Tengo a la muerte en casa

Ayer mi padre decidió venirse a vivir conmigo, al menos durante el mes de julio. Pasé una tarde muy angustiosa. La convivencia es siempre difícil, sobre todo si uno lleva lustros viviendo solo, como es mi caso; pero las dificultades crecen si ese nuevo inquilino aparte de habitar, se destruye delante de tus narices, día tras día. Hace tiempo que dejé de juzgarlo porque si yo estuviera en su lugar, haría lo mismo que él; razones no le faltan. Hay días en los que, para sobrevivir, necesitaría drogarme o beber hasta perder la consciencia. No lo hago porque ahogo mis penas nadando y rezando. Es Dios quien me sostiene, el que permite que, pese a todo lo vivido, siga viva. Sé que hay muchos que no creen en Él; yo, en cambio, no puedo dejar de hacerlo porque Él me salvó de la muerte y me sacó del infierno en el yo vivía.

Ayer la muerte estuvo en mi casa, quiso llevarme con ella, pero no pudo.  Aquí estoy estremecida y llena de contracturas, pero viva; no las tengo todas conmigo, empero. Ayer también supe que una amiga se iba este verano a NY. Sentí envidia, porque yo, en vez de visitar museos, contemplo cómo mis seres más queridos se fustigan y se arrancan cada día un pedacito más de carne.  Sólo les quedan los huesos y la mayoría están quebrantados, porque se los han ido también rompiendo uno a uno de suerte que van arrastrándose. Este verano, en vez de viajar, lucharé con rosas marchitas y hojas de ciruelo para que la muerte no me lleve con ella, porque no me toca todavía, aunque no sé si podré hacerle frente porque mi cuerpo, de tanto combatir, está también maltrecho y necesita descanso.   También ayer descubrí que el mes de agosto tendré, me guste o no, que abandonar esta casa. Vivamos el aquí y el ahora. Tal vez antes de que concluya el mes, todo se solucione y no tenga que trasladarme, después de todo.Tal vez una vez más se obre el milagro. No tengo adonde ir.  Una amiga me decía que todo cuanto me ocurría se debía a que mi vida estaba fluyendo y yo me alegro por ello, pero preferiría que por un tiempo se estancara. Sólo un poquito.

Anuncios

16 comentarios to “Tengo a la muerte en casa”

  1. joaquinsarabia Says:

    Nuestros padres nos dan la vida y pueden también arrebatarnosla. Las negruras de la vida las creamos entre todos y no las podemos controlar, sólo vivirlas siempre con la esperanza de poder digerirlas.
    Tienes la tristeza de la Poetisa.

  2. flor de mayo Says:

    Recuerda que tu eres la hija y él es el padre. Y el mejor regalo que le puedes hacer es cuidar de ti misma, primero.
    A veces el fluir le rompe a uno los esquemas pero confía, que en la confianza está el sostén y no siempre es como uno se lo imagina.
    Te mando un abrazo inmenso.

  3. Kairos Says:

    Caray Zambullida tú si que te codeas con gente importante… 😉

    Creo que debes trazarte una estrategia, un plan…. convence a la Muerte de que se quede en esa casa ruinosa. Todos los días tu escribirás una entrada para ella que podrá leer por internet. También podrá distraerse marchitando lentamente el jardín o acelerando la agonía de la propia casa. Tan entretenida estará con tus entradas que un día, sin darse cuenta, la propia casa se le caerá encima. Entonces sobre las cenizas de la casa edificarás un bonito hogar y replantarás el jardín…

    Todo cambio también es la oportunidad de ir hacia algún lugar mejor. Sigue viviendo con esperanza.

  4. winnie0 Says:

    Sólo sé decirte que desde que los míos(padres) me dejaron….sólo les extraño. Cuando se “van definitivamente” es muy duro….pero lo que cuentas también. Mucho ánimo Besos

  5. marmara deniz Says:

    Yo creo que deberías aprovechar y disfrutar de tu padre todo lo que puedas. Cuando ya no esté, ahí si que te vas a sentir mal de verdad y sin vuelta atrás. A lo mejor os podéis ayudar mutuamente. Piensa que le puede sentar muy bien disfrutar de ese jardín tan bonito, y de esa casa en ruinas… Te quejas de la soledad, pero cuando alguien se va a instalar contigo, te agobias. Todos necesitamos tener nuestro propio espacio, pero es muy agradable poder compartir las cosas con alguien. Creo que te imaginas todo peor de lo que en realidad va a ser.

  6. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    OLVIDATE DE LA MUERTE, CARAY CON LA MUERTE, COMO SI NO HUBIERA OTRA COSA EN QUE PENSAR. LO DE TU PADRE ME PARECE MUY BIEN QUE ESTE CONTIGO ESE MES, SERA QUE DIOS ASI LO HA DECICIDIDO Y POR ELLO LO QUE DEBES DE PREGUNTARTE EL PORQUE, ¿SERA ALGO IMPORTANTE QUE TE VA OCURRIR?, SERA ALGO QUE TU DESEAS FERVIETEMENTE, EL TIEMPO LO DIRA. BESOS ZAMBULLIDA, TU AMIGO LAMBERTUS ESTA CONTIGO

  7. zambullida Says:

    @ Joaquín: Tal vez no podamos controlar las negruras, pero sí evitar que ellas nos controlen a nosotros. Gracias.

    @ flor de mayo: Ya se ha ido, así que este asunto está, en principio, solucionado. Queda otro, el más puñetero.

    @ Kairos: Estoy trazando una estrategia, aunque es un poco diferente a la que tú planteas ( tu idea es estupenda, pero, en mi caso, no funcionaría). Gracias por los ánimos, por ponerte en mi pellejo y por no juzgarme, es algo a lo que no estoy habituada.

    @ Winnie: Gracias, amiga. Ánimo a ti también. Ya me contarás qué tal te va.

    @ marmara: Cada uno vive su hª como puede, como buenamente puede. Gracias por participar.

    @ Lambertus: Dios ha cambiado de opinión: mi padre se ha ido. Gracias por tu apoyo.

  8. putoheterosexual Says:

    Fuerza querida! que Dios aprieta pero no ahorca y soy partidario que nunca se nos da más de lo que podamos soportar. Todo cambio es por algo, le sirve a uno. Nunca es fácil pero hay que afrontar como se pueda, las fuerzas vienen siempre de algún lado.
    Arriba el ánimo.
    Leo que tu padre se ha ido, bueno ves, quizás era solo un amague. Hay que ser positivo lo más que se pueda, ya dice la frase “tu lo haz creído, tu lo haz creado”, uno atrae lo que se merece y piensa. Lo mejor para vos!

  9. Lisset Vázquez Meizoso Says:

    Admito que por mucho que quiera a mis padres, no quiero volver a vivir con ellos. Cuando vienen de visita y están más de una semana en casa, me vuelven loca directamente. También es cierto que les echo de menos por muchas razones distintas, si es que somos así, pero es verdad que yo necesito mucho mis ratos de soledad, el que nadie me critique a cada paso que doy… aún cuando lo haga “con la mejor de las intenciones”… en fin, que leo que tu padre ya se ha ido. Espero igualmente que le vaya mejor de como le va ahora mismo.

    Sobre lo de tu casa, me dejas preocupada… y a la vez, siento que puedes aprovechar esta oportunidad y dirigir tus pasos por nuevos senderos, pero que no sean muy estrechos si es posible y te dejen respirar. Si no encuentras dónde descansar por esos caminos ni quien te tienda una mano, recuerda que estamos aquí.

    Un abrazo.

  10. Emily Says:

    Ánimo!! todos pasamos malas rachas pero te aseguro que pasan, ya verás como dentro de unos días ves las cosas de otro color y todo se soluciona, seguirás en tu casa, con tu jardín, tus flores, tu grifo estropeado…..No te vengas abajo y sigue luchando por tu sueño. Un abrazo muy fuerte.

  11. ana Says:

    Siento silencio en mi alma. No me salen las palabras.

    Y quisiera estar cerca, no ser sólo unas palabras virtuales, el otro lado simple de una pantalla.

    (…)

    Un abrazo.

  12. zambullida Says:

    @ puto: Tienes razón: hoy me noto un poquito más ligera y menos ahogada. Iré poco a poco recuperando la fortaleza. Gracias por tus ánimos. Lo mejor para ti también. Un fuerte abrazo desde este ya caluroso verano.

    @ Lisset: También yo espero que a mi pobre padre le vaya mejor. Quizás haya también para él un nuevo amanecer y una nueva vida. Depende de él. Gracias por tu ofrecimiento, muchas gracias.

    @ Emily: Aquí sigo, que no es poco. En cuanto me recupere un poco, volveré al ataque. Gracias. Un puñado de besos.

    @ ana: Te lo creas o no, siento tu cercanía. 🙂

  13. María del Carmen Rodríguez de Arce Rubira Says:

    Querida amiga, que rápido olvidamos cuando eramos niños y nuestros padres se desvivían por cuidarnos. Mi padre falleció cuando yo tenía 9 años, era mi ídolo, me decía que era su pricesa, ya que la reyna era mi madre, estudié abogacia porque mi padre fue abogado, y aún recuerdo todo lo que me contaba de su infancia, de su España querida, fue el que creó el amor a la lectura, y mi cariño al Quijote de la Mancha.

    Mi cariñoso consejo es que aproveches cada minuto junto a tu padre, dile que te cuente anecdotas e historias de su juventud, la experiencia y sabiduria que proporcioban los años son muy especiales. La vida es corta, Dios con su gran sabiduria te lo ha mandado en este momento, dicen que Dios “escribe derecho con lineas torcidas”, aprovecha a tu padre, mientras lo tengas con vida.

    Con el gran cariño que ya te tengo, te deseo mucha suerte.

  14. PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE) Says:

    Uff, lamento ambos escenarios (el presente y el futuro) y esperemos que se vayan solucionando (por lo que leo en los comentarios, estás un poco repuesta del primer golpe).

    Otra cosa no podría decirte en este momento. Me siento como un espectador de tu situación a través de tu ventana electrónica. Sólo deseo que sus vidrios se aclaren para traer un futuro más promisorio.

    Saludos y suerte!
    PLPLE

    • zambullida Says:

      Bonita exresión: “Sólo deseo que tus vidrios se aclaren para traer un futuro más promisorio” OJalá. ojalá, aunque ahora necesito más un milagro que otra cosa. Menos mal que los milagros existen. Saludos, amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: