otros. Lo mejor es no dar importancia a los contratiempos, no recrearse en ellos y seguir adelante como si todo hubiese salido a nuestro gusto; entonces los percances se olvidan en seguida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: