Primavera sin alientos

Sólo tengo una planta en casa. Me la regalaron poco antes de que comenzara el verano, cuando estaba a punto de florecer. Era sencilla, pero hermosa e intuí que para un aficionado a la botánica podría tener muchas posibilidades. Cuando todo se torció, empezó a deslucirse e incluso perdió varios tallos. A comienzos de julio abandoné esta vivienda con pocas pertenencias, pero decidí llevármela conmigo; la pobre sufrió todos y cada uno de mis achaques, de mis infecciones, de mis continuas visitas a Urgencias. Cuando, a finales de septiembre, pude volver a esta casa, en la que vivo desde hace años pese a no ser mía y de la que, si pudiera, me iría mañana mismo, apenas le quedaban hojas y no tenía visos de resucitar. A pesar de ello, la metí en el coche con sumo cuidado. La volví a colocar en un lugar soleado, la regué…, y con los meses, y ya sin compañías excepto la mía, fue recuperándose hasta adquirir un vigor y una belleza inusitados. De ese humilde tiesto de barro cuelga ahora una cascada de hojas verdes y lustrosas y, lo más sorprendente, han brotado dos florecillas amarillas, y aun asoman algunas más, en pleno mes de enero y pese a soportar temperaturas muy bajas, porque en el comedor, que es donde la tengo instalada, muchos días no se superan los diez grados. Quizás esta repentina primavera sea un presagio de algo que está por llegar, de algo que, para variar, pueda endulzarme el ánimo y sacarme del pozo en el que estoy sumida.

Sin peso ni ingravidez,

sin accidente,

sin línea que delimite agua y cielo,

en el todo irradiante,

la vida pierde sus bordes

y esa calma de muerte

indica

gloriosa metamorfosis.

Clara Janés.

Anuncios

25 comentarios to “Primavera sin alientos”

  1. joaquinsarabia Says:

    La planta estaba triste pero el interés que demostraste por ella le devolvio la vida y quiere mostrarte que el bello gesto que tuviste no ha caido en el olvido.
    Un Abrazo amiga 🙂 .

  2. Concha Huerta Says:

    Las plantas son sin duda lo que mas alegria me produce entre las cuatro paredes del piso que habito en la ciudad. Las saludo y las pregunto por sus pesares cuando aparecen mohos y manchas. Las flores en enero y con este frio es sin duda un buen presagio. Un saludo

    • zambullida Says:

      No sé si el interés, Joaquín, o el librarla de malas influencias.

      Gracias, amigo. Un abrazo para ti también. Disfruta de este domingo. 🙂

      Yo, como sólo tengo una y desde hace, además, poco tiempo, no estoy habituada a estar rodeada de plantas, Concha. Dicen que es bueno hablarles; de momento, yo no lo he hecho, o al menos que yo recuerde, pero sé de mucha gente que lo hace. Por cierto, sigue floreciendo; ya tengo cinco florecillas, ¡son preciosas!

  3. tomae Says:

    …¿no tenias unos rosales Zambu? …. Yesterday junto Let’it Be, son los temas precursores del rock sinfónico, me alegra que empieces a intuir la una nueva sinfonía; la plantigrada de la foto es una auténtica monada. ¡Cúidate Zambu! , Un abrazo.

  4. winnie0 Says:

    Quiero creer que seguro está por llegarte un tiempo mejor!!! un beso

    • zambullida Says:

      Los rosales, tomae, están en el jardín, fuera de la casa. Me gusta también “Let it be”, pero elegí “Yesterday” porque la letra casaba más con mi estado de ánimo, sobre todo aquella frase que se refiere a quien “I used to be”. Quiero volver a lo que era antes y de eso no hace demasiado… ¡Pobre osita, pobre! Un abrazo.

      Winnie, también yo quiero creerlo; también yo. Gracias por tus buenos deseos. Besos.

  5. isabella Says:

    Seguramente esas lindas florecitas son de buena suerte, tienes buena mano para la escritura y las plantas, me alegro por tu primavera anticipada. Saludos

  6. María del Carmen Rodríguez de Arce Rubira Says:

    Las plantas son seres vivos, nacen,crecen, se reproducen y mueren. Científicaente se ha demostrado que tienen una sensibilidad más sutil que la de los seres humanos. Les gusta la música suave, les gusta que le hablen y digan palabras cariñosas.
    Amiga hay grandes enciclopedías sobre las plantas, te diré que no son locuras mías.
    Tú plantita que volvió a la vida gracias a tu cariño, te denmuestra, que tú estás mejor y que todo en ti volverá a florecer, además dices que brotaron flores amarillas, según dicen es el color de la buena suerte.
    Bueno Dios creó todo ser sobre la tierra, y las plantas son obra de Dios, que hay que cuídar y amar, son nuestra compañía y alegría.
    Lindo tu post, te deseo un feliz fin de semana, con salud y alegría y mirando florecer en invierno tu hermosa plantita.
    Con mucho cariño querida amiga y gran escritora.
    Maricarmen

    • zambullida Says:

      Nunca imaginé, isabella, que pudiera tener buena mano para las plantas; ha sido toda una sorpresa. De todos modos, tampoco imaginé que pudiera algún dia escribir. La vida es realmente asombrosa. Gracias por pasarte. Saludos.

      Es posible que la planta percibiera una cierta tranquilidad, Mª del Carmen, porque donde antes vivió había mucha angustia. Parece que a ellas, al igual que nosotros, les gusta el sosiego. Sigue floreciendo; me tiene asombrada.

  7. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    POR SUPUES, POR SUPUESTO. LAS PLANRAS SON SERES VIVOS COMO NOSTROS Y CAMINAN EN LA VIDA AL SON QUE NOSOTROS MISMOS LES DAMOS, UN CLARO EJEMPL, DELOQYE FIE, ES Y SERA. UN ABRAZP

  8. 1cruzdelsur Says:

    He vivido en la Patagonia inviernos muy crudos -20 C° todo parece morir…, cuando llega la primavera, segundo a segundo todo comienza a ser…, a vivir…, la naturaleza así como tu planta es sabia…, falta poco para que llegue la primavera, tú primavera…, es bueno pensarlo¡¡
    Un abrazo…

    • zambullida Says:

      OJALÁ, LAMBERTUS, ESTA REPENTINA PRIMAVERA SEA UN ANTICIPO DE LO QUE ESTÁ POR VENIR, DE LO QUE MI VIDA SERÁ A PARTIR DE AHORA. ES ASÍ COMO QUIERO VERLO. UN ABRAZOTE.

      Puede que sea eso, cruz, porque aquí faltan todavía varios meses para que llegue la primavera. Esta plantita mía ha decidido saltarse las estaciones y obsequiarme con sus pequeñas y delicadas flores. Tal vez mi primavera esté también a la vuelta de la esquina. Gracias, cruz. Un abrazo desde España.

  9. Emily Says:

    Yo también tengo alguna planta en casa y hay temporadas que están un poco mustias pero luego reviven. Estuve a punto de tirar un bonsai al que se le cayeron todas las hojas y al llegar la primavera se puso precioso. Puede que les pase como a las personas, que tenemos temporadas buenas y también bajones. Ojala, como tú dices, sea un presagio de lo bueno que está por llegar. Un beso muy fuerte.

  10. vicente roca Says:

    Lo de tus males, por malos que sean, tienen importancia?, parece que la planta en el medio que soluciona tu vida,¡perdón!. Yo creo que debes cojer la excavadora y allanar el camino.
    Besos.

    • zambullida Says:

      En el caso de mi planta, Emily, es clarísimo: cuando ha estado sola conmigo ha revivido y ha dado lo mejor de sí misma. En cambio, cuando le ha tocado convivir con “extraños” ha sucumbido; otrotanto me ocurrió a mí. Sí, yo también creo que es un buen presagio; cada día, además, me encuentro con una nueva flor ¡Es increíble! Me alegra mucho verte por aquí. Poco a poco, uno vuelve a la rutina. Poco a poco. Un abrazo.

      La planta en sí no soluciona mi vida, Vicente, pero me da esperanzas. Ya estoy allanando el camino, pero sin excavadoras; cada maestrillo tiene su librillo. Gracias por pasarte. Besos para ti también.

  11. Alan Rulf Says:

    Admiro a las personas que tienen buena mano con las plantas, así que ya tengo un motivo más para admirarte. Me parece todo un misterio, parece fácil, pero cada especie tiene unas necesidades específicas, y no entiendo su manera de decírnoslo.

    He disfrutado de tu ‘Yesterday’, me encantará ver tu ‘tomorrow’.

    Saludos.

  12. guelgar Says:

    Eso es lo que suele pasar muchas veces que creemos que todo sea muerto cuando de repente sin saber porque muy bien las cosas empiezan a hilarse,hasta darnos cuenta que no estaba muerto sino esperando que se dieran las condiciones,pues eso es más o menos lo que nos pasa a las personas y a las plantas que a veces muchos mimos acaban con ellas cuando se enfrentan a la cruda realidad del tiempo,y otras veces si se tienen buenas raíces y nos mínimos cuidados pueden ser capaces de volver a la vida agradeciendo que no la dieras por perdida ,pues ella te lo agradece de la forma más sencilla que es floreciendo, pero esto se puede aplicar en la vida que cuando tienes una amistad o un amor,si tiene buena base y profundas raíces puede parecer por las condiciones que se esta muriendo pero cuando se dan la mínimas oportunidad es capaz de resurgir como el ave fenix de sus cenizas.
    Para mi las plantas son parte de mi vida sin ellas no me parece tan bonito y generoso el mundo,pues me aportan energía de vida,de lucha por sobrevivir, y de agradecimiento cuando me regalan sus flores y su presencia.
    No entendería una vida sin plantas igual que sin oxigeno, son algo que no se porque me invitan a vivir.

    • zambullida Says:

      No tengo ni idea de plantas, Alan, ni de necesidades específicas ( la riego cuando veo que la tierra está seca y la tengo colocada en un lugar luminoso, eso es todo); ésta es, además, mi primera planta. También yo creí que lo de las plantas no era para mí. Lo mismo tú también tienes mano con ellas y ni siquiera eres consciente de ello. Habrá “tomorrow”; claro que sí.

      Lo de está planta es un milagro, guelgar. Florece normalmente a finales de mayo o comienzos de junio ( necesita calorcito) y a mí me están saliendo las flores ¡¡ahora!! con un frío del demonio y parece que hay más al caer. Tu comentario es precioso, me ha emocionado. Gracias, muchas gracias.

      P.D.: No sé si puedo o no vivir sin plantas; lo que no puedo es prescindir de las flores, me dan mucha alegría. Por cierto, sigo con las gárgaras de bicarbonato. De hecho, tengo el tarro del bicarbonato en el baño, junto a los cepillos de dientes. Gracias a ellas no he vuelto a enfermar. Las de miel y limón me dan más pereza, aunque suavizan mucho la garganta. Gracias de nuevo.

  13. annefatosme Says:

    Una bonita vivencia llena de buenos presagios. Podrías haber llamado el post, el aliento de la primavera.
    un abrazo,

  14. elisa Says:

    Decia Carlos, marido de Olga, dueños de “Buenos Días”, una tienda de vlas, libros, cursos de todas las cosas y elementos de meditación del mundo, en la que lo mismo se paseaba un lama de verdad, que un santón siux, que las plantas tinen algo de nuestro alma. De hecho el estaba convencido de que la planta que había delante de la tienda era él. Cuando florecía el estaba contento. Cuando la podaron se preocupó en extremo. Pero al final, ella floreció de nuevo y él supo que eso era un signo de que la vida retomaba su pulso y de qu etodo empezaba de nuevo

    • zambullida Says:

      Mi planta no ha florecido precisamente en el mejor momento de mi vida, pero intuyo que puede ser un signo de que las cosas van a mejorar. Ahora es, precisamente, tiempo de poda. Sin embargo, mi planta, contra todo pronóstico, me regala sus florecillas amarillas cuando los termómetros están bajo cero. Lo lógico es que lo hiciera a finales de mayo o incluso principios de junio. Algo bueno tendrá que haber detrás de ello, ¿no?

      Gracias por pasarte, Elisa.

  15. Maná « Zambullida's Blog Says:

    […] me acerco, descubro que no está nevado sino revestido de florecillas blancas. Me acuerdo de mi planta que sigue obsequiándome con nuevas flores y sonrío. Mientras me revisan el coche, repaso en la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: