¡Ruidos!

Estos meses he pasado muchas horas en diferentes cafés de la ciudad en busca del ansiado acceso a Internet. Antes solían ser sitios tranquilos; la música de fondo, de haberla, era suave y apenas perceptible y uno solía encontrarse con gente leyendo un libro o pergeñando un poema. Ha habido grandes escritores que han trazado buena parte de su obra en tabernas o en cafetines. Ahora, el ruido lo invade todo y uno se encuentra con mil pantallas de televisión, a cual más grande, desprendiendo toda suerte de reclamos y sonidos. Si a esto se añade esa música estridente que tanto se estila y que mi ignorancia me impide clasificar, el resultado es un desbarajuste tal que a uno sólo le entran ganas de apagar el portátil y salir corriendo antes de someter a sus neuronas a un castigo semejante. Es como esa música atronadora que ponen en algunos bares de moda: uno sale aturdido y estoy convencida de que algunos, de tanto exponerse a este estrépito informe, acaban hasta perdiendo materia gris. El ruido lo invade todo. Parece como si esta sociedad tuviera miedo de hablar y para acallar los miedos, las frustraciones,  los deseos y las penas se flagelara los tímpanos con el fin de alejar de ella toda posibilidad de reflexión. Ahora mismo escribo desde un Cyber en el que las voces de los clientes se mezclan con el zumbido que emiten las megapantallas y la camarera, ante mi asombro y mi enfado, acaba de poner un CD de Michael Jackson.  Jacko se ha ido y ha dado paso al automovilismo, mientras en otra pantalla se televisa un partido de fútbol. Es de locos.

Anuncios

15 comentarios to “¡Ruidos!”

  1. winnie0 Says:

    Ay mi querida Zambullida cada vez me molestan más los ruidos, las músicas estridentes…..pago con gusto por estar en un café tranquilo…..por observar al mundo girar a mi alrededor..y analizar la vida cuando toca sin volverme loca……Un beso enorme

  2. tomae Says:

    Zambu, es importante que leas esto, espero que sigas en ese cyber, aprovecha es el momento…no temas, todo irá bien, confía en mi (perdona el atrevimiento de pedirte que confíes pero si lo haces conseguirás algo que estas buscando)…levántate, ponte encima de la mesa, así con estilo…escoge uno de tus pies, colócalo con suavidad encima de la pantalla (con suavidad), no se vaya a estropear (tu pie claro), el otro pie que no has escogido que pise fuerte encima de la mesa no vayas a caer… Coje aire, todo el que puedas, hincha tus pulmones, y…y sobre todo no rías, estropearías el invento; alguien te observará, no te importe tu ya conoces la gente que merodea estos cybers quizás más de uno te prestará atención…

    Es el momento, Zambu, tienes todo el aire disponible que has podido inhalar…Ahora…Con el mejor de tus gritos, que apague todo ese ruido di, te lo digo en mayusculas para que suene más contundente.

    ¡¡¡¡¡ ALGUIEN SABE COOOOOMO SE INSERTAAAA UNA FOTITO PARA QUE SALGA CUANDO COMENTO EN EL BLOG DE TOMAEEEEEEEE !!!!!

    En estos cybers suele haber gente con conocimientos informáticos, seguro que alguno de por allí estará encantado de enseñarte, yo lo haría…Zambu. Si te da un poco de corte hacer todo eso, me avisas que vengo…y hago el pino y grito eso A VER SI SE PONER FOTITOS CUANDO HAGO UN COMENTARIO EN WORDPRESS… (sería como petición pero al revés, por eso lo de hacer el pino)

    Pues eso, si sirve esta nuez, igual alguien de por aquí nos ayuda. Feliz Sabado Zambu!

  3. ana Says:

    Pues creía que esto de los ruidos… sólo me aturullaba a mí… Ufff… yo no puedo con los puf… me fastidia infinito terminar una estupenda en un sitio con tanto ruido… pero al final, es inevitable. Todo el mundo quiere ir de copas… todo el mundo, menos yo.

    ¿Por qué?… me pregunto para mis adentros… y a la segunda ronda, lo normal es que a mi ya me pille en casa. De la primera es muy difícil escabullirse.

    Un besazo, este sí, muy, muy ruidoso… jajajajaja.

  4. Claudia Ibañez Says:

    yo siempre me pregunto: con el maravilloso invento de los auriculares donde cada quien es libre de atormentar sus oídos como les plazca…por qué esa invasión a los míos de prepo???!!! Y vos te espantás por los cafés…pues acá se han sumado los celulares con musiquita, con lo cual no se puede viajar ni en subte, bus o tren tranquila y además, mucho jóvenes y no tanto invierten sus sueldos en buffers para el auto con lo que los convierten en un pub ambulante a cualquier hora del día (sí, varias veces a la semana me despierto porque por la calle pasa un chiquito con su auto y su música a todo lo que da), así que me solidarizo e identifico con tu reclamo y lo hago mío zambullida…un abrazo silencioso

  5. Ernesto Says:

    Tapones para los oidos, desgraciadamenbte es la única solución. Los auriculares no sirven, a pesar de que los lleven suelen estar tan altos de volumen que el “crsscrsshcrsssh pumpum racapum crisshcrissssh” es aún peor que la misma ¿música? que oyen.

    Ánimo y busca un hotel con wifi, te puedes conectar en el baño público.

    Besos (sin estruendo, silenciosos)

  6. Emily Says:

    A mí también me molesta el ruido que hay en algunos sitios, supongo que será la edad porque hace años no me importaba. Cuando vas a tomar una copa y tienes que dar gritos para hablar con el de al lado, no lo soporto. Muy original la foto, me gusta. Un beso y ánimo !! que ya queda menos.

  7. Novalis Says:

    Completamente de acuerdo contigo,vivimos en un país de gritos iracundos,cuanto más ignorante es una sociedad más grita,no nos engañemos no es para no escucharse a si misma (esto no es más que un juicio complaciente)sino para no escuchar a quien tiene algo que decir.Por otro lado no se si sabes que puedes conectarte a internet gratis por espacio de una hora(creo) en cualquier centro cívico.Te garantizo ausencia total de ruido

  8. María Rosa Says:

    ¡Es un espanto!Pareciera que con tanto ruido se persiguiese tapar los pensamientos,acaso sea un problema de soledad,la gente busca el ruido para sentirse acompañado,cuando la mejor compañia la mayoria de las veces eres tu mismo.
    En las bibliotecas públicas,se disfruta del silencio y hay internet.Un beso

  9. zambullida Says:

    @ Winnie: Cada vez nos lo ponen más difícil a los amantes del silencio. Siempre quedan sitios, pero hay que rebuscar.

    @ tomae: Me estoy desternillando con tu comentario. Me temo que hace más de 24 horas que dejé aquel infernal café. No voy a poder llevar a la práctica tu interesante sugerencia, porque ya no necesito ir a ningún Cyber ¡¡Ya tengo Internet en casa!! ¡Milagro, milagro! Cuando me arme de coraje , entro en uno de esos foros ( me ponen de los nervios, no entiendo la mayoría de las respuestas; la tecnología es una de mis muchas asignaturas pendientes) y planteo nuestras dudas. Ya te contaré ¡Feliz semana!

    @ ana: Aunque parezca increíble, uno puede ir de copas a lugares tranquilos. Aquí, en mi ciudad, lo tengo ya muy estudiado. Incluso ayer hice un nuevo descubrimiento. Cuando vengas a verme, te llevaré.

  10. zambullida Says:

    @ Claudia: Aquí lo de los celulares ( en Europa los llamamos móviles) también es infernal. En mi ciudad, aquellos que van en el coche con música estridente y a todo volumen son, si les pilla la policía, multados. Una fantástica ordenanza.

    @ Ernesto: La pena es que justo ayer hice un descubrimiento magnífico, pero demasiado tarde. Ya me he trasladado de domicilio y dispongo, afortunadamente, de acceso a Internet.

    @ Emily: Sí, yo creo que lo de la edad también influye. Antes nos metíamos en cada tugurio… y tan contentas. Ya estoy donde tú sabes.

  11. zambullida Says:

    @ Novalis: En España se habla muy alto y se grita mucho. Gracias por tu sugerencia, pero ya, gracias a Dios, no me hace falta.

    @ María Rosa: Tienes razón: el ruido proporciona la idea ilusoria de estar acompañado. Conozco a muchos que tan pronto llegan a casa encienden la TV, aunque no la vean. Hay demasiada soledad en esta sociedad nuestra. Hay también demasiada irreflexión.

  12. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    COMO ESTOY MEDIO SORDO TAMBIEN , NO ME MOLESTAN, PARA VER LA TELE UTILIZO AURICULARES Y TELESCOPIOS, NO MOLESTO A NADIE, Y AQUI NO PASA NADA. YO EN UN CYBER DE ESOS ME LLEVARIA LOS AURICULARES QUE UTILIZO EN EL ORDENADOR Y ASI ME INHIBIRIA DE TODO, UN ABRAZO ZAMBULLIDA

  13. Lisset Says:

    Yo soy la tonta de los auriculares y el iphone con música, voy a todas partes con ellos si no encuentro el silencio que busco, así que voy a la compra con ellos puestos escuchando lo que más me gusta, camino con ellos, hago colas y olvido salas aburridas de espera, mientras cierro los ojos o pierdo la vista en un punto que me permite… o las noches en el que no encuentro con qué soñar, en fin, me evado con la música ante el ruido sin compás de la multitud. Besos.

    • zambullida Says:

      A mí, en cambio, me horrorizan los auriculares. Prefiero la música ambiental, aunque a veces resulte desagradable; otras, por el contrario, me sorprende con hermosos sonidos inesperados que me hacen amar más la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: