Con la muerte en los talones

Llevo semanas sumida en una profunda confusión; los obstáculos son tan intrincados y numerosos que han acabado minando mi salud y, lo que es peor, mi esperanza; las fuerzas me han abandonado. Han sido años de lucha encarnizada contra todo y contra todos en una soledad casi absoluta. Sería una ingrata sino reconociera que ha habido apoyos y manos amigas, pero hubiera necesitado más compañía y también un poquito más de comprensión. Creí que tras años de batallar acabaría obteniendo mi recompensa. Siempre he pensado que aquel que cree en algo y persevera en ello, aun cuando en ocasiones se vea inmerso en circunstancias que le hagan pensar que habita en el infierno, acaba obteniendo sus logros. Necesitaría varias manos para enumerar a tantos como conozco que, pese a tenerlo todo en contra, no se arredraron y siguieron adelante, con la cabeza bien firme y dispuestos a enfrentarse a cuanto les obstaculizara el camino. Al final, no sólo alcanzaron sus metas sino que forjaron un carácter a prueba de reveses y durante el largo y arduo trayecto, el corazón, en vez de endurecerse, se fue ablandando y se volvió compasivo y generoso. Tuvieron, pese a todo, su final feliz. A pesar de cuanto vivo y he vivido, creí a pies juntillas que este tunel, que dura ya muchos años, terminaría en un día soleado. Sigo, sin embargo, acosada por las sombras y aplastada por una espantosa fealdad que cada vez se extiende más y más de suerte que apenas ya logro disfrutar con nada y me resulta casi imposible deleitarme con esa belleza que antaño conseguía sobrecogerme y, cuando el ánimo decaía, insuflarme nuevos alientos. Ni siquiera el cuerpo ha podido acumular un poquito de calor para hacer frente a estos nuevos fríos que ya ayer comenzaron a empañar la noche. Todas mis posesiones se reducen a un estómago destrozado, a contracturas por todo el cuerpo y a un montón de deudas y gastos a los que no puedo hacer frente. Se puede vivir así un tiempo, unos meses, un año…, seis años con la soga al cuello son demasiados. Es por ello quizá  que lleve unos días en los que apenas puedo respirar y en los que las palabras de los otros, por sencillas que sean, se me antojan jeroglíficos indescifrables. Vivo en un bloqueo permanente y hasta las situaciones más ridículas, ésas  que hasta un niño podría solucionar, me desbordan y todo me parece insalvable. Anteayer estuve en un funeral. Durante la misa, aparte de rezar por el alma del difunto y por su familia, no pude sino envidiar su suerte y por un momento fantaseé con la idea de que en realidad estuviera presenciando ya mi propia muerte, un lugar donde no hubiera cadenas ni hirientes grilletes.

Anuncios

33 comentarios to “Con la muerte en los talones”

  1. Alan Rulf Says:

    Ante una entrada así sólo se pueden dar palabras de ánimo, pero no es fácil. Decir “ánimo” a secas sólo sirve para que veas un poquito de “energía positiva” a tu alrededor, pero poco más.

    Es verdad, es demasiado tiempo agobiada y, sobre todo, sola. Es normal que te falten las fuerzas, aunque sé que tú puedes con ello. Quizás lo peor sea no ver la luz que indica el final del túnel. Piensa una cosa: quizás el final del túnel está muy cerca, pero fuera es de noche y por eso no ves el resplandor.

    Son tiempos difíciles (para unos más que para otros), tiempos de tomar decisiones complicadas, son años de vacas flacas, y ahora toca pasarlo mal. Me gustaría cambiar el título de tu entrada por algo más festivo, tipo “Con faldas y a lo loco”, pero no sé cómo hacerlo.

    Al final sólo puedo darte ánimos. Y saludos.

  2. mario de Cristo Salvador Says:

    Querida amiga, antes que nada te mando un abrazo fraterno y cálido, quiero que te abrigue un poco.
    Si durante mucho tiempo pruebas y no atinas, cambia de conductor. Quiero decirte entrégate a un alma amiga que te guíe hasta que veas la luz. No decidas por ti misma desde esa oscuridad, porque terminará siendo esa confusión la que te oriente.
    Confía en alguien y toma esa persona como dirección de tu vida. No le discutas mucho, déjate guiar, porque desde fuera de ti están a veces mas claros y si te aprecian sabrán ayudarte. Solo un tiempo, hasta que cobres fuerzas.
    Es lo que hice yo en situación parecida y es lo que creo debo decirte en esta hora difícil que atraviesas. No confíes en tus criterios que no están bien por ahora. Uno tiende a reaccionar cuando está dolido.

    Te mando otro abrazo y mis oraciones contigo.

    • zambullida Says:

      Te lo creas o no, Alan, tu comentario me ha animado. Lo leí ayer, poco antes de salir de casa y me sirvió, me sirvió mucho. Parece que tú eres uno de ésos de corazón blandito y generoso… Esta crisis, coincido contigo, es matadora y por mucho que todos se quejen, no afecta a todos por igual. Lo de “Con faldas y a lo loco” lo dejamos para la primavera; ¡hace mucho frío para llevar faldas! No sé si recordarás que el propio Jack Lemmon se quejaba constantemente del frío que le provocaba el ir vestido de mujer. Tal vez más adelante podamos cambiarlo por “¡Qué bello es vivir!”.

      En estos días, Mario, no confío demasiado en mis criterios de ahí que consulte a esa alma amiga de la que hablas. Tengo el mejor guía que nadie pudiera desear, pero él ni puede ni alimentarme ni pagarme las facturas. Si lees el Libro de Job, te encontrarás con pasajes mucho más desperanzadores que el mío. El sufrimiento prolongado en el tiempo acaba minando.

  3. joaquinsarabia Says:

    El pensar en la muerte puede servirnos como refugio momentaneo ante las inclemencias de la vida, pero es peligroso detenerse mucho tiempo en ése pensamiento.
    ¡Escribe, Escribe, Escribe!, es tu destino escribir.
    Un Fuerte y cálido Abrazo amiga. 🙂 .

  4. winnie0 Says:

    Ey Zambu……Creeme…..tuve unos años tremendo……no comparo….sólo te digo qe tremendos y duros…….. Tuve que aprender a vivir en cierto modo…y hoy quiero mandarte mi ABRAZO más fuerte, mi beso más sonoro…mi ANIMO confiando en que tu lucha sea ya corta y empieces a obtener la PAZ que necesitas. Un beso y créeme…..¡esto también pasará!!!! Winnie

    • zambullida Says:

      Estoy de acuerdo contigo, Joaquín: recrearse en la idea de la muerte puede entrañar graves peligros. Escribir ahora, aparte de estas modestas reflexiones que vuelco en el blog, me parece una quimera. Uno, además de escribir, tiene que comer.

      Winnie, sé que pasaste años muy difíciles, así que tal vez por ello no te cueste ponerte en el lugar del otro. Paz, paz, paz, ¡qué vocablo tan hermoso! Ojalá que pronto salga el sol. Ojalá. Gracias, amiga, y te reitero mis felicitaciones en este gélido día. Besos.

  5. laverdadnoshacelibres Says:

    ¡ RESISTE, RESISTE, RESISTE !

    Resiste porque pronto vas a ver la luz.

    Un abrazo

  6. laverdadnoshacelibres Says:

    Yo también paso por una situación similar a la tuya, doblo la rodilla, y me levanto, caigo desplomado, y me levanto, lloro y me seco las lágrimas…. es un suplicio, lo sé muy bien, pero hay esperanza, no estás sola te lo aseguro. Confía en este que fué un total descreido.

    http://laverdadnoshacelibres.wordpress.com/2010/10/18/y-el-volvio/

  7. laverdadnoshacelibres Says:

    por si acaso, el descreido era yo.

  8. Candelaria Says:

    Querida Zambullida:
    Toda la belleza con la que escribes convierte el grito desgarrador en un suave y dulce susurro. Pero se escucha la tristeza y el cansancio.
    Descansa en paz esta noche, coge fuerzas, aún quedan muchos soles por salir y te necesito para que me lo cuentes. Un beso, con ruidico.

    • zambullida Says:

      ¡Ay, Señor! La espera se hace tan difícil, Narcís, sobre todo cuando dura tanto… Año tras año esperando el milagro y, sobre todo, luchando para que ese milagro se haga realidad. Creo que me entiendes bien. Es triste, pero realmente para entender al otro y ponerse en su lugar uno tiene que haber sufrido mucho; de lo contrario, apenas nos inmutamos ante el dolor ajeno. Gracias por tu link, por tus ánimos y por lo que tú y yo sabemos.

      Descansé en paz: dormí más de nueve horas de un tirón, Candelaria, y, para variar, no hubo pesadillas que me atormentaran. Espero yo también ver muchos soles y, sobre todo, temperaturas más cálidas. Tengo los pies heladicos y eso que el radiador está a tope, pero el aire se cuela por todas las rendijas de esta vieja casa. Gracias.

  9. tomae Says:

    …pues eres la luz de bastantes! y de Aquiles también.
    Un abrazo Zambu .

  10. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    TAMBIEN TU ME DEJAS ESTUPEFACTO, ANTE TU POST, NO SE QUE DECIRTE PUES CUANDO TE LEO ESTOY LEYENDO LA PROSA DE LOS ANGELES, PERO HABLAS DE MUERTE Y ESO ME DA ESCALOFRIOS, NO SE QUE DECIRTE PERO CUENTA CON MI APYO TOTAL, EN LO QUE PUEDA SERTE UTIL, UN ABRAZO GUERTE

    • zambullida Says:

      ¿Viste ayer acaso “Troya”, tomae? Yo, a cachos, la parte final; luego enganché con una peli sobre Jane Austen y pese al cansancio y al inglés británico (estoy más familiarizada por el americano), me la vi enterita. Me acosté a las mil. Bueno, eso de ser luz no lo tengo tan claro. Si tú lo dices… Gracias por pasarte. Un abrazo para ti también.

      Si vivieras lo que yo vivo, Lamberto, te aseguro que pensarías en la muerte en más de una ocasión. No obstante, voy a luchar por desprenderme de ella y por llenar mi espíritu de emociones positivas. Un abrazo, jarafuelino.

  11. Holle Frank Says:

    Es casi imposible de hacer un comentario a tanta tristeza. Ademas nos conecemos solo por aquellas palabras aqui en el blog y no se conece en persona. Asi es imposible de dar un consuelo o un consejo que sea adequada a la situcion o a tu persona, Zambuilla.
    Siguiendo este blog por mas que un ano me parece que se ha desarrollado un “circulo vicioso” de quedarse ocupada con su misma persona.( atras de la situacion economica)
    Como ya ha expresado Mario tambien a mi me parece necesario que contactaste con otras personas en carne y huessos.
    Hace un ano visitaste a una prima y otras personas. Ahora no mas. Si no tienes una amiga o un pariente busca la ayuda de una institucion o grupo de personas quien se dedica a la caritas cristiana. O simplemente va a un local cultural para contactarte con otros literarios.Trata de salir de este circulo!

  12. meloenvuelvepararegalo Says:

    Fantasear con nuestro propio entierro es algo recurrente pero superar los obstáculos es algo posible!
    Confío que las letras amigas que por aquí andan ayuden algo. El estado de ánimo mejora la salud, así que ánimo y fuerte abrazo que además da calorcito en estos días!!!
    Un beso,

    • zambullida Says:

      Ese “círculo vicioso” del que hablas, Holle, es precisamente el propósito de este blog. Esto es un diario virtual, una bitácora, luego es lógico que hable de lo que me acontece, aunque también de vez en cuando vuelque reflexiones. Es cierto: lo que más ayuda es la compañía de personas reales, pero no siempre es posible. Todos estamos demasiado ocupados.

      P.D.: Te recomiendo, al igual que a Mario, que eches un vistazo al Libro de Job.

      Hay obstáculos insalvables, melo. El hombre no es Dios, es sólo lo que es y por sí mismo, aun cuando sea capaz de alcanzar altas cimas, no puede hacer más que lo humanamente posible. Una vez hecho, no queda otra que resistir, como decía Narcís. Si yo tuviera una máquina de fabricar billetes o un trabajo remunerado, no estaría donde estoy. Gracias por los ánimos.

  13. Altaír Says:

    Zambullida..

    pues… que no sé que decirte…

    sé que te duele..

    pero percibo que eres inestable emocionalmente, unos día ves la vida con un tono muy lindo y otras te vienes abajo, fluctuas..

    es verdad que hay que tener arrestos en muchas ocasiones..

    y no queda mas…y lamentarse… y lamerse heridas… y demás.. no viene bien..

    tienes lo tienes y tienes que encontrar la puerta que te saque de nuevo a una realidad mas llevadera..

    y te toca merendarte lo solita por lo que veo, si mis palabras pueden ser muy calentitas…. pero la verdad

    son solo palabras que se lleva el viento…y a que a mi no me cuestan..

    por eso.. te digo…. sigue… confía…. espera….

    y sobre todo mira… desde otro ángulo.

    y luego..

    ya veras como me contestas muy seria y muy digna…

    por que creo que a veces tienes mucho orgullo.

    lamento hablarte así..

    pero no merecería la pena al menos para mi hacerlo de otra manera..

    y si te molesta me lo dices.

    y te pido disculpas.

    Un besazo y un abrazo de esos de oso

  14. Alan Rulf Says:

    Me ha gustado la despedida de Altaír: los abrazos de oso son los mejores.

    🙂

    • zambullida Says:

      Gracias por pasarte por mi casa una vez más y por dejar tu aportación. Gracias también por tus buenos deseos. Muchas gracias, Altaír.

      Coincido contigo, Alan, no hay nada como un abrazo de oso, ¡qué amoroso! 🙂

  15. Gabriela Says:

    Querida Zambu: Al contarte hoy qué cosas me inspiraron tu entrada, quisiera que al leer guardes bajo llave las raquetas. Ya sé que lo que yo te diga no tiene valor alguno en si, pero las contaré con la esperanza de llegar cerca de tu corazón. Tengo una curiosidad Zambu: ¿para quién trabajas? ¿para tu ego o para ti misma? A mi me parece que ego y orgullo no tienen nada que ver, me parece que el ego es como un yo falso, que construimos para defendernos de las emociones dolorosas.
    Tú eres escritora, para ello tienes que planificar, para lograr y conseguir el objetivo. Deseas un marido, también para ello tienes que planificar, para también lograr y conseguir el objetivo.
    Y cuando te pones manos a la obra, te encontrarás con miles de problemas para resolver.
    Ahora ya somos mujeres adultas, dueñas de nuestros destinos, responsables de nuestros deseos, de nuestras necesidades, de trabajar para ganar el dinero para satisfacer nuestros deseos, nuestras necesidades… y también responsables para conseguir nuestra salud sicológica, ser capaces de vivir el dolor, la frustración que conlleva la vida y ser capaces también de procurarnos el alimento, tanto espiritual, como sicológico y físico. Responsables para amarnos, amar y dejarnos amar.
    Zambu, tenemos que ser soldados de Cristo, comunicar la Voluntad de Dios, su Reino de amor!! En un mismo día reiremos y lloraremos y venceremos!! Bajo la bandera de Cristo Rey!!
    Un fuerte abrazo!! Acuérdate de Jesucristo, resucitado de entre los muertos, Él es nuestra salvación, nuestra gloria, para siempre, siempre. Cristo clavado en la Cruz para ti Zambu, para decirte: Te amo!!

    • zambullida Says:

      Aquí cualquier opinión que se vierte tiene importancia, Gabriela, venga de donde venga. Cierto: el ego es un yo falso, fraudulento empeñado en suplantar al yo verdadero y poco tiene que ver con el orgullo, en mi humilde opinión. En mi caso, la escritura es como el comer o el dormir; es mucho más que un trabajo, es una forma de vida. Gracias por pasarte y por estar ahí, Gaby.

  16. elisa Says:

    Gabriela: eso de planificar como conseguir un marido es una película “Los caballeros las prefieren rubias”, en el mundo real solo los seres frios y sin conrazón podrían planificar algo así.

    El bellísmo texto de zambullida de hoy me ha puesto de un humor excelente. Las reflexiones de los escritores no son ego, son pura creación desinteresada. Son almas puras que expresan, sin miedo, sentimientos puros y bellos. Unos nos son más cercanos que otros, pero la grandeza de los buenos escritores radica en conseguir remover las emociones. Y parece que lo ha conseguido con tigo y con migo

    • zambullida Says:

      Tampoco yo creo que se pueda planificar algo así y, en realidad, casi nada. A mí el título de esa película me incomoda, ya ves. Siempre se habla de rubias o morenas. Y, ¿qué hay de las castañas? En verano, el pelo se me aclara mucho y cuando alguna vez me han llamado rubia, me he puesto de los nervios. “Castaña, no rubia”, contesto yo muy chula.

      Elisa, te necesito para promocionar mi obra. Después de este comentario, creo que eres la persona adecuada, vives, además, en el lugar adecuado, a donde, según los que conocen este mundillo, debería trasladarme. Lógicamente, te llevarías una comisión. Piensa en ello.

  17. Cruz del Sur Says:

    Cuando vas por un camino y ves una flor bella, quizás un poco triste, hay que detener la marcha y tratar de hacer lo imposible para que sea flor no siga triste…, tú escribes muy bien, reflejo de tu corazón. No pienses mal…, que no te derrote la tristeza…, tienes algo que no se compra con dinero…, el amor y la estima de los que te leen…, quizás algunos a la distancia…, pero que se maravillan por tus letras…, me incluyo hoy…
    Abrazos
    Cruz del Sur

  18. María del Carmen Rodríguez de Arce Rubira Says:

    Querida y entrañable amiga,
    En el año que pasó y aún hoy día, no soy muy experta en animar, necesito que me animen, pero ese no es el caso.
    He leído a muchos escritores famosos y grandes poetas que nombran a la muerte como algo natural y que la desean para ellos, como el caso de Santa Teresa de Avila, que comienza un poema diciéndo: ” Muero porque no muero, y tan alta vida espero…….”, espero que la memoria no me falle y sea ella la autora de éste bello poema.
    Tu como gran escritora, tus dolores, tristezas, y soledad te inspiran para escribir con tanto sentimiento y sensibilidad, tus post, ésta entrada es triste, pero magníficamente narrada.
    La vida es bella, con todo lo que viene en el camino, tu núnca estaras sola, tienes muchísimos amigos que te queremos mucho, compañía auunque sea virtual siempre la tendras. !! Es el mágico mundo del Ciberespacio !!. Ser blogger, es lo máximo.
    Con mucho cariño de quien siempre estará a tu lado.
    Maricarmen

    • zambullida Says:

      Gracias, Cruz del Sur, por tus palabras y tu visita inesperada. A veces la tristeza también necesita su espacio. Mientras no lo acapare todo, no me preocupa y, de momento, no lo hace aunque se esfuerce en ello.

      Ese amor del que hablas es irreal. Aquí, en este mundo virtual, casi todo es irreal, lo cual no quita que cuente con admiradores, algunos de los cuales he tenido el placer de conocer.

      Sta. Teresa mencionaba mucho a la muerte en sus escritos, es cierto. Me alegro que pese a la tristeza y a los pocos ánimos, te haya gustado la entrada. Sin embargo, a mí la compañía virtual, Mª del Carmen, no me acaba de convencer, si te soy sincera; prefiero, como ya he repetido unas cuantas veces, a la gente real, aquella que puedo palpar con las manos. No quiero decir con ello que el resto me sea indiferente, pero prefiero rodearme de amistades de carne y hueso que no de amistades virtuales. La blogosfera, como todo, tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Es un mundo interesante y en cierto modo mágico, pero también oculta su lado oscuro. Sinceramente, disfruté más del blog durante la primera etapa, antes de que decidiera dejarlo. Cuando lo retomé, nunca volvió a ser lo mismo y, de hecho, este espacio desde entonces me ha dado muchos disgustos. En cuanto pueda volver a escribir, me gustaría dejarlo; pero esta vez para siempre. Ahora lo necesito. Gracias, Mª del Carmen. Y…, anímate tú también.

  19. Doña Umé Says:

    He pensado que te gustaría.
    Está sacado de un comentario que le pusieron a ANTIPÁTICO.

    I.-Acoge todo signo, abrete, escucha.
    II.-Sé amante de tu vida.
    III.-Vive tu memoria y tu asombro.
    IV.-Sal del fondo de tu ser, y con los ojos muy abiertos, lánzate al mar del lenguaje.
    V.-Secretas libretas garrapateadas y páginas secretas para tu exclusivo placer.
    VI.-Al igual que Proust, sé fanático del tiempo.
    VII.-Acepta perderlo todo.
    HEPTÁLOGO DEL ESCRITOR
    Jack Kerouac

    Un abrazo, Zambu.

  20. annefatosme Says:

    El querer ser fuerte siempre es, a mi manera de ver, una utopía. Flaquear es humano, tener ganas de que todo se acabe también. El que no lo haya experimentado a cierta edad, miente. Escribir es un buen desahogo y una buena terapia. Se necesita valor para hacerlo y haciéndolo demuestras que lo tienes. Todo ira bien.
    Un abrazo,

    • zambullida Says:

      Gracias por los consejos, Doña Umé; algunos me han dado que pensar. Un placer tenerla de nuevo en mi casa. Si lo llego a saber, hubiera limpiado la porcelana. Un abrazo, si Vd. me lo permite.

      Somos débiles, Anne, aunque no todos sean conscientes de ello o simplemente no quieran aceptarlo. Sin la escritura, estaría perdida; en mi caso, es vital. Tienes razón: todo irá bien. Gracias por los ánimos. Tres besos a la normanda.

  21. Lisset Says:

    He deseado muchas veces la muerte, no una, sino varias veces a lo largo de mi vida. He vivido situaciones que creía insalvables y que serían eternas. He creído que el amor me estaba vetado, que la vida era demasiado injusta y dolorosa como para vivirla y ella a cambio, me ha ido demostrando siempre que me equivocaba, que soy más fuerte de lo que creo y que simplemente no hay la opción de autocompadecernos y seguir esperando milagros, que nosotros somos el motor de los cambios. Lo he perdido todo en dos ocasiones, y cuando digo todo, quiero decir, casa, trabajo, país, amigos, parte de la familia y aquí estoy. Por tercera vez en mi vida, vuelvo a comenzar, nueva casa que hacemos con nuestras manos, nuevo trabajo sin nada garantizado, apostando con mi trabajo y mi imaginación, nueva etapa matrimonial, nuevo todo, vieja yo, nueva vida y aquí sigo y hoy valoro tanto lo que tengo, que no lo cambiaría por nada. Y he cometido tantos errores y aún así, no me voy a rendir por muchas ganas que haya tenido y por muchas ganas de morirme que me dan algunos días cuando me siento que no puedo continuar. Sigue, persiste, levántate, cambia tu forma de hacer las cosas, aún estás a tiempo de ser esa otra que muchas veces quieres ser y hacer todas esas cosas que te lleven a ese día soleado que tanto añoras. El cambio eres tú, no lo olvides. El motor, eres tú. Besos.

  22. María del Carmen Rodríguez de Arce Rubira Says:

    Querida Zambullida,
    Espero algún día podernos ver en vivo y en directo, tienes mucha razón al decir que lo virtual es algo irreal, pero por ahora es lo que tenemos.
    Núnca dejes de tener tu blog, pero sigue escribendo tus libros, tengo la ilusión de algún día pasar por una librería de Madrid y ver tus libros publicados.
    Cariños aunque sean virtuales, son verdaderos.
    Maricarmen

  23. zambullida Says:

    Es cierto, Lis, uno, pese a que le rodee un mundo hostil, puede crear sus propias emociones y hacer que lo feo parezca hermoso y si se persevera en esta actitud, lo feo acaba desvaneciéndose. Sé que soy más fuerte de lo que creo; de hecho, soy una mujer muy fuerte. Sé también que uno con su actitud puede propiciar los cambios. El problema es cuando uno ha hecho ya hasta lo imposible y las cosas no sólo mejoran sino que van a peor. Y hablo, como he mencionado, en el post de un período muy dilatado en el tiempo. Nada dura eternamente, pero a veces parece hacerlo. Llegarán días soleados, pero antes habrá que sufrir el invierno, el gélido invierno de esta tierra.

    Me alegra tenerte aquí de nuevo; hacía tiempo que no te pasabas.

    Me alegra también mucho lo de tu trabajo. Sabía que lo acabarías logrando. 🙂

    P.D.: A pesar de todo, tampoco yo cambiaría nada; de hacerlo, sería como renegar de mí misma.

    Mª del Carmen, el blog, en mi caso, no es más que un vehículo de expresión. En el momento en el que deje de necesitarlo, desaparecerá. Espero que también mis libros crucen el Atlántico y luzcan en los escaparates de las librerías del Perú. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: