Ilusiones perdidas

Como ya he comentado aquí en alguna ocasión, viví durante largos años en las  tinieblas. Fueron años llenos de desespero, de destrucción, en los que hasta la esperanza huyó despavorida; la espeluznó el panorama y, además, yo no hacía sino espantarla con mis malos modos, con mis patadas y puñetazos. El mundo que me rodeaba me resultaba tan hostil que no podía sino huir en busca de un refugio que me cobijara y que, de paso, me proporcionara un puñado de excusas para no afrontar la vida porque ésta se me antojaba insufrible. Un buen día, sin embargo, decidí tomar las riendas, pero ya no sabía cómo manejarlas; lo había olvidado y tuve que aprender de nuevo, empezar de cero. Mereció la pena, pese a que a ratos el dolor me rasgase el alma; era, por añadidura,  un dolor salvaje, violento, cruel y no había forma de domeñarlo, pero fue poco a poco  atenuándose, suavizándose y sus embestidas ya no me dejaban cicatrices, como antaño. Ahora, incluso durante los días malos, la luz siempre brilla, aunque a ratos no la vea, y hoy mismo, aunque casi no ha parado de llover y el cielo haya estado encapotado, ha permanecido encendida y aquí la tengo junto a mí, chisporreteando y susurrándome palabras de amor porque sabe que me siento sola y que esta soledad mía está empezando a socavarme y no quisiera que mis cimientos volvieran a tambalearse. No importa que de nuevo toquen lágrimas.  Se me ha ido una ilusión, en la que sin quererlo había puesto algunos sueños. Surgirá otra, la verdadera, la que a mí me toca, y no esas imaginarias que me fabrico para hacer la soledad más llevadera, pero habrá, como siempre, que seguir esperando, y aceptar la espera. Sigue lloviendo: el sol me acaricia mientras lloro y eso que ya hace unas horas que anocheció. Conforme entraba en casa, he mirado hacia arriba y he visto a la luna guiñarme un ojo.

Anuncios

15 comentarios to “Ilusiones perdidas”

  1. Equipo de Hesiquia blogs Says:

    Belleza de post y sobre todo el sentimiento de esperanza inquebrantable que trasunta. El sol ya no se pone en tu alma amiga.

  2. El lugar de la Presencia « Hesiquía Says:

    […] Ilusiones perdidas […]

  3. Holle Frank Says:

    Para contar una historia que ya me ha pasado. Envite mi marido de hacer un viaje por unos dias en barco, ida y vuelta de Venecia a Ephesus. El tuve su cumpleanos de 70 anos. Por aquel viaje no solo quisieramos visitar aquellos sitios tan importantes aunque en respecto al S. Pablo pero als mismo tiempo tomar clases del tango con un pareja argentina , maestros del tango que ya conecemos desde have un tiempo. Practicamos el tango desde hace unos anos.
    Llegamos en Venecia el 1 de junio solo para enterarnos que el nave ya habia salido dos dias antes y que yo me habia confundido con la fecha de la salida. No solo todas las ilusiones flotando en el mar tambien el dinero…Una historia que trata de una desilusion relativa ….

  4. Emily Says:

    ¡ Que bonito! No sé que decir, simplemente precioso. Un beso muy fuerte, nos vemos pronto….

  5. lambertus cegatus Says:

    PUES LA VERDAD QUE ME HAS DEHADO “PASMAO”, ES UN RELATO DE UNA TERNURA INMENSA, QUE TE BRILLE EL SOL SIEMPRE Y QUE LA LIONA DE GUIÑE EL OJO CADA NOCHE AUNQYE ESTE NUBLADO, UN ABRAZO

  6. flor de mayo Says:

    Precioso.
    Ayer recibía esta reflexión de una Amiga “aunque no sepamos nada de la vida, ella lo sabe todo de nostros; tansolo tenemos que confiar y dejar de preocuparnos, ella nos guiará de una manera o otra”
    Un abrazo

  7. NYC,1989 Says:

    ojala todo el mundo puediera en este momento leer tu escrito. seguro que ayudaria a muchas personas que tambien se encuentran solas o tristes, o simplemente con las vidas vacías. ha sido precioso, me ha encantado. te superas dia a dia. pronto tu nombre será conocido ya lo verás, estoy segura. un besazo

  8. zambullida Says:

    @ Hesiquia: Eso espero, que el sol nunca más se ponga en mi alma y que respire y transpire siempre luz, aun cuando los acontecimientos de la vida me descoloquen ¡Gracias por el enlace !

    @ Holle: De las decepciones y desilusiones surge siempre un nuevo amanecer, más bello, más intenso y también más acorde con nuestros verdaderos deseos, ésos que a veces ni siquiera conocemos. Me ha hecho gracia lo del tango; un día, cuando nos conozcamos, me haces una demostración, okay?

    @ Emily: Gracias, muchas gracias. Me gusta que estés ahí, me gusta mucho. Nos vemos pronto.

    @ Lambertus: Yo te deseo otro tanto; días soleados bajo la lluvia y guiños cómplices de la luna.

    @ flor de mayo: Preciosa reflexión. La clave está en la confianza; sin ella, estamos perdidos; con ella, en cambio, llegamos a cimas muy altas. Te mando una ráfaga de los aromas nocturnos de mi jardín.

    @ NYC: Gracias por tus ánimos, por tu aliento y por todos esos besos cibernéticos; aunque no lo creas, me llegan. Tengo el presentimiento de que algún día estas palabras mías llegarán a más gente. Ya sabes que creo en los milagros y me da la impresión de que tú también estás empezando a creer en ellos. Me debes, por cierto, un ramo de margaritas.

  9. Isabel Says:

    Ah, Zambullida, lo que se está perdiendo el mundo sin conocerte… Quieran los hados que algún cicerone sabio se haga con tu mano, la que escribe, y te haga llegar hasta el más lejano lector. Un beso

    • zambullida Says:

      ¡Gracias, Isabel! De todos modos, durante este tiempo, ese deseo largamente acariciado ha ido perdiendo intensidad, lo cual no quiere decir que haya desaparecido, pero ahora es más tranquilo, más sosegado. Parece que he acabado acostumbrándome a la espera y desarrollando esa paciencia que tanta falta me hacía. Llegará en el momento adecuado

  10. Holle Frank Says:

    si, lo hare!

  11. Antonio Says:

    Precioso, como siempre lleno de tanta sensibilidad y ternura, me encanta.besos

    • zambullida Says:

      Gracias, Antonio. Si te soy sincera, a veces preferiría liberarme de toda esta sensibilidad, porque, a veces, no me da sino disgustos. Tendrá que ser así.

  12. Lisset Vázquez Meizoso Says:

    Ay, ay, que suerte haber conseguido que el sol siempre esté en tu cielo, aún cuando el día esté nublado y encima ahora te ligas a la luna también… si es que lo puedes todo… yo quiero ser de mayor, como tú. Eres muy tierna, tanto que el dolor tiene que hacerte unas heridas terribles y aún así, sigues peleando…Me alegra que la desesperación haya huído esta vez de tu vida, en vez de la esperanza.

    • zambullida Says:

      No me idealices, Lis; yo no puedo con casi nada y cualquier cosa me hace venirme abajo, pero tengo la manía de aferrarme a la esperanza porque durante muchos años viví en la desesperanza y allí, te aseguro, se vive muy mal. Tienes razón: el dolor me desolla viva, pero ahora estoy aprendiendo a vivirlo, porque antes huí de él. El dolor, al fin y al cabo, forma parte de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: