En busca de reposo

Preferiría estar durmiendo, pero los nervios me lo impiden. Esta tarde he sabido que el próximo domingo podré regresar a mi antigua residencia y abandonar, al fin, este infierno, este lugar en el que el dolor se ha paseado a sus anchas durante dos interminables meses ocupando todas y cada una de las estancias, de suerte que las paredes, aunque luzcan impolutas, tienen el alma desollada a fuerza de contemplar desdichas. La noticia no sólo me ha aliviado sino que me ha disparado la hiperactividad cognitiva de modo que pensamientos de toda índole  bombardean mi mente sin descanso ¿No podrían darme una tregua?, ¿no podrían por una noche abandonarme a fin de mecerme en las nubes que pueblan los sueños?, ¿no podrían ausentarse también las pesadillas? Me esperan tres días agotadores. Temo  castigar a mi espalda y a mis pobres cervicales e intuyo que precisaré de varios viajes. Necesito estar en forma, necesito descansar.

Esta mudanza mía será temporal. Más adelante, habrá que buscarse alternativas. Pensemos, no obstante, en el hoy porque vivir en el mañana carece de sentido puesto que impide disfrutar del ahora, lo único que, por otra parte, tenemos. Además, ¿para qué residir en un tiempo que ni siquiera existe? Sólo atesoramos la certeza del presente, donde, por otra parte, no se sufre sino que se absorbe cada instante.

Mi ánimo golpeado volverá  a exhalar frescura y muy pronto se cubrirá de las fragancias otoñales, aunque ya hace días que, por nada y por todo, tengo el rostro engalanado de sonrisas ¡Qué rara es la vida!

P.D.: Aunque no haya podido publicarlas hasta hoy, debido a mis dificultades para conectarme a Internet, estas líneas fueron escritas anoche, de madrugada. Por cierto, acabo de enterarme, después de trasladar parte de mis enseres a mi nueva morada, que mi partida podría postponerse hasta el jueves. En fin…

Anuncios

15 comentarios to “En busca de reposo”

  1. winnie0 Says:

    A por ello Zambullida….Recuperarás esa frescura….besos

  2. joaquinsarabia Says:

    Puede suceder que viajemos y pongamos muchos kilometros de por medio y de momento descubramos que han viajado con nosotros en nuestro equipaje en entre nuestro pelo ésos enemigos que creiamos haber dejado atrás.
    Es el relato de una huida ¡quizás inevitable!.
    Muy bien relatado. 🙂 .

  3. Novalis Says:

    El otoño es una época “engalanada” de sonrisas si sabemos mirar las cárdenas hojarascas que nos regala.Aprender a mirar nos hace hermanos de la vida.Tu eres afortunada miras, con tu corazón y no con tus ojos.

  4. GvA Says:

    ¡Enhorabuena!

  5. ana Says:

    Mudanza. Cambio. Incertidumbre. Quizá la sonrisa te venga por todo lo que se va a quedar atrás. Y por todo lo que está por venir. No deja de ser atractivo, a pesar del esfuerzo emocional y físico que toda mudanza siempre conlleva.

    Un abrazo inmenso.

  6. Ernesto Says:

    Te lo has ganado. No sabes lo que me alegra leer esto, se ve que el otoño te trae por fin la calma , el descanso y el sosiego que necesitabas. No pienses en nada, simplemente pasea y dejate llevar por la vida cotidiana.

    Besazo de enhorabuena.

  7. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    BONITA REFLEXION Y ME DA ESPERANZA DE QUE VUELVAS A ESCRIBOR COMO CUANDO TE CONOCI EN LA RED Y ME APABULLASTE CON TUS POSTS, ESPERO QUE SEA MUY PRONTO COMO TU EXPRESAS, RECIBE UN FUERTE AVRAZO ZAMBULLIDA

  8. María del Carmen Rodríguez de Arce Rubira Says:

    Querida amiga, todo camnio es bueno, es renovarse, es ver la vida diferente, el otoño es un gran cambió, se caen las hojas de la tristeza, para luego brotar las flores de la alegría.

    Con muchísimo cariño, tu amiga de siempre,

    María del Crmen

  9. Holle Frank Says:

    Que regreses en tu apartamento con el buen animo que haya tus lectores que aprecien lo que escribas.

  10. zambullida Says:

    @ Winnie: ya noto cómo la frescura va invadiéndome…

    @ Joaquín: No creo que en mi caso sea una huida. Cuando uno escapa de algo, sin antes solucionarlo, se vaya donde se vaya le acabará persiguiendo aunque se vaya a Nueva Zelanda; en eso coincido contigo. Este caso, creéme, es bien distinto. Gracias por estar ahí.

    @Novalis: Sí, miro con el corazón, pero a través de los ojos. Ese mirar mío trae muchas complicaciones; uno muchas veces vislumbra lo que no quisiera ver. Otras, en cambio, te permite ir más allá y adentrarte en los recovecos de los otros de suerte que descubres belleza, perote topas también con mucho dolor contenido. Seguiremos hermanándonos con la vida.

  11. zambullida Says:

    @ GvA: Gracias, gracias. De todos modos, como ya comenté, es un arreglo temporal.

    @ ana: El esfuerzo emocional será más llevadero, aunque necesitaré cambiar el chip; en cuanto al físico, es de aúpa. Ayer me pegué buen palizón. Soy demasiado nerviosilla y en vez de dosificarme, lo quiero hacer todo de golpe. Tuve que tomarme medio relajante muscular. Luego tras la siesta, me fui de copas ¡Hay que aprovechar los últimos días en la ciudad!

    @ Ernesto: Lo mejor, como tú dices, es dejar que la vida fluya y te lleve a donde te corresponde. Forzar las cosas no suele funcionar. Gracias por el besazo ( me he ruborizado, ¡ja,ja,ja!) y por tus buenos deseos. Seguro que los dos disfrutamos de este otoño. Seguro.

  12. zambullida Says:

    @ LAMBERTUS: GRACIAS, AMIGO, GRACIAS. AQUÍ SEGUIREMOS POR EL MOMENTO.

    @ Mª del Carmen: Me gusta lo que dices. Todo camino es bueno, aunque a ratos se haga cuesta arriba y nos pese hasta el alma. A mí la caída de las hojas en vez de tristeza me llena de alegría (adoro el otoño) y hasta me carga las pilas. Besos desde España.

    @ Holle: En realidad me mudo a una casa en el campo, no a un apartamento que es donde he estado viviendo durante el verano. En cualquier caso, al menos al principio, habrá poco tiempo para escribir. Tengo que revisar un manuscrito para enviarlo a un concurso literario. Lo he ido postponiendo porque en mi actual domicilio me resultaba imposible trabajar.

  13. sunsi Says:

    Me alegro de la mudanza. Volver de nuevo … aunque parece que no es definitivo. Bueno… Nómada por una temporada, Zambullida. Llegará ese momento mágico que te permitirá echar raíces… Llegará. Ojalá conserves esta sonrisa …
    Un beso, querida Zambullida.

  14. María Rosa Says:

    La paciencia todo lo alcanza….
    ¡Todo llega,chiquitina,disfruta de este momento mágico!

  15. zambullida Says:

    @ sunsi: Llevo ya mucho tiempo de nómada, así que con tanto traslado siempre acabo perdiendo algo. Eso sí: la cabeza, de momento, sigue en su sitio ¡Qué ganas tengo de echar raíces!, ¡qué ganas! Gracias, muchas gracias.

    @ María Rosa: Todo llega, claro que sí. Hay, además, un montón de cosas esperándome, mucho mejores que aquellas con las que he contado hasta ahora. Creer es crear.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: