Creer es crear

Alguien lleva meses repitiéndome esta frase con la que he titulado esta entrada: «Creer es crear». Un chileno, Santiago Pando, la ha convertido en su filosofía de vida y sus anhelos, aquellos contra los que la razón y las mentes sensatas se rebelaban,  han  pasado de ser sueños a ser realidad. Algo parecido me viene a mí ocurriendo desde hace ya un año, o tal vez más. Conseguí un coche nuevo, contra todo pronóstico, y he disfrutado de una plaza de garaje gratis en la ciudad durante siete meses. En este mismo espacio, desgrané una larga lista de deseos. Hasta la fecha he logrado: la radio y la depilación por láser, la cámara digital va en camino ( me la va a regalar C., de la que hablaba en «Bálsamo»).

Tras la piscina y las compras, fui a casa de M. a felicitarla; ayer cumplía años. De camino, me fijé en un  reloj  que marcaba 2 grados. Con el entusiamo en el cuerpo, tras la natación y la cancioncilla, pensé que el termómetro se habría estropeado  y que quizá el uno se hubiera fundido.  2 grados en mayo, tras varios días casi veraniegos, me parecían imposibles; 12 grados resultaban más razonables. Llegué a esa casa que retraté en «Ensueño» y me encontré a la familia al completo reunida en torno a la mesa del comedor. M. estaba pintando junto a la ventana y, para evitar salpicaduras, tenía la madera cubierta con un hule, J., su marido, estaba haciendo ejercicios de matemáticas ( le relajan; hay quien se machaca en el gimnasio y hay quien, como él, prefiere resolver problemas que a mí, dicho sea de paso, se me antojan terroríficos), C., su hija pequeña, ultimaba los deberes y M., el adolescente, que quiere ser escritor, estaba encerrado en su habitación, tal vez pergeñando historias, mirando a las musarañas o leyendo , porque ahora le ha dado por devorar libros. Me pareció entrar en un mundo de ensueño y me hubiera gustado tener una cámara para captar el momento. Una escena familiar que, de seguro, se repite cada tarde en muchos hogares pero que yo nunca he vivido, por eso me pareció como de otro mundo y me invadió un profundo sosiego; una atmósfera tan cálida y acogedora que parecía irreal. Mientras comíamos pistachos,  tuve la ocasión de charlar con su marido. Hablamos de letras.   A ambos nos gusta la literatura norteamerica y sentimos especial predilección por Emily Dickinson, a la que ya he citado muchas veces en este espacio. Le comenté que, en cuanto pudiera, me haría con un ejemplar de sus poemas en una edición bilingüe que sacó Lumen hace unos años. Para mi sorpresa, apareció con él bajo el brazo y lo puso sobre la mesa. Me lo prestaba, pero me daba apuro llevármelo. Ya hace tiempo que ni presto ni pido libros prestados; las malas experiencias. Pasamos a la cocina, cenamos y seguimos conversando. Eran ya casi las 10 de la noche. Me levanté, cogí mis cosas y cuando ya me disponía a abrir la puerta, J. se dirigió a mí:

— Tu cumpleaños ha sido hace poco, ¿verdad?

— Sí, el miércoles pasado.

—Entonces no tienes que devolverme el libro. Te lo regalo.

Me abalancé sobre él y le planté dos besos. Entretanto, M. me metía en el bolso el último ejemplar de la revista «Hola».  Lo confieso: me chifla. No la leo, excepto alguna entrevista suelta, los titulares y los pies de foto, pero me encantan las fotografías, y me relaja tanto… Únicamente me salto las páginas dedicadas a famosillos de tres al cuarto, en su mayoría personajillos del mundo de la televisión a quienes ni siquiera conozco. Cuando me pongo con ella, acompañada de pipas y, según la hora, de una cerveza, un refresco o un café, desconecto los teléfonos y la dedico toda mi atención. Es mi momento.

El caso es que salí de allí con E. Dickinson, con mi «Hola», cuya portada está dedicada a la novia del Príncipe Guillermo de Inglaterra, que aparece con un vistoso atuendo rojo, y con gran alborozo. Iba tan emocionada que ni el frío sentía.

P.D.: También a Dios le he pedido en reiteradas ocasiones, aparte de un coche, una amiga. Creo que M. es esa amiga que tanto anhelaba ¡Es increíble lo mucho que tenemos en común! Y como veo que esto de pedir tiene sus frutos, ahí van  mis nuevos deseos, que se suman a los que todavía no he logrado alcanzar, pero alcanzaré: una olla nueva, una rejilla para cocer verduras al vapor, un par de sartenes antiadherentes porque las mías da lástima verlas y han dejado ya de cumplir su función, un alma caritativa que me arregle la tubería de la pila de la cocina, para no estar todo el día vaciando el «tupper» enmohecido y fregando el armario de los estropajos, y una plaza de garaje gratis.

Anuncios

10 comentarios to “Creer es crear”

  1. Jaimemarlow Says:

    Justamente hoy quien tú ya sabes me la acaba de decir…
    Bonita frase, pero no sé si creéremela. Si no fuera por la razón… ¿dónde estaríamos?

  2. LQPONS Says:

    AMIGA MIA, LA REALIDAD SUPERA A VECES LA FICCION, UN ABRAZO

  3. putoheterosexual Says:

    Muy buen video, mucha razón en lo que decís! Tu lo has creído, tu lo has creado, no sólo aplicable a lo material. Somos tan completos que nuestra mente puede generar cosas inimaginables, buenas o malas, eso está en cada uno.

  4. zambullida Says:

    @ Marlow: Te aseguro que no tengo a la razón abandonada en el cajón de los objetos inservibles y aunque sea muy visceral, hago mucho uso de ella (eso se aprecia muy bien en mis escritos, por ejemplo). Sin embargo la fe no sólo no es incompatible con ella, sino que ambas se complementan. Sin sueños, ilusiones, sin fe la vida sería una tortura. Además, lo tengo comprobado, si deseo algo firmemente, algo bueno, lo acabo consiguiendo de un modo u otro; eso sí: unas cosas tardan más que otras, pero no importa, todo tiene sus tiempos. Es un alivio saber que no todo depende de mis esfuerzos ni de estrujarme la mollera, un gran alivio.

    @ Lambertus: La realidad siempre supera a la ficción y es mucho más interesante.

    @ puto: Tenemos todos los ingredientes para ser felices y, si no lo somos, es muchas veces por esa falta de fe, de esperanza, de confianza y por el miedo a desear. Somos tacaños con nosotros mismos. Me alegra que te haya gustado el vídeo y gracias, como siempre, por comentar.

    @ Giancarlo: Sólo hay que desear y, por supuesto, confiar. Nada más.

    @ mario: Gracias, muchas gracias. Me alegra verte por estos lares, hacía tiempo que no aparecías. Es cierto: la forma de narrar delata mi estado de ánimo.

  5. Giancarlo Says:

    Que bien por ti eh, felicitaciones siempre hay luz al final del tunes

    “cuando un sueño muere es por que se ha hecho realidad” (Mago de Oz-Hoy toca ser feliz)

  6. mario de Cristo Salvador Says:

    Muy bien pintado el clima, el de quién escribe y aquello que percibe. La escena de la familia imperdible. Me sucede últimamente que asisto a tus posts como quién recorre una muestra de pinturas. Es curioso, porque sin querer se me ha deslizado la atención al modo en que lo escribes. Me parece que además de gustarme, siento mas tu estado según el estilo que según el contenido.
    Un abrazo en Cristo.

  7. inspiracion1971 Says:

    Es un post muy hermoso. Como todos los que escribes. Me has recordado al libro “El Secreto”, no lo he leido entero, pero si a trocitos.
    Pienso que la vida nos trae momentos de diferentes colores, y debemos de ser positivos, ante la misma circunstancia, la positividad nos mostrará una salida.

    Un beso.

    🙂

    • zambullida Says:

      No he leído “El secreto”, ni lo he hojeado siquiera; no me llama la atención, la verdad. A mí esta filosofía me está funcionando y deparando muchas, muchas sorpresas.

      Gracias por pasarte. BS.

      • inspiracion1971 Says:

        Es un placer visitarte y leer tus post. Todos son profundos, escritos directamente desde el corazón, y tienen un fondo de luz.
        Me he fijado en tu avatar, parece una edelweis, que como el amor, espera en algún lugar recóndito y prácticamente inaccesible a que alguien la descubra para llevársela a casa.

        Un beso grande.

        🙂

  8. zambullida Says:

    Mi avatar es un copo de nieve, inspiración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: