¡Bendita realidad!

He regresado a la realidad de la que me había ausentado para habitar en una estancia tenebrosa, como todo lo irreal, y desprovista de cualquier viso de esperanza. Si uno acepta lo que tiene, lo que es, no precisa de más y aquí estoy en mi pequeño paraíso derramando lágrimas de gratitud. Corre una brisa fresca que obliga a llevar chaquetita a la sombra y los días, así, son más hermosos, aunque apenas uno pueda zambullirse en la gélida piscina. No obstante, ayer antes del crepúsculo, me di un baño señorial, mientras el sol doraba las copas de los árboles y encendía fachadas en sus últimos suspiros. Cielo claro e impoluto, agua fría; no podía dejar de contonear brazos y piernas, de sentir cómo los músculos se relajaban y tensaban a un tiempo. Salí tiritando y regresé a casa envuelta en un viejo albornoz y con ganas de templar el cuerpo en la ducha. Han vuelto la lectura, la pasión por las pequeñas cosas y ese sentir que todo, aunque a ratos se me antoje siniestro, es perfecto. He meditado conforme una brisa me rozaba como una tibia caricia; el corazón se ha encendido y la llama se ha extendido hasta coparlo todo. Armonía, descanso, sosiego y agradecimiento por las dádivas recibidas, por ese libro que va abriéndose paso lenta y firmemente. El martes un profesor jubilado me hablaba de la posibilidad de convertir «Carta a Hedda y algunos cuentos» en lectura obligada para los alumnos de Bachillerato de un colegio de Valladolid. He sabido también de una bibliotecaria que va a sugerir a la autoridad pertinente la idoneidad de que los diferentes pueblos de la provincia cuenten con un ejemplar de mi primera publicación. Un periódico nacional, La Razón, ha cobijado en su sección cultural una reseña sobre la misma. Ni la he leído ni he podido aún dar con ella; sólo sé que quien la escribió lo hizo impulsado por el entusiasmo que le suscitaron las páginas de este extraño libro mío. He lavado el albornoz y lo he puesto al sol durante largas horas, para blanquearlo. Hace falta uno nuevo como tantas otras cosas… Todo llegará. Todo. Las hormigas, ajenas a mi existir, recorren sin descanso las baldosas del cuarto de baño.

About these ads

24 comentarios to “¡Bendita realidad!”

  1. Explorador Says:

    Claro que sí…y bendita tú, por luchar para que llegue a ser tan grata. Sigue haciéndolo. Un abrazo :)

  2. mercedesmolinero Says:

    Estás feliz y todos los que te seguimos también lo estamos.
    La pequeña Hedda se abrirá paso, poco a poco, pero ira haciéndose un lugar en el mundo.
    ¡Felicidades!

  3. LAMBERTUS CEGATUS Says:

    DIOS NOS OIGA Y SE HATA REALIDAD LO DE LOS COLEGIOS Y BIBLIOTECAS, LO DE LA RAZO LO ESTOY INVESTUGANDO POR QUE TA TE DIRE ALGO, TE DESEO MUCHA SUERTE, TU ESFUERZO DEBE VERSE RECOMPENSADO, UN ABRAZO

  4. enlasnubes Says:

    Bienvenida entonces… al lado oscuro :)
    Feliz fin de semana!

  5. inspiracion1971 Says:

    Uhm, el baño en la piscina, nadar, hasta ser consciente de cada musculito que nos envuelve… es una sensación maravillosa. Me ha reconfortado leerte tan “vuelta a la vida”, con esa caricia de la brisa. Me alegro muchísimo de todos tus logros. Enhorabuena. Besos. :)

  6. Susana Says:

    Muchas felicidades. Lo importante es alcanzar tus objetivos, no el tiempo que tardes en ello. Un beso.

  7. joaquinsarabia Says:

    Con tu primer libro has abierto la puerta para el siguiente, y para poder ir expresando todo lo que llevas dentro y conseguirás comunicar en los siguientes libros, ¡¡todo un mundo nuevo!!.
    Un Fuerte Abrazo, Nuria :) .

  8. Ignacio Díez Says:

    Es para mi un privilegio poder comentar tu blog Zambullida. Personalmente siempre he creído que la evolución de cualquier artista culmina con la más absoluta depuración de su estilo, esto es de algún manera para los escritores, ceñir las palabras,o dicho de otro modo, hacer poesía. Tus escritos,son cada vez más poemas. Es un camino en el que podrías brillar, acaso más de lo que imaginas. Un abrazo

  9. mara Says:

    Precioso y esperanzador.

  10. diariodeunatreintaneradesubicada Says:

    Las cosas hermosas dan sus frutos y eso hace que haya ocasiones donde la felicidad invade todo. Me alegro mucho por ti!! Un abrazo

  11. Solsticio Says:

    Ese libro se merece eso y más. Ya lo verás!!

  12. Ana azul Says:

    Enhorabuena y muchas felicidades. Tu trabajo ha sido recompensado. Besos
    Ana

    • zambullida Says:

      Bueno, está empezando a ser recompensado, Ana. Este es sólo el comienzo, pues si se queda sólo en esto, pues no habríamos llegado a ningún sitio. Gracias.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 500 seguidores

%d personas les gusta esto: