Silencios

Esta mañana mis actividades se han visto interrumpidas por una llamada de teléfono. Un familiar mío, muy cercano, se había puesto malito y no había forma de localizarlo. Mientras hablaba con mi cuñada —ella fue la encargada de avisarme— en vez de manifestar mi preocupación y mi angustia, que era lo que, sin saberlo, estaba sintiendo, comencé a desgranar una serie de argumentos que ni venían a cuento ni reflejaban mi verdadero estado de ánimo; parecía como si la noticia apenas me hubiera afectado. Cuando colgué, empecé a temblar y durante unos minutos llegué a bloquearme.

Una vez más he escondido mis emociones,  para tal vez ignorarlas y seguir con mis cosas como si nada hubiese ocurrido. Así es como he venido actuando a lo largo de mi vida. Me he acordado, por ejemplo, de la muerte de mi abuela. Fingí no sentir su ausencia y sé que mi frialdad sorprendió a muchos; sólo mi madre pudo vislumbrar mi dolor. Me comporté  como si  no fuera a afligirme, pero lo hizo.  Moraleja: de ahora en adelante, si algo me duele, procuraré manifestarlo. Es cierto que he hecho muchos progresos al respecto, pero parece que todavía algunos comportamientos se resisten a abandonarme.

P.D.: Afortunadamente, todo ha quedado en un susto.

Anuncios

21 comentarios to “Silencios”

  1. María del Carmen Rodríguez de Arce Rubira Says:

    Yo soy así, una fuerte impresión !! me bloquea !!, no se que hacer, es como si hubiera preferido no saber la noticia. Lo terrible es después, el no haber expresado mi pena , me deja muy mal, el dolor lo tengo en el alma, sin saberlo expresar con palabras.

    • zambullida Says:

      Al menos, eres consciente de ello; no todos pueden decir lo mismo. A veces cuando las palabras se atascan, uno puede recurrir a las lágrimas e incluso a la rabia. Toco con tal de inhibirse.

  2. winnie0 Says:

    El dolor hay que sacarlo mi querida Zambullida….nos hace más transparentes…no digo hundirse…pero sí reconocerlo. Un beso

  3. Brianda Says:

    El dolor puede ir por dentro, nadie sabe lo profundas que pueden ser algunas lagunas interiores…Algunos montan escandalos, otros lloran a escondidas y muestran al mundo su lado más fuerte. Yo soy mas del tipo de los que sufren en silencio

  4. Ernesto Says:

    Cada persona siente y expresa el dolor de manera diferente, pero yo creo que no es bueno quedarselo dentro, hay que dejarlo brotar, sacarlo fuera. Ya sabes lo que digo siempre de la necesidad de gritar. Además es la única forma de encontrar ayuda y consuelo.

    Me alegro que todo haya sido un susto, y te sirva para analizar tu forma de expresar el dolor.

    Besazo doble.

  5. flor de mayo Says:

    Ayy! que te echaba de menos…

  6. NYC,1989 Says:

    todo lo que intentas dejar dentro de ti, acaba saliendo con el tiempo. es mejor sacarlo fresco que cuando empieza a descomponerse.es mucho mas dañino. un besote

  7. zambullida Says:

    @ Winnie: Yo he ido aprendiendo a hacerlo; es más sano. A veces, empero, irrumpen las malas costumbres…

    @ Brianda: No se trata de montar escándalos, sino, simple y llanamente, de expresar las emociones. El dolor si no sale, suele acabar enquistándose.

    @ Ernesto: Actuamos en función de la educación recibida y de la carga genética. No obstante, considero más saludable, al igual que tú, el expulsarlo.

    Todas las experiencias nos ayudan a crecer. Es lo bueno de la vida.

  8. Claudia Ibañez Says:

    Coincido con los que dicen que el dolor hay que sacarlo para afuera, que si no, te lastima por dentro y duele después,más tarde en otras formas. Qué bueno que todo quedó en un susto! Un abrazo!

  9. zambullida Says:

    @ flor de mayo: Estarás contenta, ya vuelves a ser flor de mayo. Encantada de tenerte de vuelta. También yo te he echado de menos.

    @ NYC: Me gusta la expresión de “sacarlo fresco”. Cuando sale descompuesto, apesta y su hedor se extiende como la lepra.

  10. zambullida Says:

    @ Claudia: Sí, tal como dice NYC, hay que “sacarlo fresco” y evitar que nos acabe pudriendo el corazón. Gracias a Dios, no ha sido nada serio. Besos desde España.

  11. Caro Pé Says:

    Sï zambullida, a veces reprimimos lo que nos causa dolor, es un mecanismo de defensa, lo sabrás.
    Te mando un abrazo!

  12. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    EL DOLOR LO MISMO QUE LA MARGURA HAY QUE SACARLO DE DENTRO Y EXPRESARLO, PUES SI MO CRAN NUDOS EN EL ESTOMAGO QUE SON DIFICILES DE DIGERIR, SIEMPRE HAY QUE DAR UN PASO ADELANTE ZAMBULLIDA Y SU HAY QUE LLORAR SE LLORA Y SI HAY QUE REIR SE RIE.

  13. isabella Says:

    Comparto lo que sientes, en ocasiones el dolor, el temor, el enojo y todos esos sentimientos que no nos agradan, nos encuentran desprevenidas y pareciera que somos indiferentes, cuando en realidad nos duele el corazón tanto y tan profundo que no puedes expresarlo…

  14. Emily Says:

    Me alegro que no haya sido nada importante. Yo también creo que es mejor expresar el dolor, te lo digo por experiencia, de todo se aprende. Un beso.

  15. tomae Says:

    Zambu, Si es que aveces ni con tanto ruido, ni tanto silencio de ese, se oye todo y ¡sobran las palabras! … lo tendríamos de piedra o de hielo, ¿ no lo oyes? bum, bum, bum…”zambum” ¡si parece que explota! Vamos, no hace falta mucha luz de esa para ” verlo”…

    Me alegra que sólo sea un susto, …por cierto he visto algún video insertado en algún comentario…¿se puede? 😉

  16. zambullida Says:

    @ Caro: Exactamente, es un mecanismo de defensa pero estos mecanismos, como un día me explicó un psicólogo, no son más que estructuras de comportamiento neuróticas o algo así. Hay que protegerse, pero de otra manera.

    @ LAMBERTUS: TIENES MUCHA RAZÓN. UNAS VECES LA BOCA SE NOS LLENARÁ DE RISAS Y OTRAS LAS LÁGRIMAS SE DESLIZARÁN INCESANTES POR LAS MEJILLAS ¡HAY QUE EXPRESARSE!

    @ isabella: Y en mi caso, dada mi gran capacidad de abstracción (la que, por otra parte me ayuda a escribir), esa indiferencia mía irreal se acentúa.

    Por cierto, me pasa lo de siempre. Cuando pincho en tu nombre para acceder a tu blog, me resulta imposible.

  17. zambullida Says:

    @ Emily: Sí, gracias a Dios, todo ha quedado en un pequeño susto. De todo se aprende, de todo.

    @ tomae: Puedes insertar vídeos en tus comentarios, ¡faltaría más!

  18. guelgar Says:

    La verdad es que reprimir el dolor es algo que te puede hacer mucho más daño a uno mismo ,que beneficio,pero claro es difícil cambiar la forma de ser de un día para otro,pero yo lo cuento por mi experiencia a mi se murió mi madre,pero para mí fue un alivio el fin de una tortura de verla sufrir y ver que no podía hacer nada por salvar,y dos años antes cuando empece haber que no había nada que hacer me contenía las ganas de llorar al verla y me fue cogiendo como un peñizco en el corazón,como si me faltara el aire y las ganas de vivir,por eso hasta que no murió y la vi dejar de sufrir no me libere de esa presión ,y hasta que no lloré y me libere ,no me empece a sentir bien ,hasta que no pensé que mi madre no me querría ver triste ,y lloroso siempre,por eso pensé que tenía que alegrarme y dedicarse lo ella ,por que se que ella sufriría mucho si me viera que sigo triste por su ausencia,por que ella no morirá nunca mientras este yo vivo por que siempre la recordaré.

  19. FRAN Says:

    Hola, Zambullida:

    Ante una noticia que atañe a la salud de un familiar o un amigo muy cercano a nosotros reaccionamos así instintivamente, o sea que tu reacción ha sido muy natural. A veces es difícil vencer esos miedos. Lo importante es que todo ha quedado en una falsa alarma.

    Gracias por compartir tus sentimientos con nosotros, y por visitar mi blog, querida amiga. En efecto, se me pasó citar a C. S. Lewis, a Tolkien y a otros muchos ingleses que se convirtieron al catolicismo, como Alec Guinness. Creo que nos dan muchas vueltas en muchas cosas, no sólo en la fe.

    El otro día fui al cine a ver Bright Star, la peli sobre la vida de Keats, y me acordé de aquel post que publicaste con sus versos… La peli está bien, muy poética y hermosa, pero tal vez demasiado larga para mi gusto.

    Besos, Zambullida

  20. zambullida Says:

    @ guelgar: Tendemos a reprimir las emociones por muchas y variadas razones. Una de ellas es para complacer a los que nos rodean, pero uno, antes de nada, tiene que ser uno mismo aunque ello conlleve torrentes de lágrimas. Me alegra que, al final, pudieras liberarte. Tu madre está viva, sólo que ahora vive en otro sitio.

    @ Fran: Yo también fui a ver “Bright star”. También la encontré un pelín larga. Sólo se la recomendaría a fanáticos de la literatura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: