Consejos gratuitos

Durante estos días he aprendido varias cosas. Una, la  más dolorosa, que estoy sola: aun cuando estuviera agonizando en una cama, ningún miembro de mi familia vendría a verme. Ellos son así y, según parece, no tienen visos de cambiar. Ese abandono acentúa aún más mi  soledad, mi precariedad, con las que convivo desde hace lustros y a las que, de momento, no puedo esquivar. Dos: hablar de mí lo menos posible, especialmente con aquellos que, poco acostumbrados a adentrarse en el otro, dan consejos gratuitos y juzgan con la misma dureza con la que se enjuician a sí mismos. De eso sé yo un rato y no me gustaría volver a las andadas. Soy quien soy, y no quien los demás quisieron  que fuera. Guardaos vuestras frustraciones; a mí no me hacen falta. Por fin, puedo hablar de ello, porque el dolor se ha ido disipando, pero durante días  he ignorado el dichoso correo para no alimentar mi congoja.

P.D.: Pese a todo, S. me ha llamado varias veces. Si no hubiera tenido boda, habría estado aquí conmigo. Por cierto, acaba de irse y me ha dejado un hermoso ramo de margaritas en un recipiente azul.

Anuncios

19 comentarios to “Consejos gratuitos”

  1. winnie0 Says:

    Pero si es que eres una luchadora…Animo besos

  2. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    HAY VECES EN LA VIDA QUE NOS DA ESA SENSACION, OTRAS AL CONTRATIO, TODO DEPENDE CEL COLOR DEL CRISTA CO LO QUE MIREMOS LA SITUACION, LO QUE DICES ES COMUN A TODOS LOS MORTALES EN DETERMINADOS MOMENTOS, TU YA ESTAS CUMPLUENDO CON TU OBLIGACION Y ESO ES LO QUE DEBE PREOCUPAR, TODO LO DEMAS SON AÑADIDOS Y SENSACIONES

  3. zambullida Says:

    @ Winnie: Más que luchadora soy superviviente. Gracias. Besos.

    @ LAMBERTUS: MI OBLIGACIÓN, SI ES QUE SE PUEDE LLAMAR ASÍ, ES EXPRESAR LO QUE LLEVO DENTRO. Mi OBLIGACIÓN, AUNQUE ODIO LA PALABRA EN CUESTIÓN, ES ESCRIBIR.

  4. sunsi Says:

    Ah…Zambullida… Esas varas de medir que hay cierto personal muy propenso a sacarlas en cuanto pueden… Hacen daño aunque quieras evitarlo, ¿verdad?

    A veces no queda otra que taparse los oídos o no leer. No siempre una está suficientemente fuerte como para resistir.

    Un beso con todo mi cariño

    • zambullida Says:

      No siempre hay mala intención detrás de esas barras de medir, pero aún así duelen, duelen mucho. Lo que he hecho, hasta ahora, es no leer. Gracias por pasarte por aquí, estoy al tanto de tus muchas ocupaciones. Un fuerte abrazo.

  5. Claudia Ibañez Says:

    Para mí, los conflictos con la familia dolerán por siempre…por hechos, por omisiones, por carencias sufridas…aunque nos neguemos a verles la cara de por vida, el rechazo y la ausencia hieren sin que podamos hacer nada por eso. Creo que reconocer que nos duele, que nos gustaría que fuera diferente, es lo más sano, pues de ahí se arranca para ir amainando el sentimiento, desde el hueco que queda…uno puede ir construyéndose más fuerte. Los lazos que uno va tejiendo (y que debe ir cuidando) con amistades…son nuestro apoyo afectivo, nuestro contacto con el amor humano, aunque irremediablemente estemos solos, pues nadie puede vivir y decidir por nosotros (por fortuna)…así entonces, si la crítica no viene de quien nos quiere y nos cuida y pone énfasis en no lastimarnos: qué te importa lo que digan!!!
    Vos te definís como una sobreviviente: orgullo debe darte eso!…y experiencia para lidiar con toros necios que solo aprenden que no lastiman cuando son ignorados…UN GRAN ABRAZO…y sacá fuerza de esas margaritas!

  6. Antonio Says:

    Nunca me han gustado los moralistas, aquella gente que quiere encarrilar a los demás, hacerles pasar por el aro, dictar normas que acaten, con el fin de subyugar su voluntad, anular su caracter, esa gente frustrada que desea que los demás también lo sean y así ejercer su pequeña parcela de poder dentro de cualquier colectivo sea familiar o no.
    Amo los librepensadores aquellos que con ser como son tienen la facilidad de crear en cualquier disciplina.

  7. laverdadnoshacelibres Says:

    No estás sola princesa, aquí está tu sapo más leal.

  8. Scarlett Gabriel Says:

    Saludos!! he visto tu comentario en mi blog (forsaken-tears.blogspot.com) y solo quería decirte que al final he sentido la necesidad de volver a escribir en él… Gracias por tu comentario, porque me ha empujado a seguir escribiendo… en breve iré publicando más cosillas que espero que te gusten, y gracias una vez más por opinar positivamente sobre mis escritos, de verdad que me ayuda bastante… Por otra parte, y respecto a este entrada en la que te escribo, solo decirte que, por un lado, intentes hacer filosofía de la Soledad y que por otro, aceptes la pequeña compañia que esta humilde alma pueda aportarte… Muchas gracias por todo y hasta siempre!!

  9. zambullida Says:

    @ Claudia: Dices bien: estamos irremediablemente solos: nacemos y morimos solos. En este caso la crítica viene de alguien a quien aprecio; si no fuera así, no me hubiera dolido tanto. En cualquier caso, todos, de un modo u otro, hacemos daño. Es inevitable. Sacaré fuerzas, como siempre, y seguiré adelante. Pase lo que pase, sobreviviré. Gracias por los ánimos, amiga.

    @ Antonio: La persona que me ha dado consejo, aun sin haberlo yo solicitado, no pretende subyugarme ni mucho menos anularme; es cualquier cosa excepto manipuladora. Sin embargo, sí que conozco a alguien de mi entorno que encaja muy bien con el perfil que describes. A ese alguien es al que temo más que al nublado.

    @ laverdad: Gracias, sapo, por recordarme que soy una princesa; todas las chicas lo somos.

    @ Scarlett: ¡Qué nombre más cinematográfico tienes! Me alegra que hayas retomado tu blog. Gracias por comentar y por brindarme tu compañía. Saludos.

  10. Isabel Says:

    Son malos tiempos para la lírica, pero tú, no sé cómo, la haces nacer con cada palabra. Un abrazo enorme, no te rindas, Zambullida

  11. chrieseli Says:

    No estás sola, nos tienes a nosotros. Siempre serás bienvenida en mi casa y cada uno de los personajes de mis historias te darán un recibimiento a su modo, pero cariñoso y sincero.
    No estás sola, te tienes a ti misma y los hermosos sentimientos que has volcado en esta bitácora. Me has conmovido y te mando un abrazo apretado desde este lado del planeta 😉

  12. María del Carmen Rodríguez de Arce Rubira Says:

    Querida amiga,
    Todos sabemos, que núnca hacemos caso de consejos, cuando yo estuve muy triste y deprimida, todos me daban miles de consejos, los hacian con mucho cariño, solo trataban de consolarme, de disminuir mi gran dolor, pero lamentablemente no lo lograban.

    Es que nadie sabe realmente lo que uno tiene en el alma, el dolor, la tristeza, la soledad son muy personales, están grabadas con fuego dentro de uno, uno tiene que crear su propio consuelo,

    Con muchísimo cariño desde Perú

    María del Carmen

    • zambullida Says:

      Precisamente hoy he estado pensando en las veces en las que he dado consejos gratuitos, en las que me he metido en la vida del otro sin saber. Si hay alguien a quien haya herido, le pido desde aquí mil perdones. Creo que esta experiencia me va a enseñar a ser más cauta. Como bien dices, Mª del Carmen, uno tiene que crear su propio consuelo, buscar nuevas ilusiones, aceptar la realidad y seguir adelante, siempre adelante ¡Ánimo, amiga, ánimo! Un fuerte abrazo.

  13. ana Says:

    “Soy quien soy, y no quien los demás quisieron que fuera.”

    Supongo que esto te ha llevado a una lucha de titanes, y que ha tenido también como consecuencia mucho sufrimiento. Pero eres tú. Y eso es lo que únicamente importa.

    Tú.

  14. Teófilo Amores Mendoza Says:

    Ha pasado algo más de un año desde que escribiste este post. Quisiera, de corazón, que lo que dices al principio, que estás sola, sea una sensación que haya desaparecido. La soledad física no implica, necesariamente, “estar solo”. Conozco algún eremita que viva en absoluta soledad, pero nunca está solo. Y no por la presencia de Dios (a veces “avasalladora”), sino porque en su corazón estamos muchos y él está en muchos corazones (como el mío). La soledad física es un mero accidente. Nunca una categoría. Tú, Zambu, hoy no estás sola.

    • zambullida Says:

      Gracias, Teo, gracias. He tenido que autorizar tu comentario porque me has entrado con un nombre de usuario distinto y el blog, como es lógico, no lo reconoce.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: