Celebraciones II

M. ha conseguido en el último momento una entrada para el partido entre el Inter de Milan, su equipo favorito, y el Bayern  Munich, aunque para llegar al Santiago Bernabeu vaya a tener que cruzarse media España. Le sobran casi 24 horas, así que, tras aterrizar en Gerona, alquilará un coche, dejará atrás Madrid y se adentrará en Castilla. Llegará aquí el viernes al mediodía y quiero tener todo preparado y ser, como mínimo, tan buena anfitriona como lo fue él  conmigo. Me temo que hasta la escritura va a tener que ser postpuesta porque hay demasiadas cosas que colocar y mucho que limpiar. Comeremos  en un restaurante ( está al tanto de mi falta de pericia culinaria), haremos un poco de turismo y al día siguiente, tras el almuerzo, volverá a Madrid. Serán pocas horas, pero lo pasaremos bien. Hablaremos, supongo, en español porque en inglés me siento incapaz de hacerlo; tenemos, además, demasiadas cosas que decirnos y la agilidad, en este caso, es esencial. Estoy muy contenta y, lo curioso, también tranquila. Lo peor: las agujetas de la limpieza.

Anuncios

13 comentarios to “Celebraciones II”

  1. LQPONS Says:

    UN CONSEJO SI ME LO PERMITES, DISFRUTA, COMPARTE Y VIVE

  2. NYC,1989 Says:

    disfruta de tu amigo y me alegro mucho que estés tranquila y no te preocupes por la casa, la tienes bien y los hombres en general tampoco son tan tiquismiquis. se fijaría mucho mas en el polvo acumulado si fuera tu suegra la de la visita, ahí si que te digo que tendrias un problema. un besote

  3. GvA Says:

    Mucha suerte en tu ‘cita’…

  4. GvA Says:

    ¡Perdón! He enviado antes de la cuenta…
    Me alegro del cambio que se ha producido respecto al contenido de hace algunos días…
    Saludos.

  5. zambullida Says:

    @ Lamberto: Lo intentaré, pero estoy tan cansada de tanto limpiar que no sé si mañana voy a tener fuerzas. De momento, no puedo dormir, pese a estar derrengada.

    @ NYC: Me he preocupado por la casa. He hecho más de lo que mi cuerpo aguantaba, ya sabes que es enorme, y ahora estoy tan molida que ni dormir puedo.

    @ GvA: Y yo me alegro de tenerte aquí. Gracias.

    @ Giancarlo: M. es sólo un amigo al que no he visto en los últimos cuatro años. Estará aquí unas horas y luego se irá. Tal vez tengamos que esperar otros cuatro años o incluso más para volver a vernos.

    @ Emily: Repito, M. es sólo un amigo. Quizá al escribir los “posts” haya trasladado una imagen que no se corresponde con la realidad.

    @ ana: A mí también me encantaría, cuando tenga mi propio hogar, recibir gente en casa. Desgraciadamente, ésta no es mi casa; si lo fuera, no estaría en estas condiciones y podría disfrutar mucho más. Seguro que eres una anfitriona extraordinaria.

  6. Giancarlo Says:

    Mucha suerte eh, como me dijistes los trenes siempre hay, es solo esperar tener fuerzas para saltar sobre el, esperemos eso eh

    Saludos

  7. Emily Says:

    Te noto mucho más contenta, será por la visita de tu amigo. Me alegro que estés bien y ya nos contarás que tal ha ido todo, ah!! y como te dije en otro comentario ponte guapa, nunca se sabe……

  8. ana Says:

    Esperando a un amigo.

    Creo que es uno de los tiempos en que más se disfruta, a pesar de esas agujetas. A mi me encanta cuando vienen amigos así, a quedarse unos días. Preparo todo con enorme satisfacción, pensando en lo que puede venir bien después de un viaje largo, si vienen con niños o no, y pienso en las cosas que pueden necesitar o simplemente que les puede apetecer..

    Me gusta recibir a mis amigos en mi casa. Es más, la casa hasta parece mejor, más alegre. Y no me importa entonces limpiar, nada, ni cocinar… es cuando íncluso estas labores más me gustan. Y la casa, así, usada, entonces te regala todo su esplendor.

    Cuando vienen mis amigos.

  9. ana Says:

    Bueno, yo también he vivido en casas que no eran mi casa… que no tenían gran cosa… pero he comprobado que la casa siempre eres tú, sea como sea… y lo sigo comprobando.

    Mi casa tiene lo mínimo aún. No me da para más. Y se está muy bien en ella… 🙂

    Estoy segura de que a tu lado, tomando un café en una taza azul, al lado de tu ventana rota y con tu conversación me sentiría en una casa.

    Es así de sencillo.

    Un abrazo.

    • zambullida Says:

      Gracias, Ana. Si vienes a mi casa, te reservaré la taza azul, pero te advierto que no tengo cafetera y que utilizo café soluble; a los muy cafeteros les horroriza, a mí, en cambio, me encanta. Eso sí: soluble “a la crème”. De todos modos, se podría hacer de puchero, ¿no?

  10. ana Says:

    A mi si es en una taza azul… me dá igual cómo sea el café.
    🙂

    Y si es al lado de una buena conversación… como si no hay café.

  11. Emily Says:

    Ya sé que es solo un amigo, era una broma lo de “nunca se sabe”. Espero que lo hayas pasado bien y que no tardeis tanto tiempo en volveros a ver. Desde luego el tiempo os acompañó, que día más bonito. Un beso.

    • zambullida Says:

      Fue un día bonito, aunque el calor, a mi juicio, era excesivo. Por la noche, afortunadamente, refrescó. Algún día, cuando Dios quiera, volveremos a reencontrarnos. Disfruta del fin de semana. A ver si un día tú también, antes de que llegue el verano, vienes a verme: podríamós dar un paseo por la urbanización… Ahora, además, apenas hay gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: