Metánoia

Últimamente, una palabreja que me viene mucho a las mientes: «metánoia». A ratos, cuando pienso en lo que me acontece, especialmente en aquello que me hiere, en la precariedad en la que vivo y en tantas otras dificultades que soy incapaz de resolver, mi pensamiento se ensombrece. Entonces, las preocupaciones se enmarañan de tal manera que, si no paro a tiempo, acabo confundiéndome y  el discernimiento parece correr igual suerte o incluso desvanecerse para dejarme a solas con el ruido y la impotencia. En ese instante es cuando recurro a la «metánoia» y la mente no sólo se refresca sino que se encamina hacia ese deseo de cambio, de ver lo mismo — puesto que de mí no depende, de momento, mudar el decorado— con otra mirada; de suerte que lo ininteligible, aunque a simple vista esté despojado de sentido, adquiera significación, aun cuando sólo pueda intuirla y a veces ni siquiera eso. Siempre habrá cosas que se nos escapen, pues el conocimiento humano se topa a veces con límites que nos llevan a extrañas latitudes, en las que, a falta de costumbre, nos movemos con torpeza. En ocasiones, nos vemos anegados por circunstancias tozudas, empeñadas en imponerse, pese a su incomprensión y rechazo. Tarde o temprano, nos toca lidiar con la adversidad ¿No es mejor vivirla como una posibilidad de mejora?, ¿no es más fácil acaso encarar la vida con una nueva perspectiva, realista, pero, al tiempo, entusiasta? Si uno hace lo mismo poniendo en ello todos los sentidos, disfruta doblemente de ello y si se codea con la esperanza, se recobran bríos y resolución al punto de lanzarse a la batalla, la que antes tal vez rehuyó, cual aguerrido combatiente. Los lamentos y agobios no llevan sino a la angustia y cuando andamos llenos de miedos y zozobras, raramente atinamos; muy al contrario: la mente navega a la deriva, casi a la desesperada, y aunque el puerto esté cerca, apenas  lo vislumbramos. De mis naufragios he aprendido que no hay mal al que no se pueda vencer con la «metánoia», con esa promesa de un nuevo amanecer tras la tormenta; una alborada que se oculta entre los truenos, pero que se ya se alza radiante, plácida y hermosa mientras que cesa el fragor y baja el silencio para que hasta los espíritus más combativos reposen.

28 comentarios to “Metánoia”

  1. winnie0 Says:

    BRAVO Zambu…llevas una última temporada de remontarte a ti misma y superación constante en tus sentimientos y pensamientos.
    SIEMPRE amanece después de haber anochecido…Un beso

    • zambullida Says:

      Simplemente, me he propuesto estar contenta, pase lo que pase, y, sobre todo, ser feliz. Tengo días malos, pero al final, de un modo u otro, consigo remontarlos. Besos, niña.

  2. tomae Says:

    Zambu…pues a mí eso de metánoia, me suena a palabro compuesto de metadona y paranoia, despejando de cualquier efecto barbitúrico que pueda sugerir… en otras acepciones de la palabra, con sonido disonante o asonante me suena a algo de melancolía pero sonaría más con acento en la i.

  3. annefatosme Says:

    No había oído nunca esta palabra pero no importa porque tu texto explica muy bien su sentido. Hacer frente a la adversidad y tomar la vida como se nos presenta saboreando los pequeños placeres, como lo comentabas el otro día. En cuanto a la flor, la cala, una de mis flores preferidas, simboliza la maternidad, por lo tanto la continuación del la vida.
    Un abrazo, jovenzuela.

    • zambullida Says:

      Sí, Anne, la clave está en el aquí y el ahora.

      La verdad es que te pega mucho la cala; a mí, también me gusta: sencilla y elegante a un tiempo.

      Lo de jovenzuela me ha encantado.

      Besos.

  4. FRAN Says:

    Hermosísimos pensamientos, amiga Zambullida. Como siempre. Creo que todos sentimos a veces esa necesidad de cambio que tan bien expresa la palabra “metanoia”. Me encanta la palabra y la idea de cambio.

    He disfrutado leyéndote y me han animado mucho tus palabras, tan bellas y cargadas de esperanza. Particularmente, me encanta el final, con ese amanecer y esa alborada, que son magníficos presagios.

    Saludos, amiga, y muchas gracias por tus amables visitas

    • zambullida Says:

      Realmente, Fran, estamos en constante cambio, aunque no seamos conscientes de ello.

      En estos tiempos que corren no vienen mal unos chispazos de esperanza, ¿no te parece? Todos ven el porvenir negro, muy negro; yo, en cambio, pese a la que está cayendo, no puedo evitar verlo hermoso. Son estas “crisis”, además, las que nos hacen replantearnos las cosas y emprender nuevos caminos.

      Gracias a ti, amigo; a mí también me gustan tus visitas.

  5. mercedesmolinero Says:

    Leo en tus últimos “post” que cada vez estás más decidida a dar otro enfoque a tu vida y me alegra el espíritu que te anima.
    Un abrazo

    • zambullida Says:

      El espíritu está ahí, aquí, deseando una nueva vida. Uno hace lo que buenamente puede por alcanzar sus metas, pero no todo depende de mí. Habrá que seguir esperando, pero con otra actitud, con otra mirada. Un abrazo, Mercedes.

  6. flori Says:

    Por lo poco que puedo percibir a través de las palabras, me parece que eres fuerte, quizá un poco sensible, pero fuerte en espíritu… Sabes cuando te leo a veces es como si mirara reflejos, y te puedo decir que aquello que ames será lo que encontrarás, con esperanza siempre y con fe… no pierdas la fe, y que recuerda que todo de alguna manera (aunque no podamos verlo) nos ayuda para bien. Quizá te estés fortaleciendo, creciendo, para que puedas disfrutar con con mayor amplitud y gozo el amanecer que pronto llegará a tu vida… que ya se puede sentir.
    Un abrazo!

    • zambullida Says:

      Dices bien: soy fuerte, pero muy, muy sensible. Con fe y esperanza, coincido contigo, se llega a cualquier sitio por inalcanzable que parezca y, como he dicho en este espacio tantas veces, todo, aunque no lo entendamos, ocurre para nuestro bien. Besos, flori.

  7. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    QUERIDA AMIGA, MENUDA PALABREJAM ALGUN DIA ME LA EXPLICAS. AUNQUE NO SE LO QUE ES Y TU SIGUES SUPERNADOTE, BENDITA SEA ESA PALABRA, CONFIO EN TU INTELIGENCIA Y TUS BUENAS MANERAS DE RELATAR PARA QUE LA FINAL DE USAR LA PALABREJA. UN ABRAZO

  8. joaquinsarabia Says:

    Deberiamos conocer las lenguas clásicas, ellas nos indican muchas cosas. La Metadona es un sustituto de las drogas y como los medicamentos a veces son necesarios e imprescindibles para salir de la enfermedad, porque por desgracia para los humanos la enfermedad existe.
    Genial relato, Un fuerte y cariñoso Abrazo🙂 .

    • zambullida Says:

      Estamos enfermos de egoísmo y de pesimismo; allá donde voy me topo con una profunda desesperanza. No se me ocurre mejor remedio que la “metánoia”. Gracias, Joaquín. Besos.

  9. Caro Pé Says:

    “Siempre habrá cosas que se nos escapen, pues el conocimiento humano se topa a veces con límites que nos llevan a extrañas latitudes.”
    Muy buen post Zambullida : )

  10. María del Carmen Rodríguez de Arce Rubira -maricarmenrdear@gmail.com Says:

    Increible palabrita griega, que no la conocia pero que hoy aprendí su significado, necesito usarla para dejar mis tristezas y angustias de soleda. Todos cambiamos para bien o para mal, somos seres inperfectos, ya que sólo Dios es perfecto, y si tratamos como tu lo estas haciendo, de ver lo positivo en lo negativo estaremos mejor.
    También aprendí que la bella flor que adorna tu entrada tiene por allá el nombre de “calá”, en Perú se llama “cartucho”, no sabía que smbolizaba la maternidad.
    Me encantó tu entrada, y como comprenderas además de disfrutar de lo lindo que escribes, he aprendido mucho.
    Con muchísimo cariño, feliz fin de semana, me quedo pensando en la palabrita.
    Maricarmen

    • zambullida Says:

      Tampoco yo sabía que la cala simbolizara la maternidad ni que en Perú se llamara cartucho. Todos aprendemos los unos de los otros, Mª del Carmen. Creo que a todos nos vendría bien pensar de vez en cuando en esta palabrita. Besos y buen fin de semana para ti también.

  11. Alan Rulf Says:

    En efecto, la adversidad es una oportunidad de mejora. Supongo que sabes que en chino, el mismo vocablo designa nuestras palabras “crisis” y “oportunidad”. Y nuestra actitud de superación es fundamental, aunque eso ya sé que lo sabes y lo dominas.

    Saludos.

  12. Concha Huerta Says:

    Tampoco yo conocía el significado de metanoia, palabra de origen griego sin duda. Me gusto como explicas su significado con tu relato. Un saludo.

  13. Antonio Says:

    Tus descripciones son magistrales, hoy realmente estás iluminada por el don de la palabra. Un abrazo

    • zambullida Says:

      Descubrí su significado no hace demasiado tiempo. Ahora la palabreja en cuestión me está resultando muy,muy útil. Gracias, Concha.

      Ya sabes, Antonio, que la escritura es un don; de mí sólo depende el ejercitarlo o no. De todos modos, es cierto que a veces uno está más inspirado. Gracias, amigo. Encantada de tenerte aquí.

  14. FRAN Says:

    Hola, Zambullida:

    Aunque es muy tarde (he llegado hace poco a casa), antes de irme a dormir, he estado navegando por las procelosas aguas de la Red y mira qué he encontrado: ¡por fin han editado la biografía que Chesterton hizo de G. F. Watts!

    Ya veremos qué tal está.

    Saludos y hasta pronto

    • zambullida Says:

      ¡Gracias por el link, Fran! Es una fantástica noticia. Espuela de plata está haciendo últimamente cosas interesantes; veremos a ver. Este libro me interesa mucho, la verdad ¡Gracias mil!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: