Dudas

Desde “Ensueño” parece haber transcurrido una eternidad y eso que lo viví el jueves por la noche y lo escribí al día siguiente. Precisamente, el viernes, a eso de las siete de la tarde, salí a dar un paseo por los campos que circundan mi casa. Me empapé de cielos rasgados por temorosas nubes, como azoradas por irrumpir en el azul de las miradas, y de espléndidos campos de gramíneas que por su verdor y perfección parecían irreales y, por un momento, me recordaron a aquel paisaje de Windows que antaño solía aparecer como fondo de pantalla. En el camino de vuelta recogí flores, amarillas y blancas, y me hice con un buen ramo que apenas podía  abarcar con una mano. Para alcanzarlas, tuve que rozar alguna espiga. Al llegar a casa, y después de distribuir las flores en cuatro recipientes (sólo a uno de ellos puedo calificarlo de jarrón), me vi una pequeña erupción en la mano derecha y noté picores. Me tomé un antiestamínico para evitarme males mayores ( la última vez que me aventuré entre las espigas, tuve un molesto sarpullido, que me recorrió gran parte del cuerpo, durante más de quince días). Cené y estuve un rato donde mi prima. Luego, ya en casa, hice unos estiramientos; tenía las lumbares cargadas. Me iba a la cama, pero en el último momento y en contra de mis costumbres, encendí el ordenador ¡Maldita la hora! El blog andaba manga por hombro. Todo el ensamblaje, la parte que vosotros no véis, donde yo escribo, se había desconfigurado de suerte que ni publicar una entrada podía. El asunto me angustió y apenas pude pegar ojo. Al día siguiente seguíamos igual, aunque con alguna mejora, y hoy otro tanto de lo mismo, pese a que, a base de truquillos, se pueda trabajar en él. Este incidente me ha dado que pensar.  Tal vez este blog se merezca, por fin, un final. Su confección me resultó muy complicada y ahora, que, tras meses de lucha, había logrado dominarlo, o al menos en lo esencial, todo vuelve a empezar. He pasado dos malas noches y si no he escrito no ha sido por falta de tiempo o por desgana, sino porque sólo me salían lágrimas. Ayer me pasé el día llorando a cuenta de esta historia y de un desencuentro con un compañero de WordPress.  No sé, no he tomado una decisión al respecto. Prefiero esperar a que pasen unos días; estoy demasiado sensible a causa de esos cambios hormonales que aquejan a las mujeres cada cierto tiempo. Sin embargo, cada vez le voy encontrando más peros a esta historia que yo emprendí, a diferencia de otros, con un objetivo concreto, aunque entonces ni yo misma fuera consciente de ello, porque este espacio nunca fue un fin en sí mismo, sino un medio.

P.D.: Llevo ya dos intentos. A ver si esta vez logro publicar el texto.

Anuncios

9 comentarios to “Dudas”

  1. Holle Frank Says:

    Si, Zambuilla , se deja leer tu texto sin problemas, no hay ninguna confusion en la aparencia. Ademas se siente tu iritacion y tu tristeza.
    Las flores todavia se quedan en tu habitacion?

  2. zambullida Says:

    @ Holle: Sí, tengo la casa invadida de flores. Además, acabo de encontrar un nuevo jarrón, así que pondré más y más flores. Gracias por estar ahí, amiga. Me alegro que no te costara entender el texto. Un abrazo.

    @ Lambertus: Gracias por los cumplidos. El asunto es un poco más complicado: no es una cuestión del ordenador sino de WordPress. Ha debido de haber algún problema y ha afectado a algunos usuarios, entre ellos a mí, ( me alegro que a ti no te haya tocado). Están intentando resolverlo; son profesionales y no se desentienden de los usuarios. Estos días he estado viendo las cosas un poco negras y se me ha metido en la cabeza que no recuperaré jamás mi blog.

    @ Alena: Gracias, muchas gracias. No abandonaré o, al menos, no por el momento. La verdad es que ahora vero las cosas de otro color. Estaría encantada de participar en tu revista: tengo varios artículos, amén de un montón de relatos, sin publicar. Ya hablaremos. Y…, ¡bienvenida a mi blog!

    @ flor de mayo: Como siempre, me alegra tu visita. Cada vez que decoro la casa con flores, me acuerdo de ti. Me da la impresión de que no voy a poder ir al campo en los próximos meses ( la alergia hostiga con fuerza), pero ya me las apañaré para “robar” algo por los entornos.

    @ Nick Dickens: Gracias por la aportación, muchas gracias.

    @ Emily: Por el momento, sigo aquí. Descuida: no me volveré a meter por los trigales. Todavía me pica todo.

    @ Isabel: Gracias, amiga. Abandonaré cuando lo crea necesario, pero como tú bien dices, aunque por aquí dentro todo ande del revés, no me gustaría que fueran los problemas técnicos los que firmaran mi acta de defunción. Entretanto, trataré de convivir con este blog loco, en el que los botones te llevan a los lugares más insospechados. Por cierto, me ha alegrado saber de ti.

    @ PLPLE: Es una frase bonita y útil. Sin embargo, hay montañas que no merecen ser escaladas por el coste que conllevan. Si por afrontar un nuevo reto, me voy a dejar la salud en el intento es porque ese reto no me conviene. Lo que a uno le parece sencillo a otro inalcanzable y viceversa.

  3. LQPONS Says:

    VOMO ES POSIBLE QUE DESPUES DE GOZAR CON TUS ESCRITOS EN TU MARAVILLOS BLOG, PRETENDAS ABANDONAR Y PRIVARNOS DE ESOS MOMENTOS EN LOS CUALES NOS TRASLADAMOS ATRO UNIVERSO, LOS ORDENADORES SON ASI, YO TENGO TRES Y ME HA TOCADO REMOZARLOS CON SU SISTEMA OPERATIVO, PERO SIGO ADELANTE.
    TU DEBES HACERLO IGUAL POR TUS LECTORES, ADELANTE PUES.

  4. alenarterevista Says:

    Me llamo Alena Collar y acabas de estar en mi Revista. Quiero agradecerte los comentarios que has hecho en ella; decirte que coincido contigo completamente en tus opiniones sobre los premios literarios, e invitarte a enviarme algún texto tuyo para insertarlo en próximos números. Los únicos requisitos son que deben ser no publicados-en red tampoco- y figurar con tu nombre y apellidos reales.
    Felicidades por el blog. Ni se te ocurra abandonar…

  5. flor de mayo Says:

    Eres libre de hacer lo que quieras con tu blog amiga, a veces uno necesita un respiro y otras esperar a que se le pase el enfado.
    Celebro que llenes tu casa con flores sobre todo esta semana…
    Te mando un abrazo!

  6. Nick Dickens Says:

    Evidentemente, con tantas miserias en este blog, ya es hora de la eutanasia. Dadle la última unción de los enfermos y orad por que no resucite como zombie ni sus órganos gangrenosos sean transplantados a blogs sanos.
    Te lo rogamos dulce Señor.

    Amén

  7. Emily Says:

    No nos dejes…. Recuerda : no tienes que cumplir las expectativas de nadie, pero sigue aquí, aunque no escribas todos los días. Y cuidate, no te metas por los trigales. Un abrazo.

  8. Isabel Says:

    No dejes que la tecnología te venza, sin embargo tú eres la dueña y señora de este espacio y eres libre de disponer de su apertura, cierre temporal o definitivo. Tengo que decirte que si nos abandonaras, lloraríamos hasta las lágrimas pero también te respetaríamos profundamente. Un abrazo

  9. PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE) Says:

    “Después de escalar una montaña muy alta, descubrimos que hay muchas otras montañas por escalar.” (Nelson Mandela)

    😉

    Saludos
    PLPLE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: